GuidePedia

Prensa. Comunicaciones Leopoldo López/
Video Franklin Nieves:
Durante la tercera ronda de audiencias que lleva acabo la Organización de Estados Americanos (OEA), el ex fiscal del Ministerio Público, Franklin Nieves, detalló las irregularidades cometidas en el caso del líder opositor venezolano y preso político, Leopoldo López, y los estudiantes de la causa, Marco Coello, Cristian Holdack, Demían Martín y Ángel González.  Asimismo, aseguró que fue “coaccionado por superiores” para continuar el caso sin pruebas.

“Yo fui coaccionado por mis superiores. Con ocasión de la marcha del 12 de febrero de 2014, eso fue un miércoles, yo me encontraba en el estado Táchira. Me obligaron igualmente a trasladarme el lunes 10 de febrero para ese estado porque el ciudadano Leopoldo López iba hacer unas Asambleas de calle allá en el Estado. Sin embargo, el gobierno paralizó el vuelo en que él se iba a montar, no pudo abordar el avión (…) Me habían comisionado para  el Táchira con unos funcionarios del SEBIN, yo iba custodiado y obligado por estos funcionarios. ¿Cuál era la intensión de que yo me trasladara a ese estado si no había ningún tipo de delito cometido hasta ese momento? El director general, Joel Espinoza, me dice que yo iba estar preventivo en el estado Táchira a los fines de que si se cometía algún delito bien sea obstaculizando las calles, los funcionarios que me custodiaban aprendieran a Leopoldo López por cualquier hecho. A mí me pareció arbitraría esa orden, sin embargo, fui pensando que no ocurriría nada en Táchira”.
Relató que el 12 de febrero el general Manuel Bernal, director del SEBIN para ese momento, de manera arbitraria ordenó realizar las órdenes de aprensión contra Leopoldo López, Ivan Carratú Molina, Fernando Gerbasi  y  Carlos Vecchio. “Me dijo: necesitamos unas ordenes de aprensión, por instrucciones del número 1, Nicolás Maduro. En un papelito me entregaron los nombres y me mandaron custodiado por un funcionario del Sebin a realizar esto. Joel me comunica con la juez Ralenis Tovar y voy a su oficina con las órdenes de aprensión (…). Le digo a la juez no tenemos pruebas para estas órdenes de aprensión, no hay ningún elemento que vincule a estas personas con estos hechos. Me mando a callar, porque el funcionario del SEBIN está en la parte de afuera (…)”, explicó.

Nieves denunció, además, que el director de Delitos Comunes de la Fiscalía General para ese entonces, Nelson Mejía, ordenó a los funcionarios de seguridad de la institución no solamente mentir en un Tribunal sino de editar los videos de seguridad que fueron presentado como pruebas. “Observé en los videos  que desde el interior de la Fiscalía están arrojando bombas lacrimógenas, por esa razón la gente comenzó a correr y fue el detonante para que se arrojarán piedras contra la Fiscalía.  En el Ministerio Público jamás y nunca hubo incendio alguno. Sin embargo, ordenaron a estos funcionarios que declaren falsamente, que dijeran que usaron el extintor, que Leopoldo López hizo llamados a la violencia y que después que él se retiró comenzaron los enfrentamientos, luego fue demostrado en el juicio con la prueba que le permitieron a Leopoldo López que esto no fue así. A partir de aquí comienzan las arbitrariedades, no había elementos que vincularán a  Leopoldo ni a los estudiantes con esos hechos”.

Reconoció que las órdenes dictadas a jueces y fiscales para cometer estar arbitrariedades provenían de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, quienes a su juicio  “dominan todos los Poderes en Venezuela”. “Como no había como condenar a Leopoldo López comienzan más presiones contra los tres fiscales de la causa, nos designaron un grupo de fiscales y un periodista para la vigilancia, además del seguimiento de los funcionarios del SEBIN. Se evacuaron 124 órganos de prueba donde el Ministerio Público no logra demostrar la participación de Leopoldo López ni de los 4 estudiantes, sin embargo, la juez Susana Barreiros el 04 de septiembre prescinde de todas las pruebas que faltaban por evacuar y convoca al 10 de septiembre para dictar sentencia. Yo siempre llegaba temprano y hablaba con ella y me dijo: me llamó Diosdado para darme instrucciones de que no emitiera la sentencia el 04 de septiembre sino el 10, razonado a que Nicolás Maduro no se encontraba en Venezuela, estaba de gira en Rusia. Dictan sentencia el día 10 y 11 de septiembre y condenan a 3 estudiantes y a Leopoldo López. Esta orden fue cumplida cabalmente tanto por al Fiscal General, que giraba instrucciones a sus directores y a nosotros y por la juez Susana Barreiros”.

Nieves indicó que en Venezuela “ningún fiscal, ningún juez en los actuales momentos en Venezuela puede tomar una decisión de acuerdo a sus atribuciones de otorgar una libertad o realizar cualquier procedimiento sin el aval del Poder Ejecutivo venezolano. Además, con la detención de la juez María Lourdes Afiuni,  que siempre la llevaban esposada a los Tribunales, era una lectura para nosotros que como fiscales de no tomar ningún tipo de decisión que adversara al gobierno, porque sabíamos lo que nos iba a ocurrir. Esa falta de autonomía de la justicia es la que ha permitido que en Venezuela se utilice el poder político del Estado para criminalizar a quienes piensen distinto, la Fiscalía no escapó de esta realidad”.

Recordemos que la jueza Ralenis Tovar durante su intervención en la audiencia de la OEA el pasado  17 de octubre, admitió que firmó la orden de captura contra Leopoldo López  por órdenes superiores. “Yo fui amenazada el día que ordené la captura del ciudadano Leopoldo López. Ese día yo recibí una llamada de la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Gladys Gutiérrez, para decirme que me devolviera al recinto judicial porque me necesitaba para unas órdenes de aprehensión. Cuando llegué estaban una gran cantidad de funcionarios del SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia), DIM (Dirección de Inteligencia Militar) y Guardia Nacional además de 4 fiscales y ya tenían la carpeta con el caso de Leopoldo López”.

Tovar consideró que la justicia en Venezuela se ha convertido en un poder que actúa bajo las órdenes del Ejecutivo.  “En el caso de Leopoldo López hubo muchas irregularidades.  Por ejemplo, la audiencia terminó a las 12:30 de la noche de ese día, pero a las 10:30 de la noche, es decir 2 horas antes, ya Maduro había dicho por televisión que se había ordenado la aprehensión de López. Es decir, el Presidente ya había dado la orden”.
 
Top