GuidePedia

Prensa. efectococuyo.com
El nuevo proceso de diálogo anunciado por los voceros de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) el pasado 9 de noviembre ha provocado diferentes opiniones en la sociedad venezolana: mientras algunos se mantienen expectantes, otros consideran que no traerá beneficios al país.

¿Es posible la superación de la crisis económica, social y política del país a través de la negociación? ¿Cuál es la estrategia de los bandos políticos? ¿Es posible un proceso de transición en el país? El politólogo John Magdaleno respondió a estas interrogantes en un foro realizado en la Ucab sobre los derechos políticos de los ciudadanos.

Explicó que la principal tarea a la que se enfrenta la oposición “es que las autoridades (Gobierno) violan sistemáticamente las garantías constitucionales“. A su juicio, mientras se violenta el marco legal del país, el Gobierno también crea un dilema estratégico a la oposición. “Si siguen participando en elecciones, se pondrán más incertidumbres para crear desconfianza en el sistema. Y si no participan, también se cuenta con un repertorio preparado, como la legitimidad y control aún mayor de la administración pública“, afirmó.

Pero mientras el Gobierno pone disyuntivas en el camino a sus oponentes, Magdaleno especificó que la oposición tiene otro gran problema por delante: no hay consenso básico acerca de la estrategia para promover el inicio de la transición, “lo que disminuye la probabilidad de un cambio político“.

“Las transiciones no ocurren mágicamente. Es una acumulación de factores condicionantes, como presiones y amenazas creíbles. De lo contrario, no hay garantías para que el régimen se aparte”, dijo.

Precisó que las condiciones que presenta la MUD (Mesa de la Unidad Democrática) para ir al proceso de diálogo -como la renovación del CNE, magistrados del TSJ, respeto a la AN, apertura del canal humanitario y la liberación de los presos políticos— no serán cumplidas. “Es obvio que el régimen autoritario no se las dará. Se necesita una evaluación de las opciones factibles”.

Asimismo, cree que el primer paso que debe lograr la oposición es llegar a un acuerdo básico para definir una estrategia y buscar la fractura en la cúpula gobernante. “Mientras más se alejan de un consenso, más nos acercamos al establecimiento mayor del autoritarismo“.

“Vamos en camino a un totalitarismo”
Para Magdaleno, Venezuela no es una democracia, pues, para poder serlo, deben cumplirse las siguientes garantías: las decisiones gubernamentales deben estar respaldadas en la Constitución; elecciones imparciales; derecho a expresarse sin peligro a ser amenazado; la existencia de fuentes alternativas de información protegidas por la ley; el derecho de formar asociaciones y grupos con interés público; y la autonomía de una entidad política.

“¿Pero… nosotros cumplimos con esas garantías?”, se preguntó, a lo cual respondió que el Gobierno nacional solo cumple con una garantía democrática: la autonomía.

El politólogo define a Venezuela como un sistema donde se restringen los derechos civiles —como la participación política—, se busca la despotilización y desmovilización de los sectores sociales, y se aumentan los costos por vincularse en los asuntos públicos.

“Estamos en presencia de una aproximación seria hacia un autoritarismo hegemónico, del cual vemos un avance hacia un totalitarismo“, precisó.

¿Y cuáles son las características de un totalitarismo? Detalló que son la imposición de una ideología oficial, un partido dirigido por una única autoridad, una policía que implementa el terror, el monopolio de las comunicaciones y de las armas, así como una economía fuertemente centralizada y el sometimiento del orden legal hacia un bando.
http://efectococuyo.com/politica/john-magdaleno-sobre-transicion-sin-fractura-en-la-cupula-gobernante-nada-es-posible
 
Top