GuidePedia

Prensa. lanacionweb.com
Quince días se cumplieron en el mercado de Los Pequeños Comerciantes sin que se expenda carne de ganado vacuno, a causa de la regulación a la que ha sido sometido esta importante proteína animal por parte del órgano estatal Sundee, lo que ha generado la desaparición del producto, pues la mayoría de carniceros que viven de esta actividad alegan que no trabajarán a pérdida.

En los principales puestos de venta, estantes y mesones, este miércoles permanecían completamente aseados y sin los acostumbrados cortes que se exhibían antes de la regulación, panorama poco alentador para quienes se han visto en la necesidad de hacer un alto en sus actividades.

Carlos Valdivieso dijo que tras la decisión del Sundee de imponer la regulación de la venta de carne a manos de 20 mil bolívares por kilo: “Los carniceros tomamos la decisión de no matar más reses o comprar ganado, ya que de venderse un kilo de carne a ese precio, perderíamos más de 60 % de nuestra inversión, pues en pie nos toca que comprar por encima de los 20 mil bolívares, eso sin agregarle la pérdida que tenemos por la piel del animal, pellejos y piezas que no se pueden vender, ya que suelen ser desperdicios”.

Alertó igualmente el vocero que por el paro al que se han visto obligados a efectuar, “solo aquí en los Pequeños Comerciantes más de 80 familias no están llevando el sustento a los hogares, pues en quince días no hemos recibido ganado o sacrificado, ya que existe el temor que de un momento a otro vengan inspectores del Sundee a querer obligar a los carniceros a que se venda el producto a precio regulado; eso sería un descalabro y pérdidas millonarias para aquellos que han hecho fuertes inversiones.

Asegura igualmente Valdivieso que el valor del ganado en pie es superior en el Matadero Municipal al que quiere imponer el Sundee, por lo que afirma que para que los precios de la carne bajen, debe regularse desde los mismos corrales y sitios de beneficio o procesamiento.

Sólo patas y vísceras
La ausencia de carne vacuna contrasta con la presencia en los mesones de vísceras y patas de res, las cuales dicho sea de paso tienen un alto costo para quienes desean consumir este tipo de producto.

Cada pata de res o mano del animal es vendido a 15 mil bolívares por unidad, mientras que el kilo de callo era ofrecido entre 18 y 22 mil bolívares, cifra nada económica, tal y como lo declaró Cristina Sánchez, quien alega que hace algunos años este tipo de producto era prácticamente desechado y de bajo consumo:

“Una pata de res es puro hueso; y para poder comer bien dos personas, se deben por los menos preparar unas dos o tres. Son muy caras y no es un corte de primera, ya no se puede ni comer las vísceras, ya que los carniceros casi han nivelado los precios con los cortes de mayor demanda”.

(Pablo Eduardo Rodríguez)
http://lanacionweb.com/regional/mesones-limpios-y-sin-carne-en-los-pequenos-comerciantes/
 
Top