Estados Unidos celebra las artes escénicas con distinciones en el Centro Kennedy para las Artes.

Prensa. share.america.gov
Los artistas han enriquecido y dado forma a la vida cultural en Estados Unidos. Hace poco Estados Unidos celebró a cinco talentos extraordinarios por su ingenio e influencia. El secretario de Estado, Rex Tillerson, estuvo allí para felicitarlos.

“La expresión artística representa tal vez la forma más elevada de libertad de expresión; las palabras y los mensajes transmitidos por medio de la música, por medio de la danza, el contenido de las películas, la televisión, reflejan la sociedad libre que somos, incluso con nuestras muchos fallos”, dijo Tillerson durante la cena y ceremonia de premiación el 2 de diciembre en el Departamento de Estado de Estados Unidos en ocasión de la 40 celebración de las Distinciones del Centro Kennedy para las Artes. (Los ejecutivos del Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas, en Washington, eligen a los artistas galardonados cada año).

La expresión artística, dijo Tillerson, “cierra nuestras diferencias, celebra nuestra diversidad y nos acerca mucho más unos a otros como personas libres. Lamentablemente, en muchas partes de este mundo hoy, esas condiciones no existen. Los regímenes que son intolerantes con la expresión artística son intolerantes con la libertad misma”.

Los premiados por el Centro Kennedy para las Artes en 2017 proceden del mundo de la danza, la televisión y la música (Ritmo y blues, Pop latino y Hip-hop). Conozca algo sobre estos excepcionales talentos:

La compositora y cantante de origen cubano Gloria Estefan nació en La Habana, pero sus padres escaparon de Cuba poco después de la revolución de Castro. Luego su padre se integró en las fuerzas armadas de Estados Unidos. El grupo de Gloria, llamado Miami Sound Machine, se hizo famoso en América Latina antes de lograr notoriedad en Estados Unidos. A mediados de la década de 1980 Estefan y su grupo lograron éxitos con temas como “Words Get in the Way”, “Anything for You” y “Conga!”. Estefan ha ganado siete premios Grammy, así como la Medalla Presidencial de la Libertad.

La bailarina y coreógrafa Carmen de Lavallade, hija de padres criollos de Nueva Orleans, comenzó a estudiar danza en un momento en que la mayoría de los afroestadounidenses estaban excluidos de ese campo. Ella mostró su excelencia en el ballet y también en la danza moderna. En su distinguida carrera ha sido primera bailarina de la Opera Metropolitana de Nueva York y ha actuado en otras innovadoras obras del coreógrafo Alvin Aley, su colaborador frecuente. Ella tuvo influencia semejante en generaciones de bailarines y actores, así como profesora de movimiento en la Escuela de Drama en Yale.

En contra los deseos de sus padres Lionel Richie dejó la escuela siendo muy joven para seguir una carrera en la música. Primero con el grupo The Commodores y luego como artista solista, Richie grabó una serie de éxitos, entre ellos “Three Times a Lady”, “Brick House” y “Hello”; que lo colocaron en el tope de la escala de artistas de grabación. En 1985 fue coautor de la canción “We Are the World”, que recaudó 60 millones de dólares para ayuda humanitaria en África. A lo largo de su carrera ha vendido 100 millones de discos.

El guionista y productor de televisión Norman Lear introdujo en la década de 1970 un tipo de comedia muy diferente en la televisión de Estados Unidos, que incorporaba temas sociales como son la igualdad de derechos para la mujer o la desigualdad en las relaciones raciales y económicas. Sus producciones “All in the Family”, “One Day at a Time”, “The Jeffersons” y otras series permitieron a los estadounidenses observar su mundo con sinceridad y compasión, a la vez que se reían con las bromas que se mostraban.

El artista estadounidense de hip-hop  LL Cool J creció en el barrio de Queens en Nueva York como James Todd Smith. Siendo ya LL Cool J (abreviatura del inglés “Ladies Love Cool James” [A las damas les gusta el simpático James]), logró su primer éxito personal a los 16 años de edad. Con “Radio”, su primer álbum aparecido en 1985, ayudó a poner el hip-hop a nivel de música popular y fue uno de los primeros artistas raperos solistas exitosos. Su canción “I Need Love”, publicada en 1987, fue una de las primeras canciones hip-hop que tuvo éxito en el mercado internacional.

“Cada uno de los distinguidos de este año llegaron a ser conocidos y amados en el mundo por su originalidad completa y su genio audaz”, dijo la presidenta del Centro Kennedy, Deborah F. Rutter. “Se trata de creadores del más alto nivel y, como un monumento vivo al presidente Kennedy, el Centro Kennedy está orgulloso de iluminar las contribuciones sin fronteras al espíritu humano”.

Artistas de Nueva York, Hollywood y las capitales  artísticas del mundo saludaron a los distinguidos en 2017 por medio de actuaciones y tributos en el Teatro de la Opera del Centro Kennedy.

Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment