Cuatro grandes retos que debe enfrentar la Asamblea Nacional este 2018.

Prensa.  Efecto Cocuyo.
La Asamblea Nacional (AN) será un factor clave de alianzas o divisiones para la oposición en un año electoral como 2018. Es por esto que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) debe lograr el mayor consenso posible para legitimar a la nueva directiva del Poder Legislativo.

Especialmente porque el único Poder Público opositor tendrá que desempeñarse, por segundo año consecutivo, con la sombra de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y de un Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que obstruyen todos sus actos.

De acuerdo con politólogos consultados, la AN tiene cuatro grandes retos para este 2018:

1.- Rescatar la unidad opositora dentro del Parlamento.

2.- Restituir su función legislativa y contralora.

3.-  Recuperar condiciones electorales para las presidenciales.

4.- Reconectarse con los sectores populares.

“La oposición tiene que lograr articular las nuevas estructuras de poder dentro de la Asamblea Nacional para asegurar que la composición, tanto de la directiva como de las comisiones, esté fortalecida”, apunta el politólogo y jefe del Departamento de Estudios Políticos de la Universidad Metropolitana (Unimet), Óscar Vallés.

En su opinión, la AN también debe restaurar la confianza de sus electores. “El Parlamento debe proyectarse como un poder útil y la mejor manera de hacerlo es ponerse al frente de las necesidades de la gente. Los diputados tienen el deber inmediato en sus regiones de convertirse en articuladores y voceros, ante los órganos que correspondan, de las carencias de la gente y ponerse al frente de sus luchas por el agua, la electricidad, la gasolina y la comida”, señala.

La coherencia y la unidad política interna son clave para restituir la función legislativa y contralora del Poder Legislativo. “La Unidad dentro de la Asamblea debe establecer un nuevo marco de negociación con la fracción 16 de Julio. Tiene que buscar coherencia y unidad interna porque lo peor que le puede pasar es empezar el año con descontentos internos”, subraya.

El politólogo y profesor universitario Daniel Santolo opina que el primer reto legislativo es “normalizar la situación de supuesto desacato de la Asamblea Nacional”. “Se debe buscar la institucionalización para vencer a la Asamblea (Nacional) Constituyente y la única forma de lograrlo es a través de acuerdos y del proceso de negociación que se lleva a cabo en República Dominicana”, señala.

A su juicio, la dirección de Un Nuevo Tiempo (UNT), desde la presidencia del Legislativo, puede acercar los extremos políticos para lograr pactos mínimos. “Aunque la dirección de la AN no va a depender únicamente de UNT, porque la directiva está en manos de tres partidos y todas las decisiones se discuten en su seno, UNT ha tratado de buscar soluciones a la crisis política mediante el diálogo”, afirma.

Santolo destaca la importancia que tendrá la AN para consultar las propuestas alcanzadas en Dominicana. “Cualquier acuerdo debe pasar por una consulta amplia en la AN para que sea refrendado”, refiere.

El profesor universitario advierte que el Gobierno, vía Constituyente, podría adelantar las elecciones presidenciales previstas para finales de año y convocar nuevas elecciones del Poder Legislativo señalándolo de estar en desacato. Un escenario para el que la MUD debe estar unida y preparada.

El último reto, pero no menos importante es recuperar las condiciones electorales de cara a las presidenciales. “La AN debe tratar de mantener su capacidad legislativa para designar nuevos rectores del CNE. Si no logran restaurar el CNE, la ruta electoral llegará a su fin”, concluye Vallés.


El 20 de diciembre pasado, la ANC aprobó un “decreto para la validación de los partidos” que ilegaliza a las principales organizaciones políticas de oposición, lo que les impedirá postular candidatos a las presidenciales si no se subordinan ante esta instancia.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment