Entre ocho y diez millones de bolívares por cambiar aceite a un carro particular en Táchira.

Prensa. La Nación.com
La situación es tan crítica que obliga a los conductores a “ingeniárselas”, así pongan en riesgo el motor de su vehículo, desde ir a territorio colombiano, hasta reciclar el aceite usado, el quemado, que ahora se busca en los talleres donde hay anuncios de cambio de aceite. Su compra es por “encargo”.

Además de la escasez de  repuestos en el Táchira, ahora hay otro agravante  que atenta contra el parque automotor: la falta de aceite para motor, que ha tenido un incremento que solo “lubrica el bolsillo de los conductores”.

Vendedores, los pocos que quedan, advierten que el problema grave por el que están pasando es que  ahora aparecieron en el mercado los intermediarios, que  no se sabe cómo  adquieren el producto para revenderlo.

Dicen los  propietarios que un “tambor”, que adquirían en dos millones de bolívares  a través del intermediario, ahora lo están comprando en 150 millones de bolívares, y una caja  de 12 unidades la están pagando a 30 millones.

—El precio del aceite por litro está en ascenso a diario. Eso es una barbaridad, hay algunos que pasan del millón de bolívares y otros en 700 y 800 mil bolívares; a menos que se compre los de dudosa procedencia, que están en 300, 400 o 500 mil bolívares -afirmó Freddy Sandoval-.

Reciclar aceite quemado
Están usando aceite quemado en motores de más años. (Foto/ Omar Hernández)
En la actualidad, la demanda de aceite para motor es grande en el Táchira, debido a que no se consigue, lo que obliga a los conductores a ingeniárselas, así pongan en riesgo el motor de su vehículo: desde ir a territorio colombiano, hasta reciclar el aceite usado o quemado, que ahora  se busca en los talleres donde hay anuncios de cambio de aceite. Su compra es por encargo.

Goyo, trabajador de uno de los talleres visitados, explicó que un cambio de aceite a un vehículo particular (cuatro litros, filtro y mano de obra) está entre ocho y diez millones de bolívares, y de acuerdo al auto, pudiera pasar de 15 y 20 millones, “porque lo más barato es la mano de obra. Yo solo cobro  doscientos mil bolívares, pero hay litros de aceite que pasan del millón de bolívares. Incluso hay clientes que   encargan el aceite usado para  echárselo a los motores de autos más viejos y así poder andar algo, hasta que el motor aguante”.

Reclamos a María
—Lamentablemente, no he tenido otra alternativa, pues el aceite que estoy usando es ese, que ya otro  cambió. Estoy preocupado, porque sé que esto está acabando con el motor de mi carro y cuando eso suceda habrá que dejarlo parado; pero esto no puede estar pasando en Venezuela, un país productor de petróleo -destacó  lleno de desesperanza Andrés Prieto-.

Nicolás Quevedo, por su parte, afirmó que tiene dos meses buscando aceite para el motor de su trapiche: “no puedo trabajar, porque ando con mi garrafa para allá y para acá; en diciembre  me dijeron que todos los negocios estaban cerrados y en lo que va de enero no he conseguido el aceite. Algo increíble, pero cierto”, destacó.

Dúbil  Freites dijo que el aceite de su carro está como barro, “y no se justifica que estemos pasando por eso en un país petrolero, y en Cúcuta uno se da cuenta de que,  sin  tener Colombia la potencia de nosotros en la Opep,  allá tienen todo tipo de aceite, de diferentes precios y  que de paso nunca están subiendo de un día para otro, y nosotros aquí buscando desesperados qué hacer con nuestros vehículos”.

Otra de las advertencias que hace el presidente de la Cámara Automotriz del Táchira, ingeniero Freddy Sandoval, es que  los conductores no deben caer en la desesperación y comprar aceites para motor de dudosa procedencia e incluso los llamados a granel. “Hay historias, muchos comentarios por allí, de que los están ligando con gasoil, eso es lo que me dice la gente que viene aquí, al negocio”.

Contaminar el motor
José Uribe, propietario de un taller mecánico en La Concordia, alertó que con esta escasez  de aceite y los precios tan elevados, muchos conductores corren el riesgo de quedarse sin su auto, porque el motor lo están contaminando al colocarle lubricantes que no le corresponden.

Explicó que los que usan aceite mineral no tienen problemas si le colocan sintéticos o semisintéticos, pero quienes necesitan un tipo más sofisticado  de lubricantes  y le colocan el  mineral corren el riesgo de contaminar el motor y, con ello, sufrir daños graves.


Augusto Medina
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment