CRÁTER: La calle Arévalo González al Final poco a poco se está socavando y nadie le mete la lupa al problema. Apure.

La calle comunica con el desagüe de la avenida España, una zona que se encuentra en pleno centro de la ciudad,  a pocos metros de instituciones públicas y lentamente se está agrietando, tanto que nadie quiere pasar sin temor de hundirse.
Prensa. Visión Apureña. Aly Pérez
Bastante crítica es la situación que viven los residentes de la Calle Arévalo González al Final, en plena ciudad de San Fernando del estado Apure, la preocupación de quedar sin una calle para entrar o salir de la zona es latente, ya que la única se está socavando lentamente.  

De esa forma, la calle que queda cruzando la avenida España es una de las vialidades que técnicamente debería ser de mucha importancia, ya que la misma comunica el sistema de desagüe principal de la avenida referida y a su final, cuanta con una laguna recolectora que posterior es bombeada para aliviar la carga de agua de lluvias que  históricamente inundan la zona.


Pero precisamente, es la tubería de desagüe que cruza bajo la vialidad la que está generando el colapso lento pero seguro de la calle,  que no tiene mucho tiempo de haber sido reparada dicen los vecinos del lugar. Poco a poco se han estado creando troneras,  que muestran como el terreno es inestable cada vez más y lo peor, es que sigue hundiéndose y los vecinos ya no tienen a quien recurrir, puesto que nadie toma carta en el asunto.

“Es preocupante, estamos en pleno casco de la ciudad y ningún ente gubernamental hace algo para reparar esa tubería que se está comiendo la calle (…) prácticamente nos estamos quedando incomunicados,  porque el transporte teme meterse por la zona  porque creen que se va hundir más el terreno” expresó Alexander Bravo residente de la comunidad.

Para el vecino la situación se pondrá peor si no se atiende, puesto que se acerca la temporada de lluvia y justamente fue el invierno pasado el que socavó el terreno, temen que este periodo lluvioso sea el que definitivamente arruine la calle. “Si llueve se va ir, y no sabemos qué tan grave será, si nada más un hueco tiene como cuatro metros de largo y uno de profundo, y el que se está abriendo se ve que tendrá unos tres metros más o menos (…) eso te pone a pensar” dijo Skarlet Luna otra residente de la comunidad.

Finalmente, los vecinos pidieron a las autoridades para que se acerquen hasta el lugar y miren el estado de la vialidad, que poco a poco sede ante la fuga de agua de una tubería que tiene años y no ha recibido mantenimiento de ningún tipo.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment