CRÓNICA: Vitelio Márquez: Pintor Impresionista de Guasdualito. ALTO Apure por ALJER "CHINO" EREU

Crónica. ALJER "CHINO" EREU
VITELIO MARQUEZ
PINTOR IMPRESIONISTA DE GUASDUALITO

La pintura es una poesía que se ve sin oírla. Icónica frase de Leonardo di ser Piero da Vinci (polímata florentino del renacimiento italiano). O como afirmaba el malagueño Picasso: La pintura es poesía; siempre se escribe en verso con rimas plásticas.

Atendiendo a lo anterior, estas máximas de tan virtuosos y únicos artistas expresan en sí la simbiosis subjetiva entre ambas disciplinas y sus epímones estéticas. Por tanto, no resultaría errático catalogar a un pintor como un poeta o a un poeta como un pintor, conservando siempre las distancias entre las dimensiones y mixturas características. Y en esta entramba Ramón Vitelio Marque Molina, andino nacido el 02-12-64, en la aldea Los Restrojos, municipio de Guaraque, estado Mérida, pero guasdualiteño adoptivo y de corazón, resulta un consistente exponente del sincretismo e integralidad del arte de la pintura poética.

Con tan solo dos años de vida arribaría este artista vanguardista a Periquera, en compañía de sus padres el peluquero Roberto Márquez (quien establecería su barbería en una esquina frente la iglesia Nuestra Señora del Carmen) y de su madre Mireya Molina de Márquez. El escenario mágico y sereno de los años 60 del aún pueblito, fue influenciando determinantemente su ignoto estilo pictórico que años más tarde canalizaría hacia el impresionismo realista, caracterizado a grandes rasgos por el intento de plasmar la impresión visual en formas con paralelismos. De aquella época, el mismo le refiere al autor de estas notas:

Aquellos años influyeron mucho en mí, aquel realismo mágico, por así decirlo, fue absorbido por mi mente para cerrarse herméticamente para siempre. Sueño con esos años, y los he plasmado en la pintura. Algo que recuerdo muy bien, era que por nuestra casa por La Manga del Río, en tiempos de cardumen, los pescadores volcaban sus redes para luego atiborrar sus canoas de peces. Cerca de nuestra casa, bajo la sombra de un guamo, mi madre tenía un cebadero de palometas, pescábamos en mucho. De esta forma el alimento del río nunca nos faltó, aun llegué a ver el paso de ganado de borde a borde. Otra época amigo poeta (…)

ANECTODA PUEBLERINA
Una anécdota jovial de aquellos años recordada por Vitelio, fue la oportunidad en que se extendió por el pueblito el rumor de la llegada de un gigante de más de metros con un circo errabundo. Él, junto a otros niños, (incluyendo al futuro novelista Juan Félix Michelangeli) llevados por la curiosidad, irian a la tramoya para constatar al Goliat. La impresión al verlo sería tanta que en presurosa carrera para sus hogares dejarían los bolsos escolares por la ronda. Luego, para mayor sorpresa, el descomunal hombre resultaría ser su tío materno. En esto acota: Ya en casa, mi padre dijo mientras subía a su bicicleta Rally: ese debe de ser mi cuñado. Al rato regresó con la confirmación de que el Gigante Maik, era mi tío materno. Luego, el empresario del circo le dio tres días libres. Durante ese tiempo lo tuvimos escondido en una casita de bahareque en La Manga a orilla de un brazo del Sarare. La gente se trepaba a la casa para poder ver a mi tío Miguel, un gigante de 2,20 metros.

INICIOS EN EL ARTE
Se inicia en la pintura a la edad de trece años. Sus primeras obras reflejan en trasluz su querencia por lo bucólico y natural. Buscando nuevos horizontes para florecimiento artístico decide partir de su pueblo (Guasdualito) a la ciudad de Caracas, para así realizar estudios de pintura por breve tiempo en la academia de bellas artes Cristóbal Rojas. A los 17 años se aventura a cruzar el océano para establecerse en la localidad de Castelvetrano provincia de Trapani, región de Sicilia en Italia. Se inicia su germinar pictórico absorbiendo el influjo de los pintores impresionistas del 800 francés.

En tierras mediterráneas sus obras han sido expuestas en importantes salas obteniendo excelentes críticas y mejor aceptación, recién fue participante de un taller de dibujo figurativo en el Museo del Arte y la Ciencia de Milán. Ha ganado varios premios, el principal hasta los momentos ha sido el otorgado por El Palazzo Sormani, en donde actualmente está ubicada la Biblioteca Nacional de Milán, el certamen se llevó acabo en la Sala del Greccheto, además de recibir dos premios a nivel internacional, obteniendo trofeo y diploma. Este consagrado autodidacta guasdualiteño ha perfeccionado su técnica y estilo con firmeza y empeño, dejando en alto nuestro gentilicio en tierras continentales, manteniendo siempre en su cofre espiritual al pueblo que lo adopto en un tiempo nunca olvidado.

ALJER "CHINO" EREU
email: chinoereu@yahoo.es
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment