Emprendimiento de EE. UU. encuentra nueva forma de financiar empresas africanas.

Prensa. share.america.gov.
Emmanuel Neossi es tan bueno en su trabajo exportando cacao y café en grano desde Camerún, que algunos lo llaman “Monsieur Cocoa“. Neossi fundó Producam S.A. en 2012 con sólo un par de almacenes en la región occidental de Camerún. Para 2017, su negocio estaba creciendo tan rápidamente que no podía seguir el ritmo de la demanda. Se puso en contacto con Ovamba (en inglés), una compañía financiera estadounidense que ayuda a crecer a pequeñas empresas como la de Neossi, pero de una manera diferente a la de los bancos tradicionales.

Ovamba conectó a Neossi con tres inversores extranjeros dispuestos a financiar 10.000 toneladas de cacao para la exportación. En el plazo de un año, Neossi cerró un contrato de 500 millones de dólares con una firma de capital privado estadounidense para comenzar el procesamiento de cacao en la región.

“La banca se queda corta”, dijo Viola Llewellyn, cofundadora y presidenta de Ovamba, sobre las dificultades que enfrentan los empresarios en los países africanos para encontrar financiamiento. “El ‘centro perdido’ de la creciente clase media de África no puede obtener servicios empresariales”.

Ese “centro perdido” es una porción creciente de la población de todo el continente que gana demasiado para cualificar para recibir servicios gubernamentales o asistencia de organizaciones sin fines de lucro, pero no lo suficiente para invertir en su propio avance, ya sea pagando la matrícula universitaria o financiando una nueva empresa comercial.

John Sedunov, profesor de finanzas en la Universidad de Villanova, dice que muchos bancos en África dudan a la hora de arriesgarse con las pequeñas y medianas empresas como Producam porque no tienen las fuentes de datos tradicionales para evaluar el riesgo de una inversión que tienen las grandes empresas.

Ovamba ha creado docenas de programas informáticos a medida para los clientes de la empresa en Camerún y Costa de Marfil. Estos programas recopilan datos sobre los negocios y transacciones de los clientes para construir una sólida evaluación de riesgos para los inversionistas como alternativa a los documentos tradicionales que utilizan los bancos.

Llewellyn y su socio, Marvin Cole, iniciaron Ovamba en 2013. Ambos tenían años de experiencia trabajando en finanzas en el África subsahariana, pero se sentían frustrados por la percepción extranjera de que la inversión en la región era pequeña y caritativa. Querían una forma de “poner a disposición de las empresas africanas un capital que fuera auténtico y que respondiera a sus necesidades culturales”.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.