La cardiólogo María Carolina Maldonado alerta: ¡Ponga cuidado cuando se canse o sienta dificultad para respirar!

Prensa. Sol Comunicaciones / Héctor Correa
La especialista recomienda que toda persona después de los 35 o 40 años debe tener un primer contacto con un cardiólogo si previamente era sana.  Cuando una persona se siente cansada haciendo las mismas actividades que hacía anteriormente o siente ahogo al respirar puede tratarse de una disnea por lo que debe asistir al cardiólogo, dado que ello es un signo de alarma. La disnea se manifiesta como una dificultad respiratoria. Se percibe una falta de aire en los pulmones y puede presentarse también con mareos, náuseas y ansiedad.

La disnea es una de las mayores causas de consulta en cardiología y es atendida de inmediato por cuanto ésta puede tener consecuencias negativas para el paciente. Los especialistas harán una evaluación cardiovascular completa y un examen físico.

Maria Carolina Maldonado es egresada de la Universidad Central de Venezuela, UCV. Hizo un postgrado en Cardiología y Medicina Interna en el Hospital Miguel Pérez Carreño y posteriormente cursó una especialización en Imagen Cardíaca Integral en la Universidad Complutense de Madrid, España.  En la actualidad forma parte de un equipo de cardiólogos del Centro Diagnostico Docente, CDD Las Mercedes, en Caracas, dirigido por Wilson Mourad,  quien se ha enfocado en la obtención de nuevas tecnologías para liderar en Venezuela y América Latina. 

En opinión de Maldonado, lo primero que hay que hacer al recibir un paciente en estas condiciones es determinar si se trata de una disnea de origen cardiaco o pulmonar. “Podría ser un equivalente isquémico. Es decir, que hay placas en las arterias coronarias que está ocasionando una obstrucción dinámica y cada vez que el paciente realiza sus actividades diarias, advierte síntomas que antes no sentía”.

Considera la especialista que al paciente hay que hacerle un interrogatorio que incluya inicio de los síntomas, examen físico, una evaluación cardiovascular completa, auscultarlo y medirle la tensión arterial. “El ecocardiograma es básico para ver cómo es el movimiento del músculo cardíaco y el funcionamiento de las válvulas. Si conseguimos alteraciones, le hacemos otras pruebas, según su edad y condición. Entre ellas, un estudio de inducción de isquemia con la prueba de esfuerzo, que es la más sencilla,  o la más compleja que es el ecocardiograma de estrés farmacológico o no farmacológico”.

La doctora Maldonado expresa que los pacientes pueden sentirse seguros, dados que para este fin cuentan con equipos de última generación. Lo más novedoso en América Latina es el equipo de Ecocardiografia con el que se pueden hacer estudios en 3D, trasesofágicos y dispone del protocolo para hacer los exámenes de inducción de isquemia. “También tenemos el equipo de la prueba de esfuerzo, de nueva generación que permite realizar un diagnóstico completo del paciente”.

Otro elemento que destaca la especialista es el equipo de trabajo. “Es fundamental contar con profesionales de alta capacitación. En este caso somos un grupo integrado por los doctores Ammy Sánchez, con postgrado en cardiología y medicina interna,  y fellow en Ecocardiología; Juan Pérez Terán con postgrado en medicina interna y cardiología;  Eri Romero, cardiólogo hemodinamista; Mariángel Millán, con postgrado en cardiología, con especialización en imágenes cardiacas y mi persona”.

Para evitar llegar a estos extremos, Maldonado recomienda a toda mujer, mayor de 35 años y a todo hombre, a partir de los 40, tener un primer contacto con un cardiólogo para prevenir males mayores, si previamente eran sanos y sin factores de riesgo. Es decir, que sean hipertensos, tengan algún problema cardiovascular como una arritmia o algún problema valvular.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.