Mujeres israelíes y palestinas buscan la paz por medio de la moda.

Prensa. share.america.gov.
Cada pocos meses mujeres palestinas e israelíes se reúnen en el Hotel Everest, en Beit Jala, cerca de Belén en los Territorios Palestinos, para hablar de moda y de negocios. Trabajan para la empresa estadounidense Two Neighbors (dos vecinos), que aprovecha los legendarios talentos de las mujeres palestinas para el bordado en pueblos de Cisjordania y de las costureras y diseñadoras israelíes. “Nuestra manera de trabajar juntas con amor y una cálida actitud puede mostrar al mundo que es muy fácil vivir en paz y fabricar juntos productos hermosos”, dijo Judy Elazari, una costurera de Israel.

“El trabajar juntas disminuye las diferencias en todo”, dijo su colega palestina, la artesana bordadora Adeem Amro. Las aspiraciones de las mujeres encajaron con dos amigos de toda la vida en Idaho, que en 2013 crearon la empresa Two Neighbors: Andy McCluskey y Whit Jones, ambos exitosos hombres de negocios ya retirados, que buscaban la manera de marcar una diferencia.

El negocio comenzó cuando Jones estableció primero una organización sin fines de lucro que permitía tener un espacio de encuentro en la frontera entre Israel y Palestina, donde la gente pudiera reunirse para conversar sobre la paz. Jones se fijó en que las mujeres estaban más dispuestas “a mostrarle al mundo que podían trabajar juntas” y de esa manera surgió Two Neighbors. Actualmente unas 50 mujeres israelíes y palestinas producen una línea de ropa y accesorios femeninos de alta calidad.

La línea de la moda
“Mujeres que nunca antes tuvieron un puesto de trabajo ahora están ganando buenos salarios y pueden inscribir a sus hijos en preescolar, lograr atención médica y comprar teléfonos celulares”, dijo Tara Sauvage, que ingresó a Two Neighbors en 2017 para presentar la marca en el mercado de Estados Unidos. Las mujeres, que trabajan una al lado de otra, han hecho amistades duraderas: “Conocen a los hijos de las demás y también sus vidas”.

Un futuro prometedor
Jones y McCluskey también han aportado educación sobre negocios y otras capacitaciones especializadas para la mujer, incluyendo a casi 30 bordadoras palestinas y a una docena de costureras israelíes, y tienen previsto entregarles a estas el control de Two Neighbors en un futuro cercano.

“Cuando veo a estas mujeres reunirse para planificar los próximos pasos en la evolución de su compañía, comunicándose en dos idiomas, con frecuencia con bebés durmiendo y niños corriendo cerca, me da una gran esperanza de un futuro probablemente liderado por las mujeres, que surja desde las bases comunitarias y que con el tiempo acabe incorporándonos a todos nosotros”, dijo Jones.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.