Reaparece el sarampión en el sector Parima del Alto Orinoco en Amazonas.

Un nuevo informe presentado por el observatorio indígena Kapé Kapé sobre la investigación realizada en diferentes comunidades de la entidad amazonense indica la reaparición de esta enfermedad en la población yanomami
Prensa. Pitazo Amazonas.
La reaparición del sarampión en el sector Parima del Alto Orinoco no ha sido declarada oficialmente por las autoridades venezolanas, a pesar de haber tenido suficientes evidencias de la existencia de esta urgencia sanitaria. La información que se obtiene en el informe de salud pública no se encuentra disponible.

El investigador Luis Betancourt comentó que debe informar a la opinión pública en qué situación epidemiológica se encuentra la sociedad de la forma parte. “Los datos oficiales o boletines epidemiológicos son de suma importancia para la propia estructura sanitaria. ”. Indicar, insumos pertinentes para la vigilancia permanente y la evaluación de las condiciones de salud de las comunidades”, indicó.

El informe presentado ratifica que es necesario publicar los boletines epidemiológicos, que desde el año 2012 no se publica periódicamente por el Ministerio de Salud.

El médico especialista y experto en salud pública, José Arianna, explicó que el estado no está publicado en los boletines epidemiológicos para saber sobre la base de qué trabajar, una fin de semana, los médicos continuarán improvisando. “Seguiremos lanzando disparos al aire para ver si hay algún problema en el blanco del problema, porque no tenemos información al respecto”, aseveró.

Esta situación de la desinformación oficial genera lo que hoy está ocurriendo con el conflicto sanitario en el municipio Alto Orinoco sobre el brote de sarampión. Inicialmente se manejó una cifra de 16 indígenas yanomami fallecidos, luego pasaron a 27 y ahora 71, información proveniente de distintas fuentes en Venezuela y Brasil, sin embargo, han sido una explicación clara sobre el caso.

Investigación exhaustiva

El Observatorio de Derechos Indígenas Kapé Kapé, a través de una investigación exhaustiva sobre este caso de brote de sarampión, maneja 16 individuos yanomami fallecidos en las comunidades del sector , sureste del Alto Orinoco, a 19 kilómetros aproximados de la línea fronteriza con Brasil: Irotatheri, Tokoritheri, Hokomawetheri y Shamakoronatheri. Decesos que datan desde marzo a julio de 2018.

Según los datos de la investigación realizada, en la entrevista con el médico Centro médico para la investigación de Enfermedades tropicales (Caicet), no está autorizado para emitir información oficial, se recolecta en las comunidades de Irotatheri, Tokoritheri y Shamakoronatheratheri 79 muestras serológicas a indígenas sospechosos de sarampión .

Realidad en su máxima expresión
Un largo tiempo de esta investigación fue necesario entrevistar con los agentes yanomami de atención primaria en salud desplegados en las comunidades de mediano y difícil acceso en el Alto Orinoco, para conocer la primera mano la grave situación sanitaria que padecen los pueblos indígenas que habitan esos territorios, En especial los Yanomami y Yekuana.

Los registros de la morbilidad y la mortalidad son los siguientes. Minimizar las causas de las autoridades de salud. Se trata del trabajo que viene con el Caicet, en conjunto con el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela (UCV), en relación con este tema; Sin embargo, los recursos logísticos y el transporte se hacen insuficientes para realizar el saneamiento epidemiológico de la zona en conflicto sanitario, que deben ser consideradas en una situación de aislamiento voluntario.

Por Mickey Véliz  El pitazo
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.