Neonatólogo es el mejor acompañante durante el parto.

La clínica del Grupo Médico Santa Paula es una de las pocas en Venezuela que cuenta con una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales con visión de primer mundo.
Prensa. Comstatrowland.
La presencia del médico neonatólogo es imprescindible al momento del parto, ya que este profesional es el que se encarga de evaluar de forma rápida el estado de salud de los recién nacidos, y tomar las medidas necesarias en caso de complicaciones tras su llegada al mundo.

El doctor Gerardo Pérez, jefe del Servicio de Neonatología del Grupo Médico Santa Paula (GMSP), señaló que son ellos quienes garantizan que el bebé realice una transición fisiológica de la vida intrauterina a la vida extrauterina y así minimizar los riesgos de hipoxia cerebral (reducido suministro de oxígeno al cerebro).

“La atención del neonatólogo es vital, ya que aporta seguridad al pequeño, a su madre y al médico obstetra que lo atiende, ya que minimiza riesgos y eventuales demandas, como es el caso de los bebés prematuros que ameritan un cuidado especial”, señaló.

Pérez afirmó que los recién nacidos son particulares porque  tienen características funcionales diferentes (presión arterial, frecuencia cardíaca y respiratoria), y en caso de ameritar medicamentos también requieren dosis muy pequeñas.

Estadísticamente, los bebés que nacen “a término”, es decir, entre la semana 38 y 42 de gestación,  tienen mayor probabilidad de ser sanos, en comparación con los que nacen antes de completar las 37 semanas del embarazo (pretérmino) o más allá de las 42 (postérmino).

La doctora Keira González, jefa de la Unidad de Terapia Neonatal del GMSP, señaló que los pretérminos o prematuros presentan mayores problemas médicos que obligan a que su permanencia en el centro asistencial sea más larga, debido a que tuvieron menos tiempo para su desarrollo dentro del seno materno.

Explicó que al no haber completado su maduración, nacen con ciertas características físicas como bajo peso y estatura, piel muy fina con aspecto frágil, poca grasa corporal y tono muscular bajo, entre otras, que los pueden llevar a sufrir distintas  complicaciones tanto después de nacer como durante su infancia.

La clínica del Grupo Médico Santa Paula es una de las pocas en Venezuela  que tiene una Unidad de Cuidados Intensivos para recién nacidos, con una infraestructura amplia (capacidad para 09 neonatos) y equipos de última generación como: incubadoras especiales para prematuros, mesas de calor, monitores, ventiladores mecánicos y con respaldo energético (baterías).
           
“La unidad cuenta con 6 neonatólogos, un equipo de enfermeras especializadas, y actualmente dispone de surfactante pulmonar, fármaco esencial en el tratamiento de neonatos con el síndrome de dificultad respiratoria del pretermino”, indicó.

Se apuesta por el parto respetado
Pérez y González resaltaron que en esta institución se cumple el protocolo de parto respetado establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). “La madre es atendida en su habitación donde existe una cama especialmente diseñada para llevar el trabajo de parto de la forma más cómoda posible para ella.

Al momento del nacimiento, el bebé es recibido por el grupo médico en conjunto con su familiares, los cuales realizan el corte del cordón umbilical, también existe  una camita especial y calientita para el bebé. El neonato es atendido allí mismo y luego se le acerca a la mamá para recibir lactancia materna”.
           
Esta modalidad de nacimiento implica la preferencia del parto natural sobre la cesárea, un ambiente cálido para evitar la hipotermia, la eventual presencia de doulas que brindan apoyo emocional a las mujeres o familiares entre otras condiciones.
           
Comentaron que, cuando un niño nace, el especialista le hace una evaluación llamada APGAR, que mide el aspecto, la frecuencia cardíaca, la irritabilidad o respuesta refleja, el tono muscular, y la respiración. En caso de notar alguna complicación, se debe actuar en el menor tiempo posible.
           
González señaló que “el neonatólogo siempre está preparado para una eventual complicación, por lo que dispone de todas las alternativas y equipos  para salvaguardar la vida del infante, en caso de que ello ocurra. “Por ejemplo, si se presentara asfixia perinatal debe ser resuelta muy rápido porque se afectaría el desarrollo del niño incluso a muy largo plazo”.
           
“El Servicio de Neonatología del Grupo Médico Santa Paula, ha atendido en 4 años 1.844 partos, y en la Unidad de Cuidados Intensivos se han hospitalizado  342 pacientes. Otras de sus ventajas es que “el retén, la unidad de terapia y el quirófano están en el mismo piso, lo que reduce los tiempo de traslado y de respuesta ante complicaciones”, precisaron.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.