Aníbal Sánchez: Movilización y acompañamiento social pueden ver afectadas por desmoralización inducida. - SenderosdeApure.Net

Recientes

CASA: AUDIO: PROCLAMA YO AMO APURE

jueves, 28 de febrero de 2019

Aníbal Sánchez: Movilización y acompañamiento social pueden ver afectadas por desmoralización inducida.

Prensa. Aníbal Sánchez.

Para muchos analistas y comunicadores la escena en los escenarios internacionales, Grupo de Lima, en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el Consejo para los Derechos Humanos de la ONU estaban cantado; quedaron atrás los tiempos cuando los representantes de estados le servían la mesa al proyecto revolucionario ‘chavista-maduro’ y esto no es solo producto del desgaste, de las sanciones, o cambios de ideológias; en opinión del analista y consultor político electoral Aníbal Sánchez Ismayel es producto de una Politica Internacional y ahora Diplomática que se ha implementado.-

Los rechazos al régimen de Maduro, en estos escenarios es acompañado en el discurso con la “restitución de la democracia”; amplía su espectro de interacción cuando hablan de “necesidad de un entendimiento que lleve a una elección”; y está en el consenso internacional “el requerimiento de programas de asistencia humanitaria”, reafirmando lo ante expuesto por Sánchez a la transición verdadera y solución a la crisis de gobernabilidad se llega por medio de elecciones. 

Esos considerandos se escuchan en las distintas intervenciones de las delegaciones de los países que hacen vida en estos foros internacionales, con diferentes matices e insinuaciones, dependiendo del lenguaje diplomático y la alineación con una política exterior que maneja el representante. “Que esto ocurra es producto de una estrategia internacional que busca desenmascarar al regimen, mientras la nacional mina su apoyo popular, llevandolo a cometer errores” agrega Sánchez, por su baja tolerancia el régimen de Maduro ha decidido pagar el elevado costo político de sus actuaciones.

Ejemplo de esto; es como el impedimento por distintos medios de la entrada a una “asistencia humanitaria internacional” es convertida en especie de noticia criminis, en los discursos y posteriores denuncias. Que países como: Mexico reconozcan la necesidad de la ayuda humanitaria; Que Belgica desconozca las Elecciones del 20 de Mayo, o que Alemania te critique el uso de fuerza letal contra quienes piden libertad, que EEUU, Colombia, Brasil, Peru, esgriman el alto riesgo para la region, que significa mantener a Maduro en el poder; seguido al ultimátum de Francia y Reino Unido sobre lo imperativo de hacer unas elecciones. “aunque China y Rusia ultilicen su facultad de vetar cualquier resolución, el debate crea presión, suma consensos y siempre quedan las acciones fuera de la ONU” después de saber el alcance de adversarios.

Estas posturas, denotan no sólo el interés humanitario, y la preocupación por la estabilidad de la región, es un desmarque del régimen encabezado por Maduro, al momento que solicitan acciones o sanciones de mayor peso, “por lo que sin haber obtenido una resolución del consejo de seguridad la estrategia social de buscar asistencia humanitaria, se convirtió en triunfo político; aún sin haber cumplido con su fin principal”.

Porque incluso países como Costa Marfil, Suriname, San Vicent and Granadillas, tienen presente la crisis social de Venezuela, aunque apuestan a la opción de un diálogo; que Kuwait les hable de preservar los Derecho Humanos y castigo a violadores; mientras que Mexico se apegue a un acuerdo de Montevideo ya revisado por una comisión de contacto internacional y cuyo resultado no fue refrendado por ellos. Todo demuestra la debilidad de la política exterior de Maduro.

Sin ser Internacionalista Sánchez alertó sobre la importancia de instruir e informar sobre los procedimientos internacionales, como es la Carta Internacional y su preponderancia en resoluciones de las crisis por mecanismos de Paz “la movilización y acompañamiento social en las acciones es importante, y está se pueden ver afectadas por la desmoralización inducida” de ahí la importancia del mensaje siempre esperanzador del ¡vamos bien!