PRONUNCIAMIENTO: Plantea UPP89 para enfrentar al gobierno - SenderosdeApure.Net

Recientes

CASA: AUDIO: PROCLAMA YO AMO APURE

miércoles, 27 de febrero de 2019

PRONUNCIAMIENTO: Plantea UPP89 para enfrentar al gobierno

Prensa. UPP89

Acabar con la división entre factores opositores.

El coordinador del partido político UPP 89, Reinaldo Quijada, le hace llegar a esta redacción un Pronunciamiento Público que lleva como título, "Trabajemos la unidad entre factores opositores y aislemos al gobierno". Hacen un llamado a la unidad de toda la oposición venezolana, tanto de izquierda como de derecha para enfrentar, por vías democráticas y con la presión popular, al gobierno del Presidente Maduro. En este sentido, manifiestan su apoyo a las iniciativas encabezadas por el Presidente de la AN, Juan Guaidó.

“La oposición está excesivamente dividida, no sólo entre los diversos partidos, sino incluso divisiones a lo interno de los partidos mismos. Desde la UPP 89 – señala Quijada – estamos llamando a la unidad de todas las fuerzas opositoras, más allá de las fuertes diferen cias políticas e ideológicas que ciertamente tenemos”. “El país lo requiere, el pueblo demanda el cese de las divisiones para enfrentar a un gobierno que hace uso y abuso desmedido del poder en beneficio de una parcialidad política y en desmedro del bienestar colectivo”.

"Nuestra decisión es eminentemente moral, no es ideológica, y está apegada a la realidad del país. El fin moral y nuestra propia conciencia deben estar por encima de la política y de cualquier consideración de carácter ideológico", señalan en el documento.      
                                                                    A continuación, el texto completo del Pronunciamiento:   
     *Pronunciamiento público*

***Trabajemos la unidad entre factores opositores
y aislemos al gobierno***

 26 de febrero de 2019

“Este no es el fin, ni siquiera el principio del fin, pero puede ser, quizás, el fin del principio”. Winston Churchill, 09 de noviembre de 1942

Es la tarea prioritaria de la UPP89 en estos tiempos oscuros de la vida nacional… La perseverancia, la constancia y la coherencia son indispensables… Nos referimos a trabajar la UNIDAD entre todos los factores políticos y sociales opositores, de izquierda, de centro izquierda, de centro derecha y de la derecha. El país lo requiere, el pueblo venezolano lo demanda. Entendamos el momento histórico que requiere de mucha humildad y desprendimiento. Y mucha seriedad. Consideramos que el concierto financiado por el empresario inglés Richard Branson en el puente Tienditas, del lado colombiano, al igual que su réplica, organizado por el gobierno de Maduro, del lado venezolano, le restan seriedad a la situación delicada que vive el país, con todas las implicaciones contradictorias de llamados a la paz y actos de violencia que se sucedieron, y que le dan argumentos válidos al gobierno. Tenemos la necesidad de señalarlo. Nosotros asumimos esta lucha como una obligación moral con nuestro pueblo, más allá de las diferencias políticas, incluso de las confrontaciones pasadas y las heridas que pueda haber entre los diversos factores políticos y sociales. El escenario político actual rebasa el campo ideológico. No es un enfrentamiento entre socialismo y capitalismo. Ese no es el problema. Debemos acumular fuerzas para enfrentar un gobierno que tiene un poder avasallante, que ha usurpado la soberanía popular y que ha perdido todo sentido histórico, toda razón de ser y toda dimensión ética. Un gobierno que, en sus actuaciones, niega su propio origen y su propia esencia. Tenemos que reconocer que no es una tarea sencilla, particularmente no lo es superar ciertas resistencias “conceptuales”; al menos no lo es en el campo político de la izquierda al cual pertenecemos, ni a lo interno de la propia UPP89 donde no todos nuestros núcleos regionales comparten la misma posición política. Asumimos el riesgo de las incomprensiones e, incluso, de las divisiones internas. Nuestra decisión es eminentemente moral, no es ideológica. El fin moral y nuestra propia conciencia deben estar por encima de la política y de cualquier consideración de carácter ideológico. Nos referimos a los principios y los valores que están desde siempre y para siempre, y a nuestras consideraciones sobre el destino del país y sobre el ser humano.

En este sentido, le manifestamos al país que luego de un proceso de consulta, reflexión y discusión interna – a lo interno de la UPP 89 –  hemos tomado la decisión de apoyar, de manera contundente y firme, el clamor de las grandes mayorías del pueblo venezolano que se viene expresando en las calles y el desarraigo de los más de 3 millones de compatriotas que se encuentran en otras tierras y, de igual manera, apoyar, a pesar de las diferencias políticas e ideológicas que ciertamente tenemos, las acciones realizadas por la AN y por su presidente Juan Guaidó, con el fin y el sentido de acrecentar la presión interna contra el gobierno, de propiciar su derrota política y salida por vías democráticas y de evitar la guerra. E igualmente, le informamos al país que hemos venido sosteniendo reuniones, con dicho propósito de UNIDAD NACIONAL, con diferentes partidos políticos, movimientos sociales e individualidades, excelentes reuniones de mucho entendimiento y respeto, más allá de ubicarnos ideológicamente en polos distintos. A la fecha hemos realizados reuniones con los partidos Vente Venezuela, Avanzada Progresista, MAS, Primero Justicia, COPEI, Cambiemos y Soluciones. Y diversos factores sociales y comunitarios.

No se trata, en nuestro criterio, de conformar una coalición, ni un frente, ni una alianza, lo cual sería muy complejo, se trata de “vernos las caras”, tener la capacidad de sentarnos a dialogar, establecer estrategias conjuntas… y aislar al gobierno en su sectarismo, autoritarismo y prepotencia. Y en su absoluto desinterés en establecer un diálogo verdadero y sincero, diálogo que, inútilmente en nuestra caso, estuvimos buscando insistentemente.  

Vemos varios puntos que nos unen, cuando menos los siguientes:

1.    La salida necesaria del gobierno por vías democráticas, como principal causa común.

2.    La percepción de un país absolutamente caotizado en sus servicios públicos, en sus hospitales, en la desnutrición, en la deserción y la ausencia escolares, en su infraestructura pública y, en lo que el mismo gobierno reconoce, en su falso afán de mostrarle un rostro distinto al mundo, en la indolencia, la corrupción y el burocratismo generalizados.

3.    La crisis económica, institucional y ética profunda que sólo es superable con un cambio político que requiere, a su vez, un cambio de gobierno.

No se trata de abandonar principios, ni pretender que los otros polos opositores lo hagan. Ciertamente los diversos factores políticos y sociales tenemos posiciones diferentes en cuanto al apoyo internacional y otros temas. Nosotros, desde la UPP89, aunque ponemos el acento en un camino de resolución interna, tenemos la capacidad de entender que varios factores de oposición se han visto en la necesidad de buscar la solidaridad de la comunidad internacional ante la violación sistemática de la CRBV y del estado de derecho, el abuso de poder, las persecuciones y encarcelamientos, y otras prácticas no éticas, ni democráticas del gobierno nacional.

Creemos que no podemos subestimar las fortalezas del gobierno. Su blindaje institucional, el control de la Fuerza Armada en los cargos de mando de tropa, el uso indiscriminado y descarado del fisco nacional y de todo la infraestructura pública a favor de una parcialidad política, el apoyo evidentemente minoritario pero no despreciable de algunos sectores de la población, la presión sobre los medios de comunicación, la relación de dependencia creada con los sectores productivos y algunos apoyos internacionales de países influyentes, con grandes intereses económicos en el país, como Rusia y China.

Derrotemos, por vías democráticas y con la presión popular, un gobierno que habla de soberanía nacional, de defensa de la patria y de dignidad, y tiene como su proyecto bandera la entrega de las cajas CLAP donde ningún producto – ni uno solo – es “nacional”, todos, absolutamente todos son “importados”, incluyendo la caja que contiene los productos. Un gobierno que, en vez, de impulsar el desarrollo del país fomenta el desarrollo de otros países con estas importaciones masivas. Un gobierno que habla de soberanía nacional, de defensa de la patria y de dignidad, y vende indiscriminadamente nuestras riquezas naturales del Arco Minero en lugar de procesarlas en el país y agregarle valor nacional. Un gobierno que habla de soberanía nacional, de defensa de la patria y de dignidad y ha acabado con el aparato productivo nacional. Y ha acabado incluso con la moneda nacional – el bolívar – como reserva del valor trabajo de la sociedad venezolana.

Evitemos la guerra y una confrontación fratricida. Coloquémonos al lado de la gran mayoría del pueblo que reclama un cambio de gobierno. Asumamos con firmeza una decisión que, ya lo hemos señalado, es eminentemente moral. Unámonos en un fin común.

*Dirección Política Nacional UPP89*

No suscribe el documento UPP89 Monagas.