GuidePedia

Prensa. Real Amazon. Janaina de Souza. Brasil.
Traducción por Senderos de Apure.net.
El fotógrafo fue expulsado en 1978 la reserva yanomami, durante el gobierno militar, en su lucha por la demarcación de la tierra. (La foto de arriba es Marcelo Mora fue autor / Amazonas Real)

Boa Vista (RR) - En la sala de cine del Centro Amazónico de la Universidad Federal de Fronteras de Roraima, Boa Vista, se hizo eco entre los participantes una declaración-homenaje al fotógrafo que dio visibilidad al mundo la lucha por la supervivencia del pueblo yanomami.

"El nombre de mi madre es el segundo de Claudia Andujar. Soy parte de la historia de 40 años de que viven en la tierra indígena yanomami. Estoy muy orgulloso de honrar a mi segunda madre! ", Dijo Darío Yawarioma, líder David hijo Kopenawa, que ha publicado la declaración en una red social.

Sí, Claudia Andujar, 85, es la madre de escala para muchos indios Yanomami, etnia conoció a causa de la fotografía en 1971, cuando trabajaba en la revista Realidad . Por lo tanto, se ha dedicado a luchar por la preservación de la cultura de este pueblo. En 1978 fue expulsado de la reserva, que se encuentra entre los estados de Amazonas y Roraima, por el gobierno militar. "El gobierno brasileño era militar y fue muy cuidadoso de lo que estaba haciendo aquí y me llevó, pero debido a que era un testigo de la matanza," dijo Claudia Anjudar en una entrevista con el Real Amazon .

Claudia luego comenzó a luchar por la demarcación de la tierra de los yanomami. Fue uno de los fundadores de la ONG Comité para la Creación Parque Yanomami (CCPY) . " Luché por ella, pero no era fácil, porque los otros eran extremadamente difíciles, pero entendía lo que estaba haciendo. En 1992 se delimitó el Territorio Indígena Yanomami ".

En la actualidad, el territorio yanomami se ve amenazada por la invasión de los buscadores de oro y madera. En el momento político que el país está dirigido por un gobierno de la derecha, Claudia dice, "espero que no volvamos a los tiempos militares, pero parece que estamos en el camino. Creo que todo este interés político en Brasil es la explotación de la tierra, la ocupación de los, la deforestación, la minería, hidroeléctricas amazónicas. Eso es lo que veo hoy. Creo que un desastre y no sé cómo esto va a continuar. Es lo que puedo decir ".

Claudia Andújar nació en Suiza en 1931. Sin embargo, con un mes de edad, su familia se trasladó a Hungría y luego a los Estados Unidos huyendo de la Segunda Guerra Mundial. A los 13 años, tenía padre judío y otros miembros de la familia que murieron en el campo de concentración de Auschwitz en Polonia.

"En 1944 Transilvania [Rumania hoy] fue ocupada por los alemanes. El plan consistía en campos de concentración y tomar todas sus casas y llevarlos a estos campos. Eso es lo que le pasó a mucha gente y mi padre era uno de ellos ", dijo.

En los Estados Unidos, Claudia y su madre vivían en Nueva York, donde vivió desde 14 a 17 años. "El primer trabajo llegué allí era vendedora en un supermercado. Luego fui a trabajar en una empresa y estudiar por la noche en la Facultad de Humanidades. Fue allí donde conocí a Julio Andújar, me casé. Era española de refugiados de la guerra civil ", dijo.

Pasó unos meses casados ​​con Julius. Fue enviado a la Guerra de Corea (1950-1953) y que no quería casarse y recordar todo lo que había sucedido a su padre. Después de la separación, incluso sin completar la Facultad de Ciencias Humanas, Claudia fue a vivir con su madre en Sao Paulo.

"Mi madre vino a Brasil a invitación de su novio, que se escapó de la Segunda Guerra Mundial. Él era húngaro, pidió refugio en Brasil e invitó a mi madre. Así que vine aquí en 1955 a su invitación. Primero fue el viaje, sólo se disfrutaba tanto del pueblo brasileño que querían quedarse. He trabajado mucho tiempo como profesor de francés e Inglés ", dice el fotógrafo.

Conocido por ser el primer fotógrafo para registrar el pueblo Yanomami, Claudia nunca hizo un curso de fotografía - ella enseñó el arte. "Aprendí a disparar con la vida, observando y fotografiando. Por supuesto, entonces yo estaba pidiendo algunos amigos fotógrafos algunas técnicas. A medida que pasaba el tiempo con la maquinaria más sofisticada. Al principio de mi carrera fotografiando para mí fue un placer. A día de hoy nunca he hecho un curso profesional en la fotografía de la escuela ", dijo sonriendo.

Claudia vive en Sao Paulo y fue en Roraima, por invitación de los yanomami para asistir a la reunión que se eligió la nueva coordinación Hutukara Asociación Yanomami. En el cine UFRR, fotógrafos Boa Vista hablaron con el artista de la fotografía y asistieron a una proyección de la película sobre el fotógrafo " Extranjero director de" Rodrigo Moura.

Lea la entrevista exclusiva con el informe de la Royal Amazon a continuación.

 Real Amazon - ¿Cómo surgió el interés en la fotografía de los indios?

Claudia Andujar - Me encantaba ir a la costa de Sao Paulo, a continuación, comenzó a viajar para conocer a la gente de allí. Fue entonces cuando me di cuenta de que había gente que me hizo recordar al pueblo donde viví en mi infancia en Transilvania. Un pueblo sencillo y acogedor. ¿Cómo no podría hablar portugués comenzó a disparar a conocer el país mejor y aprender a hablar con la gente.

En 1958, en San Pablo, me encontré con algunos antropólogos, especialmente Darcy Ribeiro. Él vio mi trabajo de fotografía y que el interés humano que tenía. Entonces me preguntó: "¿Por qué no vas en un pueblo indio? '. Hizo esta pregunta porque estaba fotografiando a la gente en las comunidades de la costa de Sao Paulo. pescadores fotografiados, costera, etc. Me sentí muy bienvenido en medio de ellos. Fue una comunicación muy estrecha.

Después de este ayuntamiento (Darcy), viajó a cumplir con los indios Karajá en el centro de Brasil. Yo tenía un mes de fotografía e hice muchos amigos. Después de regresar a Sao Paulo para revelar las películas y mostrar mi trabajo a las personas vinculadas a la fotografía y la antropología.

Después de algún tiempo, algunos amigos sugirieron mostrar mi trabajo a algunas revistas estadounidenses, como la vida . Fue cuando entré en la industria de la fotografía profesional, pero no regresó a los Estados Unidos, que era un mes o dos encantó porque Brasil (risas).

Amazon Real - ¿Cómo fue su primer contacto con el pueblo Yanomami?

Claudia - En 1971 me encontré con René Feierst suizo que vivió un tiempo con los indios Yanomami. Sugirió que fuera con él a la Misión Catrimani, que se encuentra en el municipio de Caracaraí aquí en Roraima, donde vivía un sacerdote y misionero Zaquine Carlos, que ha vivido con ellos durante seis años. Yo tenía 30 años y decidimos ir allí y fue bien recibido, he disfrutado de los yanomami viven en la región.

He encontrado un pueblo que me recibieron con afecto y abierto a la comunicación, a pesar de que no hablan una palabra en yanomami.

Se hicieron varias preguntas, querían saber sobre mi vida. Si tuviera hijos, marido y tantas otras cosas. Me aceptaron muy bien.

Fue un momento muy gratificante. Los seguí con Zaquine para la caza, la pesca y me abrió la posibilidad de conocer a fondo la cultura yanomami. Esto me interesa más que cualquier otra cosa. Fotografié, pero en realidad quería saber su cultura.

Después de regresar a Sao Paulo para revelar todo el trabajo que había hecho, porque aquí en Roraima no fue capaz de revelar las películas y ver el resultado.

En ese momento me dieron dos becas de la Fundación Guggenheim (1971 y 1974) y la FAPESP en 1976. Y que, por supuesto, me permitió ir a Sao Paulo y vuelva a la zona yanomami con la frecuencia deseada y necesaria.

Amazon Real - En 1978, la dama se enmarca en la Ley de Seguridad Nacional por el gobierno militar y expulsado del territorio indígena por la FUNAI. Lo que significaba esta vez en su historia?

Claudia - Cuando llegué aquí el Roraima los yanomami tenía poco contacto con los blancos. Yo tenía la misión Catrimani en su área, pero no tenían contacto con otras personas. En 1974, el gobierno brasileño, que fue un gobierno militar, decidió abrir el camino - el perímetro del Norte. Yo estaba allí cuando sucedió todo, yo grabé un montón con mi cámara. Vi el sufrimiento de los indios con la apertura de este camino. La destrucción de los árboles, la deforestación, etc ... Un desastre con todas las enfermedades que vienen que mató a cientos y cientos de yanomami.

El gobierno brasileño era muy sospechoso de lo que estaba haciendo aquí y me llevó, pero debido a que era un testigo de la matanza. Me expulsaron con la excusa de que yo era un extranjero que estaba tratando de robar la tierra de los indios para los americanos para ocupar la Amazonia.

Todo esto me llevó a tener la necesidad de intervenir y defender a los yanomami de alguna manera.

Amazon Real - Así que era cuando la mujer regresó a St. Paul y organizó un grupo de estudios en apoyo de la creación de una zona indígena yanomami. Este fue el embrión de la ONG Comité para la Creación del Parque Yanomami, CCPY (después de la Pro-Yanomami). A continuación, se hizo cargo de la coordinación de la campaña para la demarcación de esta tierra indígena, que finalmente se llevó a cabo en 1992. Lo que era más difícil en este movimiento para la demarcación?

Claudia - Sí, me volvió a Sao Paulo, pero con esto en mente: para ayudar a los yanomami de alguna manera. En el momento en que había otras cosas que suceden a otras personas de la Amazonía. Los movimientos en defensa de la causa indígena, antropólogos, las personas vinculadas a las cuestiones indígenas que decidieron defender a los indios. Me uní a este grupo y fue allí que estaba convencido de que tenía que luchar por la demarcación de los yanomami. Evitar la continuación de la carretera Perimetral Norte, y la entrada de aquellas personas que tomaron tantas enfermedades al pueblo Yanomami.

Cuando empecé este trabajo tenía la ciudadanía brasileña, pero para hablar con las autoridades en Brasilia fue difícil, porque como el de hoy tenía un acento cuando hablaba. Y que la información aprobada por el gobierno militar que quería tomar la Amazonía a los extranjeros siguen corriendo en Brasilia. Pero tenía que hacer frente a todo esto, y enfrenté. Pedido audiencia con el presidente de la Funai y otras autoridades. Empecé a hacer este trabajo en Brasilia y hablar sobre el desastre que fue este camino.

Por último, lo que ocurrió fue que el gobierno no tenía dinero para continuar con el trabajo y se paró. Pero me ha costado un montón a la tierra de los yanomami fueron demarcadas como ellos. Luché por ella, pero no era fácil, porque los otros eran extremadamente difíciles, pero entendía lo que estaba haciendo y, en 1992, se delimitó el territorio yanomami.

Real Amazon - ¿Cómo ve ahora Brasil está gobernado por la derecha?

Claudia - no veo! (Se ríe). Es decir, yo creo terrible. Espero que no volvamos a los tiempos militares, pero parece que estamos en el camino. Creo que todo este interés político en Brasil es la explotación de la tierra, la ocupación de los, la deforestación, la minería, hidroeléctricas amazónicas. Eso es lo que veo hoy. Creo que un desastre y no sé cómo esto va a continuar. Eso es lo que digo.

Amazon Real - Volviendo a la fotografía. ¿Cómo convencer a fotografiar los yanomami antes de que el mito de que la fotografía roba el espíritu de la India?

Claudia - Realmente hoy en día tiene una generación - la generación de más edad - que cree que la fotografía roba el espíritu de la persona. Fotografiarlos era un desafío. Pero no fue difícil porque yo estaba involucrado un montón con ellos, respetar su forma de vida y cultura. Me convertí en un amigo y ahora todo el mundo me llama madre. Hemos desarrollado una gran confianza mutua y fotografiarlos fue algo que ocurrió de forma natural.

Amazon Real - Hoy en día los jóvenes tienen acceso a yanomami amor móvil para exponer sus fotos en las redes sociales de Internet. ¿Cómo evalúa este cambio de comportamiento?

Claudia - creo que la cosa es mucho más complicada que la imagen en sí. Digamos que la parte de la imagen me parece muy bien. Por ejemplo, esta reunión asistí allí en Catrimani (TY) dijo que iban a mostrar un video que están produciendo, pero por desgracia no había tiempo. Estoy muy curioso por saber cómo se ven a sí mismos. Este es un aspecto positivo para ellos quieran ver. Una manera de comunicarse con el mundo.

Ahora, me sale un poco preocupado por las cosas de electrónica de consumo como las tabletas, teléfonos móviles, etc .... El móvil se ha convertido en una "fiebre" entre ellos, casi todos tienen. Creo que esto es también una preocupación de los líderes indígenas.

Creo que va a encontrar una manera de dejar claro que este consumo excesivo no es bueno e incluso puede interferir con la cultura de ellos también. Esto es una cosa muy compleja.

Amazon Real - En los últimos años, la mujer buscó en su archivos reinterpretación de su obra. Y de una manera muy creativa se acercó a la fotografía contemporánea. ¿Cómo fue este proceso?

Claudia - Cuando se trabaja en la demarcación de los yanomami indígena era tabú para mí para mostrar mi trabajo de fotografía, porque yo estaba muy específica, odiaba y perseguía por las autoridades y mostrar mi obra en público habría sido el final. Probablemente habrían destruido todo, así que lo escondieron durante algún tiempo.

La demarcación se llevó a cabo en 1992 y luego comenzó un trabajo de salud (CCPY) y el trabajo de educación allí en Demini (TY). Fue poco después de que él pensaba que era el momento de reanudar los trabajos de fotografía existía.

Tenía un bastón en Sao Paulo que estaba interesado en mi trabajo y así es como llegué a la publicación del primer libro. Hice un laboratorio en mi casa y empecé a trabajar mi fotografía. Pero, en realidad, lo que muestro hoy, la gran mayoría, es el momento en el que vivía con los yanomami. Me decidí a mostrar a través de mi trabajo de fotografía de la parte espiritual de los yanomami y el chamanismo, pero he tenido este trabajo, pero tratado de solapar en mis imágenes, por ejemplo, una imagen de una persona, junto con la naturaleza, que acabo de hacer penetrar más y tratar de explicar lo que es la cultura de los yanomami.

Los yanomami creen que todo está vivo pertenece a los vivos, que es a la vez una estrella, la luna, la naturaleza, las hojas de un árbol, etc. Así que quería demostrar que el pensamiento de los yanomami de cómo se sienten y observar a tu alrededor, porque es parte de la naturaleza. Así que puse en libros y exposiciones.

Amazon real - Su libro "Amazonía", con George Love, fue un hito en la fotografía. El Amazonas se presentó de manera innovadora en 1978. En casi 40 años lo que ha cambiado en sus ojos en el Amazonas?

Claudia - Desgraciadamente pocos están destruyendo la Amazonía, especialmente con estos grandes proyectos mineros, hidroeléctricos, y muchos otros. Espero que no podemos destruir el Amazonas.

Hoy creo que lo más importante es entender que la Amazonía es vital no sólo para las personas que viven aquí, sino para el mundo. Si puedo hacer algo por el mundo para entender esto, lo haré. Creo que es lo más importante que podemos hacer en este planeta.

Miro a Amazon con mucha preocupación. La forma en que se va, se está destruyendo poco a poco. ya no existirá la naturaleza si continúa tal como es. Será el final de la Amazonía, por desgracia. La gente es un poco más conscientes, que hace 20 años. Es una conciencia que está naciendo. A diferencia de cómo la política se ve la Amazonia. Es una pelea muy grande.

En 2015, el Instituto Inhotim en Belo Horizonte (MG), ha dedicado su 19ª. galería permanente para el trabajo del fotógrafo Claudia Andujar. El pabellón de 1.600 metros cuadrados muestra 400 fotografías tomadas por el artista entre 1970 y 2010 en la Amazonía brasileña y los indígenas Yanomami, de acuerdo a la página web del museo.  Los informes real Amazon se puede publicar dando créditos de los autores de texto y fotos, como la Licencia Creative Commons - Reconocimiento Internacional 4.0.

http://amazoniareal.com.br/testemunha-de-massacre-contra-os-yanomami-claudia-andujar-e-homenageada-em-roraima/
 
Top