GuidePedia

Prensa.  Senderos de Apure.net. Eduardo Galindo Peña. CNP 11.410.
Fotos: Cortesía.
Profesionales venezolanos entre civiles y militares becarios de la fundación gran mariscal de Ayacucho en Argentina y Rusia se les adeudan casi 7 meses de mensualidad para cubrir el pago desde residencia estudiantil, alimentación, seguro médico, transporte. Dicha situación contraste  al observar  en varias oportunidades a través de los medios nacionales del sistema público unas estadísticas  expresada por el  presidente Nicolás Maduro, de recursos aprobados para tal fin. Sin embargo, los referidos recursos han presentado irregularidades en los tiempos adecuados para su cancelación en este año 2017.

Dicha situación tuvo sus inicios a finales de 2015 y 2016. Pero actualmente la mayor  ausencia de pagos sin ninguna explicación, más allá del argumento tomado del repertorio "Guerra Económica", "Bloqueo Financiero", "Sabotaje de la Ultra Derecha" o la expresión repetitiva expresadas por los directivos presidentes y vicepresidentes de fundayacucho "Hemos hecho todo lo que compete, se escapa de nuestras manos".

Preso Político Carlos Andrés  García del Alto  Apure continúa recibiendo tratamiento médico en hospital de Es por ello, que un becario de Fundayacucho denunció esta situación de casi 7 meses sin cobrar la mensualidad y por temor a represalias guardaremos su nombre. Pero le colocaremos un seudónimo y lo llamaremos “Carlos”, quien nos relató que no se sienten respaldado por la embajada donde se encuentran; “Rusia”  y que lamentablemente no han accionado más allá de la formalidad, más allá de recibir comunicados, o de prestar espacios para realizar reuniones que no llevan absolutamente a ninguna solución concreta. Hasta incluso comentar entre pasillos que "es problema de Fundayacucho" y teóricamente si, tienen la razón es problema de esta fundación accionar y emitir soluciones efectivas, donde destruye la moral escuchar argumentos de esa índole de funcionarios que están en el extranjero para representarnos como venezolanos. Acotó el informante. San Cristóbal.  #24 de agosto

De  igual forma, Carlos dijo que en cuanto a los canales comunicativos,  “un día fui incluido a través del WhatsApp aun grupo integrado por los mismos becarios, analista de becas de fundayacucho, presidente y vice-presidentes de fundayacucho, representación extranjera de fundayacucho e incluso representación de la embajada, a lo que pensé que sería una excelente herramienta para conocer de primera mano. Pues todo lo contrario, ha sido un canal usado en un 90% o más para propaganda política, de todo tipo, reuniones, foros, guerra asimétrica, bloqueo económico, guerra económica, dejando de un lado las inquietudes de los estudiantes. De hecho no tienen cabida ninguna inquietud, y esto se evidencia en la infinidad de mensajes clamando por respuestas, que pasa con nuestra situación? nuestra situación es crítica, podemos ser deportados, estudiantes enfrentando problemas legales por verse en la necesidad de adquirir dinero prestado para llevarse algo a la boca, incluso existen estudiantes amenazados de muerte debido a deudas”.

Además, el becario de fundayacucho que le hemos denominado “Carlos”, para proteger su fuente señaló, “¿Quién dice la verdad? ¿A quién se le cree? incluso ante tantos funcionarios becarios,  y otros eternos becarios que han gozado de una beca tras otra sin cumplir con el tiempo reglamentario para postularse a ellas es difícil organizarse, sin ser objeto de informes mal intencionados sobre cualquiera de nosotros.  Apoyados en que como becarios somos actores políticos. Yo pensé que era un ciudadano venezolano capacitándose para dar lo mejor de sí al retornar a la patria, ya que en ninguna parte del contrato se expresa que debemos ser partidistas o políticos, si no ser patriotas, honrar nuestros símbolos patrios y representar como lo hemos hecho dignamente a nuestro país”.

De igual forma, “Carlos”, quien es un  becario de fundayacucho, del cual, protegemos su identidad concluyó diciendo, “es mi más sincero deseo que estas líneas se tomen como un clamor, de un grupo de patriotas que desean romper este cerco comunicacional con la patria, y se dé a conocer esta situación, se presentan balances positivos. Números, tablas de cálculo, procurando solo cumplimiento de metas, porque dicho sea de paso, mantienen el envío de más estudiantes, la apertura de más convocatorias a estudios sin haber resuelto el problema tan grave que acontece con los que ya estamos fuera.  Con fe y esperanza. Becario venezolano”.

Cabe destacar, que remitimos un comunicado fechado en el mes de agosto de becarios venezolanos en Rusia y dirigido al presidente  de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, Abog. Cesar Gabriel Trompiz Ceconi:



 
Top