GuidePedia

Prensa. ShareAmerica -
Las aves en peligro de extinción recibirán algún tipo de protección necesaria gracias a un  “bot de charla”, también conocido como “bot conversacional”,  que es un programa computacional que “conversa” con entusiastas de la naturaleza para ayudar a reunir información relevante y necesaria para rastrear y proteger a aves amenazadas.

La idea de un bot de charla surgió durante el segundo evento anual Zoohackathon (Hackatón por los zoológicos), coauspiciado por el Departamento de Estado de Estados Unidos y que reúne a codificadores informáticos, diseñadores y conservacionistas de todo el mundo para desarrollar aplicaciones y otras herramientas de alta tecnología para luchar contra el tráfico de vida silvestre.

Estos eventos aportan destrezas de alta tecnología a un problema mundial. El tráfico de fauna silvestre, como la caza furtiva, el tránsito ilegal y el comercio y venta de vida silvestre, es el cuarto delito transnacional más grande del mundo, valuado en 23.000 millones de dólares anuales.

Un equipo llamado Local Rangers, con la idea de los bots de charla, superó a otros competidores entre el 22 al 24 de septiembre en el zoológico de San Diego. Básicamente, los residentes tenían que enviar un mensaje de texto con avistamientos de aves en peligro de extinción, y el bot haría preguntas sencillas sobre el comportamiento y la anidación que posteriormente se agregarían a otros informes para ayudar a completar la información general sobre  la salud de la población.

Además del bot, el equipo creó una estructura de incentivos que recompensa a las personas por contribuir con información a la aplicación y las disuade de realizar la caza furtiva de aves. El equipo espera que investigadores e instituciones paguen a los científicos ciudadanos por información sobre los avistamientos de aves.

Los Local Rangers se enfrentarán contra los equipos ganadores seleccionados de los eventos celebrados en Nueva Delhi y Londres del 6 al 8 de octubre. El ganador final será anunciado en noviembre.  Durante las pausas en el hackatón, los equipos aprendieron de trabajadores del zoológico y científicos de conservación sobre el comportamiento animal. La Asociación de Zoológicos y Acuarios, que coauspicia el evento, gasta millones de dólares en salvando especies en peligro de extinción.

 
Top