Denuncian casos de niños han sido separados de sus familiares solicitantes de asilo en la frontera de EE.UU con México.

Una tendencia alarmante a lo largo de la frontera de Estados Unidos con México se habría intensificado en el último año: la práctica de separar a los niños inmigrantes de sus padres a manos de los funcionarios de inmigración de los EE.UU., reportó American Inmigration Council.
Prensa. Mundo Hispánico
Desde hace tiempo, la unidad familiar se ha reconocido como un derecho humano fundamental, consagrado en el derecho nacional e internacional. La separación de familiares en la frontera de Estados Unidos y México y dentro de los Estados Unidos que no se basa en motivos justificables de protección infantil contraviene las leyes nacionales e internacionales sobre bienestar infantil, derechos humanos y refugiados, según American Inmigration Council.

Estas acciones reportadas en una investigación y sus conclusiones irían en contra de los principios establecidos en los EE.UU. y del derecho internacional, por lo que el Women’s Refugee Commission (WRC), la American Immigration Lawyer’s Association (AILA),  y varias otras organizaciones de derechos de inmigración, presentaron una queja ante la Oficina de Derechos Civiles y Libertades Civiles (CRCL) del Departamento de Seguridad Nacional (DHC) y la Oficina del Inspector General (OIG), exigiendo una investigación sobre este aumento en la separación de familias.

La denuncia presenta una muestra representativa de casos en los que los niños han sido separados de sus familiares solicitantes de asilo en la frontera, incluidos varios casos en los que un familiar ha sido separado para que el gobierno pueda enjuiciarlos por delito grave de reingreso ilegal. Estos casos también incluyen padres cuyos niños pequeños han sido separados de ellos y colocados en refugios para niños, separación que desencadena procedimientos de bienestar infantil porque los padres no pueden cuidar al niño mientras están detenidos. Otros involucran a personas que son separadas de cónyuges críticamente enfermos, y luego son liberadas cuando la pareja ha muerto.

El aumento alarmante de familias divididas por las fuerzas de seguridad es lo último en una serie de ataques a familias inmigrantes y contradice declaraciones hechas por el ex secretario de Seguridad Nacional John Kelly en marzo de 2017, cuando afirmó que el DHS no separaría familias a menos que un niño estuviera en peligro.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment