FRONTERA: Venezolanos que habitan en cancha de Cúcuta fueron atacados con bombas molotov.

Prensa. lanacionweb.com
Unas 80 personas intentaron ingresar a la cancha de Sevilla en la que dormían centenares de venezolanos, la noche de este lunes, luego de que les fueran lanzadas a los inmigrantes que estaban en el bautizado ‘Hotel Caracas’ varias bombas  molotov.

El coronel Javier Barrera, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) confirmó que el hecho ocurrió aproximadamente a las 10:00 pm, por lo que de inmediato reaccionaron los integrantes de la institución que custodian el lugar, para evitar que se presentara algún enfrentamiento, reseñó el diario La Opinión de Cúcuta.

“Esto no puede volver a pasar y nosotros no vamos a dejar que esto suceda… allí hay seres humanos y se les deben garantizar sus derechos”, expresó Barrera, quien precisó que nadie fue detenido por lo ocurrido, aunque informaciones en redes sociales informaban sobre algunos capturados.

A través de RCN Radio, Manuel Contreras, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de Sevilla, rechazó lo sucedido. “Nosotros no estamos de acuerdo con estos ataques que atentan contra la integridad de una persona, porque no somos delincuentes, solamente defendemos nuestros derechos de movilidad y seguridad”.

La acción con estas bombas artesanales se dio varias horas después de la protesta de habitantes del barrio, en la mañana del lunes, exigiendo el desalojo del escenario deportivo y quienes además denunciaban desde hace días el aumento de la criminalidad en la zona.

Los residentes aceptaron la petición del alcalde César Rojas, quien arribó para calmar los ánimos, de darle un plazo de dos días para desalojar progresivamente el escenario. Manifestó que a quienes tengan su pasaporte y documentos en regla les ayudarán a trazar la ruta para que sigan su camino a su lugar de destino y quienes no, deberán regresar a Venezuela.

Los extranjeros que cuenten con el permiso y los papales para trabajar lo podrán hacer. Es por eso, que la mañana de este martes eran pocos los extranjeros, de los 900 que llegaron meses atrás, que quedaban en la instalación.

Rojas también destacó en esa oportunidad que su propuesta de crear albergues y unos dormitorios para los inmigrantes no prosperó ante la Cancillería, la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres (Ungrd) y la ONU, porque “no es viable esa solución, por cuanto en Venezuela no hay una guerra”.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment