GuidePedia

Senderos de Apure.net. Eduardo Galindo Peña.
El profesor Iván Pérez nos cedió su ponencia del año 2012 denominado; “Cultura al Nazareno de Achaguas Patrimonio Artístico Cultural de Venezuela” y forma parte también  este trabajo del Prof. Pérez del libro que publicó esta semana la editorial Grafismo cuyo nombre es; “Nazareno de Achaguas Cuatro Visiones”, donde cuatro autores hablan en cuatro vertientes y de épocas sobre el Nazareno de Achaguas. Por lo que, pedimos si es tomado el texto colocar el nombre del autor de la ponencia y fue un material que gentilmente el Prof. Iván Pèrez colaborador de Senderos de Apure.net nos cedió para compartirlos con ustedes.   

CULTO AL NAZARENO DE ACHAGUAS
PATRIMONIO ARTÍSTICO CULTURAL DE VENEZUELA
Autor: Prof. Iván Darío Pérez

Desde el contenido del nuevo testamento se define el Culto, como un acto religioso que tiene por objetivos esenciales reconocer la soberanía absoluta de Dios y rendirle el honor debido. La iglesia es el lugar privilegiado del culto en el cristianismo, mientras que la sinagoga lo es en el judaísmo y la mezquita en el islam.

Todas las religiones celebran de alguna forma actos de culto. Para el cristiano, el culto externo es sólo el aspecto visible de una actitud interior, que es en realidad el valor religioso más importante. Es lo que el propio Jesús llamó culto en espíritu y en verdad. Todos los cristianos de las distintas tradiciones han subrayado el papel trascendente de la devoción y de la oración individual, tal y como lo indicó Jesús, instituyendo así la oración universal: el Padrenuestro, cuyas primeras palabras subrayan la naturaleza y el sentido de comunidad que tiene el culto.

En virtud a lo anterior, vista su importancia para iniciar el relato del Culto del Nazareno de Achaguas, considero necesario hacer un recorrido por la historia de este representativo pueblo apureño, que fue fundado por Fray Alonso Castro, el 04 de diciembre de 1774, con el nombre de Santa Bárbara de Achaguas, en honor a sus habitantes indígenas con el mismo nombre, y los cuales eran acompañados por Otomácos y Taparitas.

Tiene Achaguas una extensión territorial de 15.387 km2 desde el río Apure al norte, hasta el río Cinaruco al sur; como municipio Autónomo, hoy día lo integran las parroquias Achaguas, Apurito, Guachara, Guasimal, El Yagual El Samán, Rincón Hondo.

En Jurisdicción de este Municipio apureño se liberaron contiendas que fueron antesala de la Batalla de Carabobo, con la que se obtuvo la Independencia de Venezuela del reino español, siendo las de más relevancia, las siguientes:

Batalla de “El Yagual, ejecutada el 08 de octubre de 1816, donde el Gral. José Antonio Páez venció con 700 soldados al poderoso ejercito realista que estaba conformado por 2.300 hombres y era comandado por el Coronel español Francisco López”.

Batalla de Mucuritas, realizada el 28 de Enero de 1817, donde el General Páez vence al Gral. Español La Torre; acción que hace que el Gral. Pablo Morillo escriba el siguiente reconocimiento
“Catorce cargas consecutivas sobre mis cansados batallones me hicieron ver que aquellos hombres no eran una gavilla de cobardes poco numeroso como me habían informado, sino eran tropas organizadas que podían competir con las mejores de su majestad El Rey”

Batalla de “Las Queseras del Medio”, hecho sucedido el 2 de Abril de 1819, donde lucharon 150 lanceros, venciendo el Gral. Páez al ejército realista bajo el mando del español General Pablo Morillo; en este hecho histórico se ubica el Grito de “Vuelvan Caras”; acción que condujo al Libertador Simón Bolívar, a escribir en su proclama del 03 de Abril de 1819 lo siguiente:

“A los soldados valientes Bravos de Apure: soldados ¡acabáis de ejecutar la proeza mas extraordinaria que pueda celebrar la historia militar de las naciones…!”
Los 150 héroes fueron condecorados por el propio Libertador con la Cruz de los Libertadores.

Hechos y hazañas como las anteriores hicieron de Achaguas el centro del poder económico y militar de Venezuela;   por disponer Apure en abundancia el único medio de transporte que era el caballo y de la riqueza ganadera para la manutención de los ejércitos.

El 10 de mayo de 1821, parte de la población de Achaguas el Ejercito de Apure, bajo el mando del General José Antonio Páez, con 1500 hombres de caballería y 1000 de infantería, llevando 2000 caballos de reservas y 4000 novillos; con destino a la sabana inmortal de Carabobo y donde los esperaba la intendencia del Ejército Patriota bajo el mando supremo de nuestro Libertador Simón Bolívar.

El ejército de Apure, se cubrió de gloria derrotando al ejército español en ¾ de hora, sellando así la Emancipación de Venezuela, con la célebre Batalla de Carabobo.

Concluida la guerra, por decreto fechado, firmado y refrendado el 17 de junio de 1823, el congreso de la Gran Colombia crea la Providencia de Apure, teniendo como capital a la población de Achaguas. En el año 1836, la capital de la provincia es mudada o transferida a San Fernando de Apure, hoy Municipio capital.

Cabe destacar que el General José Antonio Páez antes de partir al campo de Carabobo, ofreció  a la población de Achaguas una Imagen del Nazareno, con el fin de lograr la victoria en pro de la independencia de Venezuela. Efectivamente en el año 1833 el Gral. Ordena la elaboración de la imagen al Artista de origen Español José de la Merced Rada y en 1835 llega a la población de Achaguas, de mano del entonces Presidente de Venezuela; causando asombro al Gral. Porque el santo había quedado, tal y como él se lo había imaginado.

Este asombro y el milagro que le había concedido el Nazareno al Gral. Con la victoria de Carabobo, es el momento exacto del inicio del culto al Nazareno de Achaguas, es entonces que zonas aledañas y gente de todo el territorio venezolano, como también de otros países acuden diariamente a expresar de diferentes formas su fe y agradecimiento por favores y milagros que han recibido de tan representativa imagen, que no es más que la imagen del calvario vivido por Jesucristo cuando con sus sufrimientos y el derramamiento de su sangre redimía al mundo.

Cabe destacar que es de suma importancia conocer a fondo la estructura de esta imagen milagrosa: fue tallada en madera (roble negro, madera esta que tiene su origen de Europa), tiene 1.80 metro de alto, la cruz tiene 2.70 metros, en su palo mayor y 1.40 en el palo menor, con un espesor de 7 x 12,5 cm.; en relación a las características fisonómicas  de la imagen son talladas en madera,  están recubierta con una fina capa de yeso, la cara, las manos y los pies,  pertenece al género de santos de vestir, en la base también de madera esta en relieve, la inscripción que dice “José Antonio Páez”. Al Nazareno de Achaguas lo acompaña Simón Cirineo, también tallado en madera, un poco más pequeño y artísticamente con las mismas características.

Es el Miércoles Santo de cada año cuando acuden miles de fervorosas personas a rendir culto a esa imagen que expresa el dolor, el sufrimiento de esa cara martirizada y al mismo tiempo de perdón, bondad y ternura propia de nuestro señor Jesucristo. Son muchas las formas de postrarse ante la imagen del Nazareno de Achaguas, unos convierten el momento en un verdadero Apamate o bosque de Orquídeas, llevando vestimentas de color morado y púrpura, tanto hombres como mujeres; otros caminan descalzos, de rodilla, cargando pesadas creces, imágenes,  entro otros.

También llevan ofrenda, tales como vestidos para la imagen, flores, dinero, cabellos, medallas, coronas de Azahar, esfinges de oro y plata que muchas veces simbolizando la parte del cuerpo curada por la milagrosa imagen.  Es de esta manera en que el apureño religioso y los venezolanos todos, cada año acuden a la población de Achaguas a dar las gracias a Dios Todopoderoso representado en la imagen de su hijo amado Jesucristo a dar gracias y expresar su fe por el favor recibido; convirtiéndose todo esto en la máxima expresión de devoción popular en el Estado Apure.

Cuenta la historia que escribe el Dr. Eduardo Hernández Carstens, en su obra La Venerada y Milagrosa Imagen del Nazareno de Achaguas”, editada el año 1985, cuando este ilustre apueño era el Cronista de la ciudad de Achaguas y en el marco del Sesquicentenario de la Entronización de tan venerada imagen en la Iglesia de Achaguas. En la obra se mencionan muchos de los testimonios y anécdotas ocurridas por más de siglo y medio, entre los cuales podemos destacar:

En el año 1926, cuando hubo una gran sequía y se perdían las cosechas, se morían rebaños. Una fervorosa devota, doña Petra Velásquez de Pérez, hizo una petición o rogativa al Nazareno , cuya imagen llevaron en procesión por las calles de la ciudad y como respuesta a ello esa misma noche por obra de la divinidad de Dios cayo un fuerte aguacero que permitió el reverdecimiento de sabanas, conucos y estabilización de la existencia animal.  

Otro testimonio de gran significado para la población de Achaguas y creyentes o no creyentes, fue:

En el año 1945, cuando el párroco de entonces, Padre Echenique, dispuso hacer una novena al Nazareno para que dejara de llover y a los siete días de novena cesaron las lluvias y comenzaron a bajar las aguas, quedando el pueblo bajo el asombroso similar al anterior caso.
La tradición recoge también que una vez  habían cambiado al párroco y,  el que recién llegaba acorto el recorrido acostumbrado de la procesión y al llegar a la puerta del templo, la cruz subía 4 dedos aproximadamente, impidiendo esto la entrada de la imagen.  Es entonces cuando un devoto y la multitud en su mayoría, manifestaron que el Nazareno estaba enojado porque la procesión iba a terminar antes de la hora acostumbrada, es entonces cuando el sacerdote decide entregarle la imagen al pueblo para que terminasen el recorrido, logrando así que la imagen entrase al templo sin ninguna contrariedad.

Se dice que en los últimos años el Nazareno le ha demostrado a sus devotos achaguenses que los cuida y está siempre pendiente de ellos; así se los demostró cuando un Miércoles Santo, en la década de los ochenta, iba en procesión y para ese entonces la señora Amelia Melgarejo quien era la encargada del mantenimiento de la imagen estaba enferma en su casa y pidió que la imagen se parase en la puerta y cuando esto sucedió, esta servidora al Nazareno espiro y le entregó su alma al altísimo.

Hoy día continúa el pueblo rindiéndole Culto a esta venerable imagen. Es el caso que en años atrás el joven Gregorio Luque, inició una caminata en honor al Nazareno, hoy día se le han uniendo a este joven apureño un grupo de creyentes fieles a la imagen y realizan la Caminata por la Fe; la cual sale de San Fernando el día lunes santo y llega a l población de Achaguas el miércoles santo al medio día.

El culto al Nazareno de Achaguas esté lleno de fervor, religiosidad, constancia, tradición que hacen que se fortalezca aún más las creencias míticas del pueblo y al mismo tiempo perdure cada vez mas como la máxima manifestación de fe del territorio Apureño y por ende es pieza fundamental del  Folklore Venezolano.

De hecho anualmente acude toda una constelación de cantante y músicos a rendirle al Nazareno la tradicional serenata que finaliza poco   antes que salga la procesión, es en ese momento que la imagen es recibida en el umbral de la puerta por sus feligreses, rindiéndoles estos un caluroso aplauso, de esa manera comienza el recorrido acostumbrado que hace el Nazareno, evocando así, el camino al calvario de nuestro señor Jesucristo, acompañado por la banda del estado tocando piezas de música sacra. En esta procesión la imagen hace varias paradas, las más acostumbradas: a las puertas de la policía, del hospital, esto con la finalidad de impartir la bendición a todas las personas privadas de la libertad y las que por motivo de salud no pueden acompañar al santo patrono de Achaguas, respectivamente

Es, en ese  momento, cuando cualquiera que esté presente puede medir lo grande que es rendir culto al Nazareno de Achaguas, el regocijo que da ser apureño y tener como protector a Jesús de Nazareno.

A través del recorrido histórico del Municipio Achaguas, el por qué de la existencia del Nazareno y sus características y testimonios de fe podemos decir que si alguna población es importante y representativa en el Estado Apure, es la de Achaguas, escenario indígena, de hechos y hazañas emancipadoras, cuna de héroes, inspiración para poetas, poetisas, de escritores, músicos y cantantes, cuna del folclor apureño, icono relevante en el patrimonio cultural de Apure y Venezuela.

Lo anterior expuesto, conduce a solicitarle a las autoridades de ese   municipio, hagan de Achaguas una población donde el Rescate y Preservación del Patrimonio Cultural y sus Costumbres y Tradiciones, sean eje fundamental en los procesos de enseñanza que imparten todos los docentes de cada una de las instituciones educativas y tomen también esta estrategia, los hacedores de cultura, agrupaciones e instituciones culturales para que contribuyan así a la conjugación masiva de esfuerzos, y recursos en pro del desarrollo del Municipio, de Apure y de este gran país, Venezuela.

En los dos últimos años las autoridades eclesiásticas han tomado la  iniciativa  de traer la imagen del Nazareno a las poblaciones apureñas,  desde Achaguas hasta San Fernando, permitiendo con esto un crecimiento espiritual  y acercamiento con Dios. Esto representa una excelente idea, pero permítanme recomendarles que se debe institucionalizar dicha iniciativa y conformar una comisión responsable del traslado de la imagen, la cual es de vital importancia que esté integrada por personas técnicas y profesionales conocedoras de la manipulación de obras de arte; tal es el caso de la imagen del Nazareno de Achaguas que por su existencia de 172 años y que es pieza del Patrimonio Artístico Cultural Apureño, amerita ser manipulado correctamente para evitar daños y deterioro que más adelante pudiéramos lamentar, y que puedan afectar la Espiritualidad, el Fervor del apureño y de la imagen milagrosa del Nazareno de Achaguas, respectivamente.

Todo lo que encierra esta ponencia sirva de estimulo y consideración para conocer   lo nuestro, aprender a  preservarlo para que perdure en el tiempo y siga siendo factor fundamental, del gentilicio apureño, como también la Promoción y Difusión del Folclor Llanero, bajo el lema Mas Cultura-Mejor Cultura-Cultura del Pueblo.

Señores y señoras, elevemos al Santo Nazareno una oración que dice así, pongámonos de pies y repitamos todos:

Oh Jesús Nazareno de Achaguas, brazo fuerte, poderoso y protector nuestro, no, nos abandones, guíanos por el camino del bien para alcanzar tu gracia eterna y lograr la paz y la unión de todos, por el bien de tu pueblo amado, así sea. Amen
Brindémosle un caluroso aplauso a la imagen más venerada por los Apureños y venezolanos todos.


CONVERSATORIO MANIFESTACIONES FOLKLÓRICAS APUREÑAS Y ALGO MAS…

PONENCIA

“CULTO AL NAZARENO DE ACHAGUAS”


PONENTE

PROF. IVÁN DARÍO PÉREZ
  

SAN FERNANDO DE APURE, NOVIEMBRE 2012.

ARCHIVO: INFORMACIÒN DEL LIBRO; “NAZARENO DE ACHAGUAS CUATRO VISONES”:
 
Top