GuidePedia

Prensa. Estimulo.com.
La Asamblea Nacional acordó reconducir el Presupuesto nacional del próximo año y solicitaron que se inicie un procedimiento en contra de los magistrados del TSJ. El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Simón Calzadilla, inició el debate del proyecto de acuerdo de reconducción presupuestaria y de rechazo a la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que avaló la aprobación del Presupuesto de la Nación 2017 sin la aprobación legislativa.

Recordó que la manera de proteger la soberanía y que los recursos no fuesen mal gastados por los servidores públicos, se establecieron los órganos contralores, entre estos, la Asamblea Nacional. “Ningún gobernante puede gastar y presupuestar los recursos del pueblo como le de la gana”, dijo.

Expresó que los parlamentarios acudirán a organismos internacionales, como la Organización de Naciones Unidas, a denunciar que el presidente Nicolás Maduro se haya “autoaprobado” el presupuesto y el endeudamiento para el próximo año. “También vamos a ir a la Fiscalía General de la República”, dijo.

El diputado de oposición José Guerra, vicepresidente de la Comisión de Finanzas del Parlamento, sostuvo que el actual presupuesto “es absolutamente ilegal pues viola los artículos 313 y 312 de la Constitución”.  Hizo referencia a ambos artículos. El primero establece que el Ejecutivo debe presentar el presupuesto a la AN y con el segundo, un nuevo Gobierno no reconocerá “deuda ilegítimamente contraída”.

“No serán reconocidos por el gobierno de 2017, la colocación de bonos de la deuda pública interna o externa, ni los préstamos bilaterales que no sean aprobados por la Asamblea”, afirmó Guerra. Expresó que el nuevo presupuesto establece que 83% de los ingresos  provendrán de ingresos internos. Indicó que en una economía en recesión no se puede sacar esa cuenta.

“La barbaridad es que dice que el aporte fiscal petrolero va a ser solo 3%, ¿dónde están los reales?”, señaló. Las normas constitucionales establecen además que si el Ejecutivo no entrega al Parlamento el proyecto de ley de ingresos y gastos para un ejercicio fiscal específico, debe reconducirse, es decir, aprobarse el mismo presupuesto que se fijó para el año anterior.

El diputado del Psuv, Asdrúbal Chávez, reiteró que el presidente Maduro aprobó el presupuesto a través del TSJ porque la Asamblea está en desacato. Ofreció algunas cifras. “6 billones 246 mil 265 millones de bolívares estarán destinados a fortalecer todas las misiones del sector vivienda, salud y deporte”. Añadió que 73,6% del gasto establecido irá a la inversión social, de ese porcentaje, 11% al desarrollo económico de la economía popular y 19% a la seguridad ciudadana.

También destacó que Bs 7 billones 600 mil millones son ingresos no petroleros provenientes de los impuestos y recaudación del Seniat, mientras que Bs 276 mil millones saldrán de los hidrocarburos. En pleno debate y mientras intervenía en el debate el diputado del Psuv, Ramón Lobo, se fue el servicio eléctrico en el Hemiciclo. El primer vicepresidente de la AN, Enrique Márquez dijo que lo que sucedió en la Asamblea “es lo que sufre Venezuela”. Añadió que en todo el sector hay cortes de luz y que el Parlamento está funcionado con la planta eléctrica.

Lobo sugirió que el apagón “no había sido fortuito”.
Una vez que se retomó el debate sobre el presupuesto, el parlamentario opositor Alfonso Marquina indicó que “el zarpazo de Maduro” fue para “evitar el control del pueblo de Venezuela”. “Los reales salen del más perverso de los impuestos que es la inflación”, expresó. Dijo que el presupuesto aprobado por una Sala del TSJ que usurpa las funciones de la Asamblea es nulo.

Propuso que se incluya un nuevo ordinal, en el que se acuerda acudir  al Consejo Moral Republicano para que inicie el procedimiento de falta grave de los magistrados del TSJ por su actuación.  La AN aprobó el acuerdo en rechazo a la actuación del Ejecutivo.
 
Top