GuidePedia

Prensa.chacodiapordia.com. Argentina.
Se trata de una iniciativa del diputado Hugo Ságer, para incorporar la metodología como terapia complementaria. “El arte se ha convertido en la mejor herramienta para desdramatizar el ambiente hospitalario”, aseguró el legislador entre sus fundamentos.

Se trata del proyecto de ley 4040 que impulsa la incorporación al Sistema de Salud del Chaco, de la labor del payamédico como terapia complementaria. El autor de la iniciativa, Hugo Ságer, explicó que se pretende "introducir la labor de los payamédicos al Servicio de salud de la Provincia del Chaco, en los hospitales públicos tanto provinciales como municipales" dada la gran importancia por su labor para mitigar lo traumático de los proceso de internación".

En el texto normativo, define al payamédico como la persona especialista en la técnica payaso teatral adaptada al ámbito hospitalario, que cuenta con información específica, posee los certificados oficiales correspondientes y cumple con las normas de bioseguridad, ética y estéticas propias de la disciplina, manteniendo la idoneidad mediante actualización permanente.

Ropone en esa línea, la creación del Servicio de Payamédicos en los hospitales de jurisdicción provincial, y como autoridad de aplicación al Ministerio de Salud.  Mientras que el Ejecutivo será quien determine los requisitos y condiciones de los payamédicos para el desarrollo de sus tareas en los hospitales públicos provinciales en los que se los requiera, y los presupuestos que se destinen a la actividad.

Humanización hospitalaria
El legislador Ságer, adujo que "la tecnificación, la sobredemanda de atención médica y la gran cantidad de afecciones modernas provocan una cosificación de los pacientes y profesionales del ámbito de la salud, causando que las personas hospitalizadas no solo padezcan por la dolencia que transita sino por la compleja situación de estar internado".

En relación a esto es que defiende la idea de humanizar la internación del paciente. "La Humanización Hospitalaria es una corriente en el mundo que persigue como objetivo la idea de que los pacientes sean abordados desde un enfoque integral, evitando las etiquetas médicas y las divisiones entre sanos y enfermos, y favoreciendo así la mejor recuperación del estado de ánimo y de la salud física".

"Dentro de éste nuevo paradigma, el arte se ha convertido en la mejor herramienta para desdramatizar el ambiente hospitalario y, especialmente se ha descubierto que la introducción del humor beneficia tanto a las personas en situación de internación como al personal sanitario" afirma Sager aportando que "la experiencia ha demostrado que la posibilidad de mantener un estado de ánimo optimista sostenido, la creación de estructura mentales a través de la fantasía y la reconexión con las partes sanas del individuo, generan la activación de los núcleos basales en el sistema nervioso central y el sistema límbico, los cuales causan liberación de endorfinas. Las mismas tienen un efecto analgésico, provocan un aumento de las defensas y de manera coadyuvante, mejoran la respuesta al tratamiento y la evolución de la enfermedad", describió el legislador.

"Dentro de las disciplinas complementarias que se sumaron a los retos de la situación de hospitalización, se destaca la labor de los payamédicos quienes supieron adecuar perfectamente su arte a las limitaciones de espacio, exigencias de bioseguridad y fuerte carga emocional propios del hospital" indicó Sager como parte de los argumentos de la iniciativa presentada.

 
Top