GuidePedia

Prensa. PI/ JVP/ CNP: 6798.
 En una demostración de unidad, Pedro Izarra, Carlos Ramos y Jesús Rondón, se pronunciaron sobre el silencio administrativo de la MUD con respecto a la selección del abanderado opositor para la primera magistratura regional. En rueda de prensa los precandidatos a la Gobernación de Mérida por el sector opositor, hicieron un llamado de atención a la Mesa de la Unidad Democrática, para que realice a la mayor brevedad posible a elecciones primarias para designar al abanderado regional.

Pedro Izarra, Carlos Ramos y Jesús Rondón, en una demostración de unidad, se pronunciaron sobre la necesidad de agotar la etapa de las pre-candidaturas y comenzar a trabajar en función de las elecciones regionales que constitucionalmente deben realizarse este mismo año. Izarra dijo que su equipo de trabajo está preparado para asumir este reto y medirse internamente, ya es hora de que la oposición tenga un líder que salga a a palestra con el apoyo de todos, sin que esto afecte el impulso del revocatorio presidencial, que también es un derecho constitucional y por el cual están trabajando sin descanso.

"La MUD debe dar respuesta inmediata sobre el proceso de primarias, ya con un candidato único, las directrices políticas serán dictadas por quien salga favorecido por la mayoría opositora", indicó. Por su parte, Ramos señaló que tanto el trabajo por el revocatorio y las elecciones a gobernador pueden marchar de forma paralela, pues son espacios  constitucionalmente establecidos y la unidad necesita una cabeza visible que debe salir de unas elecciones primarias.

"La coalición opositora ya tiene dos comunicaciones enviadas de nuestra parte, firmadas por todos los factores políticos que la conforman y no se justifica que aún no haya emitido respuesta". Rondón también coincidió con sus colegas pre-candidatos, indicó que la MUD tiene que dar respuesta y se debe designar una comisión electoral regional para este proceso, el cual debe marchar a la par del revocatorio.

"La Constitución señala claramente los tiempos electorales y el CNE no debe seguir delatando los mismos, es el deber ser de la democracia, cumplir con lo que establece la ley y  dar continuidad institucional en este momento crítico, donde el pueblo tiene el pleno derecho de decidir su futuro". Los tres aspirantes sentenciaron que no aceptarán imposiciones a dedo sobre la candidatura de la MUD, ya que el pueblo tampoco lo va a permitir, mientras seguirán apoyando toda la logística y la convocatoria para el revocatorio, cuya próxima fase está prevista para los días 26, 27 y 28 del mes en curso, para recolectar el 20 % de las firmas para su activación definitiva. 
 
Top