GuidePedia

Prensa. elestimulo.com.
La Asamblea Nacional creó una comisión mixta para investigar el caso de los sobrinos de la pareja presidencial que fueron hallados culpables por la justicia norteamericana por presunta conspiración de tráfico de 800 kilogramos de cocaína a Estados Unidos.
Antes de iniciar la sesión, El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) planteó la incorporación en el orden del día un pronunciamiento sobre la solicitud que hicieron los diputados de Amazonas de desincorporarse de la Cámara el martes pasado. Los parlamentarios de la Unidad no respondieron con “la señal de costumbre” por lo que esta solicitud fue negada.

El martes pasado Nirma Guarulla, Romel Guzamana y Julio Ygarza emitieron una misiva al Legislativo en la que expresaban su “voluntad de presentar” su “desincorporación” de la Cámara. En esa ocasión, la junta directiva se dio por notificada pero aún no ha habido una respuesta oficial.

El acuerdo
El acuerdo, que al finalizar el debate fue aprobado por la oposición, además de crear la comisión mixta que inicie una investigación del caso de los sobrinos de la también diputada Cilia Flores, exige al presidente Nicolás Maduro informar sobre los señalamientos hechos a sus familiares.

La comisión estará compuesta por los parlamentarios de oposición José Luis Pirela, Ismael García, Teodoro Campos, José Trujillo e Ismael León. Quedaron dos puestos abiertos para la bancada oficialista. Exhorta también al mandatario a facilitar las informaciones en la investigación. Insta al Ministerio Público y a la Contraloría a que inicien los procesos para ver si existe mérito de abrir una investigación en el país.

Solicita al Ejecutivo y nuevamente al Ministerio Público a dar cumplimiento con los parámetros de lucha contra el narcotráfico. Se acordó remitir el documento a la fiscalía del distrito sur del Estado de Nueva York donde se llevó a cabo el juicio.

El debate
 El diputado de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Ismael García inició el debate sobre la investigación judicial por delitos de narcotráfico recaída sobre los sobrinos de la primera dama y diputada oficialista Cilia Flores.

“Venezuela hoy está catalogada por la ONU y la DEA como un país desde el que se distribuye droga al resto del mundo”, manifestó. García rechazó que el jefe de Estado “mantiene absoluto silencio” ante el hecho de que sus familiares estén involucrados en el caso.

El sábado pasado, Efraín Antonio Campo Flores y a Francisco Flores de Freitas, familiares de la pareja presidencial, fueron hallados culpables por la justicia Norteamericana por conspirar para traficar drogas hacia Estados Unidos.

La decisión fue anunciada al final de cinco horas y media de deliberaciones del jurado, compuesto por siete mujeres y cinco hombres. La condena será dada a conocer el 7 de marzo. García recordó que en el caso los sobrinos de Flores fueron acusados por conspirar en una operación que llevaría hasta aquel país unos 800 kilos de cocaína.

El diputado añadió que el empresario petrolero Wilmer Ruperti aportó 20 millones de dólares para la defensa de los culpables, por lo que “la primera conclusión es que tiene que ser llamado el presidente de PDVSA para que explique esta situación” ante la Cámara.

García sostuvo que la denuncia de que usaran el hangar presidencial para partir del país así como pasaportes diplomáticos “hacen todo más grave”. Preguntó quién vendió las armas mencionadas en la investigación. “No ha habido una posición ante el país del presidente de la República a pesar de que estamos frente a un hecho extremadamente grave”, dijo.

“Un penoso debate”
El diputado del Psuv, Edwin Rojas, calificó el debate de “penoso”. Aseguró que la Unidad “ya no tenía más temas” y por ello sacaron este asunto. “Se habla de un juicio realizado en EEUU, ese mismo que dijo que habían bombas en Irak y que años después reconoció que Sadam Hussein no tenía armas de destrucción masiva. Esa misma justicia americana que sembró droga en el avión del expresidente de Colombia Ernesto Samper, que hoy es el secretario ejecutivo de la Unasur”.

Durante la intervención, los diputados de oposición le decían “enfócate en el tema”.

Rojas sostuvo que el juicio es “amañado”. Añadió que no hay pruebas. “Los reto porque cuando hay un delito no puede haber un delito sin delincuente o sin pruebas”.

Aseguró que los diputados de la Unidad son “operadores de la DEA”. Dio algunas cifras de las supuestas victorias en la lucha contra el narcotráfico del Ejecutivo venezolano.“Desde que se fue la DEA, se han encautado más de 500 toneladas de drogas. Se ha extraditado a más de 60 capos del tráfico internacional”, dijo.

Julio Montoya de la oposición, inició diciéndole a Rojas: “diría Cantinflas, no me defiendas así”. Le respondió diciendo que el debate “sí es penoso” por el “silencio ensordecedor” por parte de Maduro y Flores.

“Esperaba otra respuesta de ustedes porque creo que otros dirigentes del Psuv no tienen nada que ver crímenes de narcotráfico. No ataquen el mensajero, escuchen el mensaje”. “Hoy defendiendo a Rafael Ramírez no van a poder esconder la barbaridad que es PDVSA”, explicó.

Montoya añadió: “Yo no tengo que decir que el presidente o la primera dama son narcotraficantes, pero contando con el Sebin y la inteligencia militar cómo no se dieron cuenta de que alguien de su familia estaba involucrado. Son gafos o son cómplices”.

Manifestó que hay que “averiguar si lo que hay es una política de Estado”.
“Hoy nuestro llamado es a los poderes públicos. Hay que buscar la verdad”, concluyó. Cuando el dirigente del Psuv, Pedro Carreño, tomó la palabra los insultos reinaron. “Lo que hay contra esos jóvenes es una ‘coño e madrada’ y ustedes son los cabrones de esto”. Aseguró que la DEA hizo una emboscada en contra de los sobrinos de Flores y que le querían hacer en EEUU una “guerra psicológica” para que acusarán a la primera dama y al presidente.

El diputado de la Unidad, Teodoro Campos, al finalizar el debate indicó que quedan muchas preguntas sin respuestas. “Hay que  preguntar al Inac cuál es la relación de entrada y salida de estos jóvenes, al Saime cuántas veces entraron y salieron del país”, dijo.

Añadió han trascendido fotos de estos muchachos en comisiones especiales. “Queremos que la Cancillería nos explique qué hacían en esos viajes. También queremos saber cuántas veces salieron por rampa 4 y por La Carlota”, continuó.

José Luis Pirela de la MUD expuso otros casos en los que de forma irónica dijo que era casual que personas del Ejecutivo se relacionan con el juicio de los sobrinos de la primera dama. Hugo Carvajal, del oficialismo, solicitó derecho a réplica luego  de que el anterior mencionara a un supuesto familiar suyo. “El tipo que nombró ahora es familia mía”, ironizó.

“Voy a asumir una responsabilidad. Tengo la responsabilidad de que la DEA no está aquí en Venezuela y que la misión terrestre de EEUU tampoco esté aquí. Que los asesores de EEUU del ejército se fueron del país. Los fuimos del país. Si yo vuelvo a nacer. Si tengo que tomar esta posición, júrenlo que lo vuelvo a hacer”, dijo.

“Que no sea en Venezuela”, le gritaban los opositores.
Carreño a las 4:34 pm  pidió votación nominal para “dejar constancia de quienes son los que apoyan los verdaderos carteles de la droga”. Con 101 votos opositores contra 38 del oficialismo, el acuerdo fue aprobado. En el mismo debate, el diputado suplente de la Mesa de la Unidad Democrática Rosmit Mantilla fue juramentado luego de haber sido liberado el 17 de noviembre tras dos años de prisión.

 
Top