GuidePedia

Prensa. lanacionweb.com
“La frontera no se debe ver desde la mirada polarizada que priva en el  liderazgo político regional y nacional”, considera Pavel Rondón. Para el exembajador de Venezuela en Colombia, Pavel Rondón, “se impone la necesidad de un diálogo regional sobre frontera, en el cual participen empresarios, universidades, la Gobernación, alcaldías y consejos comunales. Hace un año lo propusimos, ya no se trata de respuestas a esto o aquello, ni de ponerle apelativos a este espacio geográfico, es imperioso diseñar un modelo entre Táchira y Norte de Santander”.

Estima Rondón que, así como han estado 15 meses los pasos fronterizos entre cerrados y semicerrados, “podríamos tomar un mes parar iniciar un debate regional; se trata de crear una nueva frontera, no solo subir o bajar precios, subir o bajar los costos de la gasolina, abrir o cerrar peajes, crear otras alcabalas; eso no resuelve nada y se está haciendo desde hace 40 años”.

“La frontera es un área en la cual la revolución lo único que ha aportado es  la Ley de Fronteras, pero no se ha logrado reordenar este espacio. Y el contrabando de extracción fue un invento del gobierno del doctor Jaime Lusinchi  y se asumió acríticamente”.

A su juicio, “hay que reorientar la producción regional, incorporar la ciencia y la tecnología para industrializarla, crear centros, tanques, de pensamiento fronterizo-tecnológico; da más beneficio  un jugo o salsa de tomate procesados, que un kilo de tomates, y más aún fabricar máquinas para hacer jugos, que vender tomates, y eso lo empezamos ya o seguimos pendientes y dependiendo del contrabando.

Añade que: “Si los problemas los tenemos por las diferencias y leyes distintas, creemos una economía y desarrollo  transfronterizo Táchira-Norte de Santander”.

Refiere que durante la semana pasada y en días anteriores. el gobernador, líderes de oposición y empresarios han declarado sobre  el movimiento cambiario en frontera, sus causas y algunas propuestas de solución.

“Es un asunto muy importante, pues  tiene que ver con la vida toda del Táchira, pero se evidencia  que la frontera se ve desde la mirada polarizada, que priva en el  liderazgo político regional y nacional”, resalta el exdiplomático.

Comenta que el profesor Luis Moncada, de AD, dijo el 22 de noviembre que la reducción de las exportaciones de Venezuela a Colombia  y “la apertura de la frontera solo para importar” crearon una acumulación que incrementó la oferta de bolívares en 200 %, lo cual lleva a la devaluación del bolívar en frontera, y él rechaza  causas distintas a las económicas y dice que es “mezquino” proponer otra alternativa.

Además indica que el gobernador declaró, el 23 -11 y otros días, que “la caída del bolívar en la frontera  es un deterioro impulsado para acabar con la Revolución Bolivariana”, y descarta que en la caída del bolívar tenga  influencia la sobreoferta de bolívares, dice que es “ignorancia” usar eso como argumento, “él solo admite causas  políticas”.

— El gobernador da otros argumentos: se refiere a las reservas, pago de la deuda, que no ha habido devaluación en Venezuela. Sin embargo, cuando inicio el cierre de los pasos fronterizos, el dólar oficial  Dicom, en agosto de 2015, estaba en 198,92 bolívares y el 25 de noviembre de 2016 ya iba por 663,89, lo que es una devaluación de 334.89 %,  y eso incide sobre el bolívar en la frontera. Las reservas  para el primero de enero 2016 estaban en 16 mil millones de dólares y en los últimos días en 10 mil millones. El pago de la deuda es parte de la  erogación de divisas y eso debilita las reservas internacionales, e igual efecto tiene la compra de alimentos en el exterior -explica Rondón-.

Pero, aclara,  “eso no le quita razón al gobernador,  ni a quienes solo ven motivos económicos; el problema está en la mirada sesgada de dirigentes de ambos lados,  el gobernador que solo mira lo político y se aparta del análisis de variables económicas, y la oposición que no reconoce  el ataque al bolívar desde el  interior y exterior del país”.

“Las leyes del mercado no se dan nunca separadas de la voluntad del hombre, no hay un mercado que funcione por su cuenta; por eso el gobernador tiene razón cuando dice que hay factores políticos, pero no comparto su rechazo a las leyes de la economía”, destaca Rondón.

“La solución está en una nueva
concepción del desarrollo fronterizo”
En cuanto a las medidas a tomar, refiere que hasta ahora destacan tres: una, el incremento del precio de la gasolina y cobrarla en pesos. Junto a ello, instalar oficinas oficiales  que comercialicen dólares y pesos, y casas de cambio que compren a esas oficinas.

—- Hace 27 años, en febrero de 1989,  propusimos un precio fronterizo para la gasolina, pero la corrupción de algunos funcionarios que manejaban el comercio de los combustibles y que están en juicio en tribunales, impidió que se aplicara.  Se basaba en una consideración psicológica y microeconómica de los seres humanos, pues las personas tratan de lograr lo que les sea más grato, en este caso lo barato, y la existencia de precios distintos de la gasolina y de cualquier otro producto se prestará siempre a manejos irregulares, sea en bolívares, pesos o dólares -recuerda-.

Sin embargo, advierte: “No se trata de rendirse ante los delitos o ante la necesidad de subir el precio a los derivados del petróleo, se trata de ver el asunto dentro de toda la realidad fronteriza”.

Enfatiza Rondón en que: “Los vecinos y los empresarios de frontera y del Táchira  han ido construyendo junto con sus pares de Cúcuta la frontera, y la intervención del Estado en la cuarta y en la quinta repúblicas, sobre todo de hace treinta años para acá, ha sido bajo más controles y restricciones y énfasis en lo económico”.

No obstante, insiste, “no se habla de la gente sino de la gasolina y  contrabando, no se habla de la salud y educación, sino de más alcabalas”. Cita, como ejemplo, que los hogares de pobreza extrema en San Cristóbal, en Pedro María Morantes, llegan a 0,12 %, y en La Concordia a 3,07, pero las parroquias fronterizas (Palotal, Ureña, Bolívar) están entre 7 y 9,71 %, según un importante estudio del 2014 de la Dirección de Planificación de la Gobernación del Táchira.

— El gobernador propone precios en divisas, pero considero que los problemas que presenta nuestra moneda no se resuelven con decisiones en frontera, pues no es aquí donde se genera el dólar libre, ni con precios diferenciales.  Ya en los años 80 se probó la teoría monetarista, se trata de esperar que la política monetaria pueda tener efectos en el sistema económico. La solución está en una nueva concepción del desarrollo fronterizo, que no tenemos; insisto, no se trata de medidas  puntuales sobre uno u otro asunto -reitera Pavel Rondón-.

Leidy Zafra
http://lanacionweb.com/politica/es-necesario-un-dialogo-sobre-frontera/
 
Top