GuidePedia

Prensa. elestimulo.com
El último porcentaje de incremento del sueldo integral de los trabajadores en el país de 40% es el mayor de los países de América Latina. Pero sólo se le acerca el ajuste ejecutado por el gobierno de Brasil para 2016 de 11,6%. Los altos niveles de inflación obliga al gobierno a elevar el poder adquisitivo de los venezolanos. El salario mínimo en Venezuela continúa como el más bajo de los países de América Latina a pesar del cuarto incremento que ejecutó el gobierno de Nicolás Maduro en el año 2016.

A partir del primero de noviembre entrará en vigencia el nuevo salario mínimo de 27.092 bolívares y el bono de alimentación por 63.720 bolívares, lo que significa un aumento integral de 40%. Según estimaciones de analistas universitarios, 40% de los trabajadores en el país cobran salario mínimo, mientras que 80% de la población ocupada devenga dos salarios mínimos, lo que impacta en la capacidad de compra de los venezolanos.

Medido en dólares se mantiene aún como el más bajo del resto de los países. El salario integral en Venezuela quedó en 90.812 bolívares, se traduce en 125,52 dólares tomando como referencia un tipo de cambio promedio de 723,43 bolívares por dólar (Dipro, Simadi y paralelo). El último porcentaje de incremento del sueldo integral de los trabajadores en el país de 40% es el mayor de los países de América Latina. Pero sólo se le acerca el ajuste ejecutado por el gobierno de Brasil para 2016 de 11,6% y el cual estableció un salario mínimo de Bs $245.

Otra nación que fijó un alza similar fue Uruguay con 11,5% al fijar el salario en $349, seguido de Bolivia con 9% al quedar en $244, de Panamá con 8,5% de aumento y $677 y de Colombia con un alza de 7% y un salario de $229. En la región hubo otros aumentos pero en menor medida. Es el caso de México con un alza de 4,5% al quedar el sueldo mínimo en $128.

Mientras que en Paraguay el sueldo mínimo se fijó para 2016 en $324 y Perú con $252. Varios gobiernos ya han anunciado los incrementos que tendrá el salario mínimo para los próximos años, lo que se observa la planificación que esta medida debe tener para elaborar los presupuestos en cada ejercicio fiscal. En Venezuela, los altos niveles de inflación son el indicador que ha obligado a la actual administración para ajustar el sueldo como el bono de alimentación.

 
Top