GuidePedia

Prensa. Todos por la Libertad.
Distintos representantes de los sectores de la sociedad civil, ratificaron su compromiso con la lucha por la libertad del líder venezolano y preso de Conciencia, Leopoldo López, en el marco de los 1000 días de cárcel y reconocieron su vocación de cambio y compromiso con los derechos y la libertad del pueblo venezolano.

La esposa de López, Lilian Tintori, aseguró que la lucha por los derechos humanos es un compromiso que debe unir a todos los venezolanos. “Hemos vivido la lucha por los derechos de cerca, por su libertad, por la libertad de Venezuela. Hoy es todo el país que piensa en Leopoldo, en su injusto encarcelamiento y porque Leopoldo fue quien nos preparó para esta lucha. Hemos aprendido acerca de los derechos humanos, que son el cielo, el paragua que debe tener cada uno de nosotros y de los que hacen política en el país”, expresó.

En el encuentro #1000DiasPorVzla, Tintori manifestó que “la política no debe hacerse solo por hacerla sino porque de verdad nazca del corazón” y transmitió un mensaje a todos los diputados de la Asamblea Nacional. “En la cárcel, Leopoldo López está aislado, pero piensa en cada una de las experiencias que tuvo con ustedes. En los recorridos por Venezuela, en los encuentros con los obreros, educadores, trabajadores de la construcción. Hoy como esposa de Leopoldo, les pido a todos los diputados que juntos exijan desde la Asamblea Nacional reanudar el juicio político contra Nicolás Maduro”.

La activista de derechos humanos, agregó que en el 2014, López denunció y advirtió la crisis que se vive en el país actualmente. “Leopoldo nos advirtió esta crisis y nos exige que nos pongamos del lado de la gente. Leopoldo está en cada uno de nosotros, porque todos somos iguales y por eso nuestra lucha es que todos los derechos sean para todas la personas. Nos ha enseñado a ser noble, con valores, a ser profesionales, valientes, así como lo es él. Los 1000 coinciden con un cambio político que el país está pidiendo, nos ha dado 1000 días de enseñanza, de ejemplo y de valentía”.

La madre de Leopoldo López, Antonieta Mendoza de López, resaltó que “el liderazgo nace de abajo hacia arriba, primero se debe ser un líder social y luego un líder político”, y recordó la premisa de López de “nuestro terreno es la calle, nuestra vocación es el cambio y nuestra estrategia es la no violencia”.

La representante de la clase trabajadora, Marcela Maspero, agregó que “hoy Leopoldo nos llama a un desafío, porque ha sabido interpretar la voluntad del pueblo al no sentarse en la mesa de diálogo. Aquí estamos convencidos de que el cambio vendrá este año”. Mientras que la presidenta del Colegio de Enfermería del Distrito Capital, Ana Rosario Contreras aseguró que  "este es un régimen donde no hay derecho, él es está libre pero yo estoy presa, presa porque no hay medicinas, porque estamos frustrados”.

Junto al presidente del Colegio Nacional de Periodistas y del Frente Amplio Social, Tinedo Guía, el presidente del sindicato de SIDOR, Leonel Grisette, del sindicato de construcción, Gilberto Alcalá, el comisario Luis Godoy, el secretario general del FCU, Luis Enrique García, la Magistrada Blanca Rosa Mármol de León y Johender Jiménez del Movimiento Agroalimentario de Voluntad Popular, manifestaron la importancia de continuar con la presión popular para alcanzar la democracia en Venezuela.
 
Top