GuidePedia

Prensa. elestimulo.com
La canciller Delcy Rodríguez, ante la Organización de Estados Americano (OEA), aseguró que el secretario general del organismo, Luis Almagro, ha mantenido una “agresión” en contra de Venezuela desde que llegó al puesto. La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, denunció en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) las “graves acciones injerencistas” del secretario general de ese organismo y “una facción minoritaria de países de la región” en contra del Gobierno venezolano.

“(Almagro) legó con dos mandatos (a la Secretaría): uno, acabar con la Revolución Bolivariana y otro, sustituir al presidente Nicolás Maduro y dar a apoyo a la desestabilización llevada a cabo por la derecha venezolana”, señaló.

Rodríguez aseguró que la presunta “agresión” contra Venezuela ha estado acompañada por los “poderes fácticos internacionales, financieros y mediáticos, respaldados desde Washington. Almagro no actúa solo”. Asimismo, destacó que tras la presentación del informe sobre la situación de Venezuela presentada por Almagro hace dos semanas, “le ha dedicado 73% de sus tweets a Venezuela”.

Insistió en que la OEA no se pronunció cuando el golpe de Estado de 2002, en contra de Hugo Chávez , aunque el periódico oficialista El Correo del Orinoco reportó, en aquella ocasión, que El Consejo Permanente de la OEA el 13 de abril condenó “enérgicamente el golpe” y ordenó una comisión para evaluar la situación de los hechos los sucesos.

Calificó a Almagro de “mentiroso, deshonesto, malhechor, mercenario y traidor”.  La sesión se convocó a petición del Gobierno de Venezuela y se celebra un día antes de que el Consejo Permanente de la OEA celebre una sesión para “considerar la situación en Venezuela”, tras la petición de 14 países miembros de que esa nación fije un calendario electoral y libere a los políticos presos.

Para este martes, 18 países, incluyendo México, Panamá, Estados Unidos, Argentina, Brasil y Uruguay, pidieron una reunión extraordinaria en el Consejo Permanente a fin de “discutir la situación” de Venezuela, sumida en una crisis institucional y económica.

Se prevé que los países debatan entonces el último informe del secretario general, Luis Almagro, sobre la situación en Venezuela, en el que denunció la existencia de “presos políticos” y una crisis de medicamentos y alimentos, y sugirió suspender de la OEA al país en caso de que no convoque en breve a elecciones generales “libres”.

Pero Rodríguez acusó a Almagro, excanciller de Uruguay, de intentar “acabar con la revolución bolivariana” que impulsa el gobierno de Caracas, junto con la oposición venezolana, algunos países de la región y “respaldado desde Washington”.

Según la ministra venezolana, esas acciones buscarían “crear el ambiente en la comunidad internacional de que algo grave ocurre en Venezuela que justifique la intervención en todas sus condiciones” en su país. “Almagro es un mentiroso, deshonesto, malhechor y mercenario, traidor de todo lo que representa la dignidad de un diplomático latinoamericano”, zanjó Rodríguez, sentada a la izquierda del diplomático uruguayo.

 
Top