GuidePedia

Prensa. elperiodicodeldelta.com
Los deltanos se debaten entre el dilema de oler bien o alimentarse, y es que para poder gozar de buena higiene personal hay que gastar mucho mas de lo que se gana en una quincena, ya que entre la limitada oferta de productos y el alto costo de los mismos en las calles no hay quien falte en decir que prefieren “andar con la orquesta”.

Las cifras de desabastecimiento manejada por los comerciantes ronda en un 85%; Jabón de baño, de desodorante, champú, crema dental, toallas sanitarias, pañales desechables, papel higiénico y hojillas para afeitar son los insumos con mayor demanda en la región. Son los revendedores quienes lideran el mercado paralelo ante la agudización de la escasez de estos productos, cuyos precios tienen un gran trecho entre el regulado y el informal.

Para salir de la casa oliendo bien se tiene que invertir al menos 30.000,00 Bs., y es que los precios que se manejan son los siguientes: crema dental 10.000 Bs., Jabón de tocador 3.500 Bs., champú 12.000 Bs., desodorante 4.000 Bs., papel higiénico 1.000 Bs., cada rollo.

Pero la escasez no solo golpea a los comercios formales, y es que hasta los bachaqueros ofrecen cada vez menos productos; ante esta situación y siguiendo las reglas de la oferta y demanda los precios son cada vez más elevados, sobre todo en la principal sede de comercialización a sobreprecio en el municipio como lo es el mercado Municipal. Lo artesanal o “hecho en casa”, también han cobrado fuerzas en los últimos meses, como por ejemplo los desodorantes o pasta de dientes preparadas con bicarbonato como último recurso.
 
Top