GuidePedia

Prensa. voanoticias.com
Un software malicioso que bloquea el acceso a las computadoras está que se extiende a nivel mundial atacando sistemas críticos en hospitales, empresas de telecomunicaciones, oficinas corporativas y en muchos lugares más. Según expertos en ciberseguridad, el ataque cibernético ha sido posible gracias a la ayuda de una vulnerabilidad encontrada en documentos descubierta por la agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés).

Los reportes de la presencia de un virus o ‘malware’ comenzaron en Gran Bretaña, donde el Servicio Nacional de Salud reportó serios problemas el viernes por la mañana. Funcionarios y expertos ahora describen un problema mucho más extenso que se extiende a través de Internet y sin límites por las fronteras nacionales. En Estados Unidos, FedEx dijo que fue atacado por el software malicioso en mención.

Los expertos informaron que el software malicioso funciona explotando un defecto hallado en documentos de la NSA y que fueron robados de la agencia y revelados por un grupo criminal llamado Shadow Brokers el año pasado. Luego de Gran Bretaña llegaron reportes de España, en donde Telefónica, Iberdrola y Gas Natural se vieron afectados por el ciberataque.

El diario The New York Times amplía la lista a 12 países afectados por el ataque cibernético. La mayoría de ellos en Europa y Asia. "El ataque involucrado es un tipo de ransomeware, un tipo de malware que encripta datos y pide una especie de rescate para liberar el sistema", dice el diario estadounidense.

Hasta el momento, la mayoría de las computadoras infectadas se encuentran en Rusia, pero en Japón, Turquía, Vietnam y Filipinas también se han presentado ataques cibernéticos.

El virus se extiende a través de correo electrónico, ubica los datos que son su objetivo, comprime un archivo que una vez instalado, permite que el ransomware se infiltre hasta que termina por secuestrar al usuario.

Inglaterra
 Hospitales en toda Inglaterra han sido blanco de un ataque cibernético a gran escala según el Servicio de Salud Nacional británico, NHS, que ha bloqueado el acceso del personal a sus computadoras y ha forzado al desvío de muchos pacientes en salas de emergencia.

Los sistemas de computación del NHS en todo el país parecen haber sido atacados simultáneamente con un mensaje exigiendo el pago de un rescate a cambio de acceder a las computadoras. NHS en Inglaterra dijo que estaba al tanto del problema y que divulgaría más información.

Entre los afectados estaba Barts Health que administra los principales hospitales del centro de Londres, incluyendo The Royal London y St. Bartholomew. “Estamos experimentando una gran interrupción con la tecnología informática en todos nuestros hospitales”, indicó.

Hay una captura de pantalla sobre una conversación en la que un médico asegura que “tenemos un mensaje diciendo que nuestros equipos están bajo su control y que hay que pagar una cierta cantidad de dinero. Ahora todo está caído”.

 
Top