GuidePedia

Prensa. Pedro Izarra.
La acción irregular debe acarrear sanciones penales y administrativas, ya que fue cometida por grupos delictivos con la complacencia de las autoridades regionales. El jefe de los Bomberos de Mérida está en la obligación de ordenar una averiguación administrativa por los hechos irregulares que ocurrieron en esta institución de servicio público, cuando el pasado 8 de mayo fue asaltada por grupos violentos que secuestraron una de las ambulancias en la estación Libertador 1, ubicada en la capital del estado.

Así lo señaló el dirigente de la oposición merideña Pedro Izarra, quien informó que el delito fue cometido por presuntos colectivos afectos al oficialismo en complicidad con las autoridades regionales, poniendo en riesgo bienes públicos y la seguridad ciudadana. Izarra, quien aspira la candidatura a la Gobernación del estado Mérida por la Mesa de la Unidad Democrática, advirtió que esta averiguación debe acarrear sanciones penales y administrativas a los responsables, pues a su juicio se trata de un hecho que no tiene precedentes en la historia merideña.

"Fue un evidente asalto a una institución que se encarga de preservar la vida, así como de atender desastres y emergencias, sobre todo en estos días de tanta angustia y barbarie en la ciudad", resaltó.  Dijo que el teniente coronel encargado de esta institución no puede esconder la gravedad del asunto, ni tapar con un dedo el delito cometido y tiene la responsabilidad de abrir una investigación seria y responsable, por la vejación a la que fueron sometidos diez distinguidos servidores públicos del Cuerpo del Cuerpo de Bomberos. Finalmente manifestó que este asalto tan violento no puede quedar impune, tiene que ser investigado hasta sus últimas consecuencias y no dejarlo en el olvido. 
 
Top