GuidePedia

La Federación de Estudiantes de Derecho de Venezuela alerta que el Ejecutivo ha recurrido al encarcelamiento, asesinato y tortura de los estudiantes contestatarios del proyecto político oficial, pero su valor para resistir el asedio continúa.
Prensa. Transparencia Venezuela.
En la lucha que los venezolanos han afrontado por el restablecimiento de la institucionalidad democrática, la reconstrucción del Estado de derecho y de un orden de libertades, los estudiantes universitarios han tenido una contribución determinante.

Por ello, la represión para silenciarlos, no es una tarea que el Gobierno le ha encargado exclusivamente a los cuerpos de seguridad. “En ella participan coordinadamente los tribunales, la Fiscalía General y la Defensoría del Pueblo, los cuales renunciaron a sus tareas y deberes constitucionales y se sumaron al propósito de atemorizar, perseguir y procurar impedir cualquier manifestación o acto, que a juicio del Gobierno ponga en peligro la continuidad del proyecto socialista en el país”, denunció la Federación de Estudiantes de Derecho de Venezuela (Fedeve) en el ensayo: Débil separación de los poderes públicos y el sector estudiantil en Venezuela, publicado en el libro Muchas instituciones, un jefe, producido por Transparencia Venezuela.

La razón alude a que mientras el Gobierno del difunto presidente Hugo Chávez, primero, y de Nicolás Maduro, después, se ha concentrado en persuadir o forzar a los ciudadanos a aceptar la ideología socialista, los estudiantes se han resistido a un tipo de vida que está muy lejos de reflejar las aspiraciones, deseos y valores que varias décadas de vida democrática sembraron en la conciencia social.

El Gobierno ha recurrido a la amenaza abierta, la persecución judicial, el encarcelamiento, el exilio, el asesinato y la tortura de muchos de los estudiantes contestatarios del proyecto político oficial. Aunque ciudadanos de todos los sectores, clases sociales, edades y profesiones, han sido víctimas de la represión en sus distintas formas, son los estudiantes el objetivo central de la persecución. Sin embargo, también continúa la determinación de la comunidad estudiantil de resistir el asedio.

La Fedeve señala en el texto que, en otros momentos de la historia reciente, también la participación de los estudiantes fue crucial y por ello no dejan de estar en el radar del Gobierno opresor.  Destacando tres períodos como decisivos: la resistencia contra la toma de Consejo Universitario de la Universidad Central de Venezuela en el año 2001.  La campaña contra el proyecto de reforma constitucional que se sometió a referéndum en el año 2007 y la desobediencia de la Ley Orgánica de Educación Universitaria de 2010.

 
Top