GuidePedia

Prensa. elperiodicodeldelta.com
Tras el hallazgo de un ejemplar de manatí (Trichechus manatus) muerto en aguas del Caño Manamo, en la ciudad de Tucupita, el Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea) exhorta a la ciudadanía a evitar la caza indebida de este mamífero, considerado en peligro de extinción desde el año 1996.

El hallazgo se hizo en una pequeña zona pesquera de la capital deltana, donde fue encontrado el animal encallado con un arpón incrustado en una de sus aletas.

De acuerdo con información ofrecida por el director del Minea en Delta Amacuro, Joel Dicurú, se trató de un manatí hembra en edad adulta, de aproximadamente 280 kilogramos con una data de muerte de más de 48 horas.

“Nuestro llamado es a la colectividad, al pueblo a ser garante de nuestros recursos naturales. A que preservemos esta especie en peligro y denunciemos cualquier delito que atente contra su existencia. No olvidemos que tenemos un compromiso con la patria y con la preservación de la vida en el planeta”, expresó Dicurú.

Segundo hallazgo en mayo
Recientemente, la Unidad de Diversidad Biológica del ente ecosocialista habría realizado el rescate de otro sirénido de menor tamaño que había sido extraído de aguas del Delta del Orinoco, y que debido a sus deplorables condiciones de salud fue trasladado hasta la ciudad de Barquisimeto. Este último reporte sería el segundo caso que se registra durante el mes de mayo.

Ante estos hechos, pocos inusuales en la región, el funcionario advirtió que conjuntamente con efectivos de la Guardería Ambiental de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), se reforzarán las labores de vigilancia en caños estratégicos de la entidad, a fin de evitar la cacería y tráfico ilícito de esta especie que se encuentra protegida en nuestro país desde el año 1978, cuando se prohibió su cacería, según Resolución Nº 127.

El manatí en la lista de animales a desaparecer

 
Top