GuidePedia

Este lunes, la OEA culminó la discusión sobre la crisis en Venezuela sin que ninguna de las propuestas llevadas a debate obtuvieran los votos necesarios para su aprobación en una reunión de cancilleres que se desarrolló a propósito de la Asamblea General que se suscita en Cancún, Quintana Roo, México.
Prensa. EFE
Los cancilleres de la Organización de los Estados Americanos (OEA) votaron la resolución propuesta por la presidencia del organismo y los resultados fueron los siguientes: 20 votos a favor,  8 abstenciones, 5 en contra y uno prefirió no pronunciarse. Entre tanto, la propuesta de San Vicente y las Granadinas obtuvo los siguientes resultados: 8 a favor, 11 abstenciones, 14 en contra y un país ausente. Con estos resultados, ninguna de las dos resoluciones propuestas fueron aprobadas.

Para dar el visto bueno a un texto en una reunión de cancilleres se necesita el voto de 23 naciones, los dos tercios de los 34 Estados representados en la reunión (todos los del continente, salvo Cuba). La reunión de cancilleres de hoy retomó la que se celebró el pasado 31 de mayo en Washington y tuvo que suspenderse tras cinco horas al constatar que no había acuerdo posible entre las dos propuestas de declaración presentadas.

Una nueva resolución
Se conoció que hasta esta mañana había dos proyectos de resolución sobre la mesa, pero la representación de Perú ante la OEA anunció hoy el retiro de la propuesta que impulsaba junto con EE.UU., México, Canadá y Panamá. Dicho documento, muy crítico con el Gobierno de Nicolás Maduro, pedía la cancelación de la Asamblea Constituyente en Venezuela, mientras que el texto de la Comunidad del Caribe (Caricom) -aliados tradicionales de Venezuela- llama al diálogo entre venezolanos para hallar una solución a la crisis.

Ante ello, se discutió una nueva resolución que pide a Venezuela reconsiderar “la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, tal y como está concebida actualmente”. El documento pide además el “absoluto respeto a los derechos humanos, al Estado de Derecho, a la separación de poderes, a los procesos constitucionales, inclusive un calendario electoral, conforme a lo acordado por la oposición y el Gobierno de Venezuela en el proceso de diálogo nacional del año pasado”.

Además, llama “a todas las partes para que se comprometan con un proceso revigorizado de diálogo y negociación conducente a un acuerdo político amplio y a acciones concretas, como un calendario establecido y con garantías, para la restauración de la paz y la estabilidad, así como para asegurar el bienestar de la nación”. Además, pide al Gobierno de Venezuela que reconsidere su decisión de retirarse de la OEA, algo que solicitó el 28 de abril tras convocarse la reunión de cancilleres sobre su crisis, pero que no será efectivo hasta 2019.

El texto declara además su apoyo al llamado del papa a la “implementación urgente de medidas destinadas a resolver la grave crisis de abastecimiento de alimentos y medicamentos que afecta al pueblo de Venezuela“. Y también “su disposición a establecer un grupo u otro mecanismo de facilitación para apoyar un proceso revigorizado de diálogo y negociación entre el Gobierno y la oposición”.

Países se pronunciaron
Uruguay explicó su voto y dice que es responsabilidad de la OEA “coadyuvar en la crisis venezolana”. Entre, tanto Paraguay propone que la reunión de consulta de cancilleres sobre Venezuela se mantenga abierta. Por su parte, México se pronunció para que este tema quede abierto a debate en otras oportunidades y recordó: “Hoy mientras hablamos aquí, continúa la violencia en Venezuela… Mientras la OEA no se pone de acuerdo, en Venezuela hoy se registra una nueva muerte”.
 
Top