GuidePedia

Columnista. Augusto Guevara
“Les pongo el ejemplo al revés, qué harían si fuera yo, con el apoyo de los partidos que me respaldan, quien intentara darles a ellos un golpe de estado” Nicolás Maduro. Confieso que no he cursado estudios sobre construcciones literarias por lo que no domino la disciplina de materias como la Sintaxis, y por eso lamento que ya no contemos con el profesor Ángel Rosemblat ni con mi paisano Manuel Bermúdez, porque no sé si la oración entrecomillada del encabezamiento está bien construida y no encuentro relación con lo que sigue, sarta de insultos y amenazas que profirió su autor, entre las que se destaca la del trabajo forzado, la más cruel forma de esclavitud. Por cierto, que algunos opinantes encuentran similitud entre ese proyecto de trabajo forzado y el Gulag ruso, inventado, diseñado y ejecutado por los comunistas de Rusia a partir de 1917. Yo he dicho que no es necesario ir tan lejos por el mundo a buscar semejanzas, ya que aquí mismo, dentro de nuestras fronteras, lo puso en práctica Juan Vicente Gómez con inigualada saña contra nuestros presos políticos.

Es lo que pretende ahora el hablante de facto, si nosotros por negligentes, o por perezosos, o por descreídos, nos dejamos meter la ilegal constituyente. Claro que eso no ocurrirá porque la voluntad y vocación democrática del venezolano son férreas y atajaremos el bastardo propósito con nuestra lucha de todos los días. Y además porque “el ejemplo al revés” no funciona ya que no es lo mismo.

Nuestros líderes no han mandado a asesinar… no es lo mismo
Primero, porque ninguno de nuestros líderes ha desfalcado el tesoro de la nación. No es lo mismo. Segundo, porque no estuvimos ni estamos ligados a golpes de estado, y hasta algunos como Henry, se han manifestado contrarios a esa forma de corregir. No es lo mismo. Tercero, porque nuestros líderes fueron elegidos legítimamente y sin cuestionamientos por parte de los candidatos perdedores. Al ex candidato Capriles aun no le contestan sus cuestionamientos. No es lo mismo. Cuarto, porque nuestros líderes no han asesinado ni han mandado a asesinar. No es lo mismo. Quinto, porque nuestra lucha, entre otros poderosos motivos, es en defensa de la constitución y en contra del auto golpe en desarrollo. No es lo mismo. Sexto, porque somos raigalmente democráticos y libertarios. No es lo mismo.

Venceremos, y no lo duden quienes nos amenazan, de que vamos a vencer porque luchamos con el intelecto, con el corazón y porque, como dicen los mexicanos, no somos machos (no tenemos armas) pero somos muchos. Venceremos, lo verán señores engreídos e ignorantes de la historia y de la gramática; y sobretodo, venceremos porque nos asiste la razón, la moral y el derecho y a quienes nos oponemos, sólo les asiste la sinrazón de la fuerza bruta.

Twitter: @aguevaraanzola
 
Top