GuidePedia

Prensa. Lider.
Solo restan cuatro días para el inicio del grupo B de la AmeriCup, que se jugará en Bahía Blanca, Argentina, ese el tiempo que tiene el entrenador Néstor García y el cuerpo técnico de Venezuela para terminar de incorporar a los bases Gregory Vargas y Heissler Guillent, quienes no han podido estar al ritmo del resto del grupo, por razones distintas. Vargas estuvo una semana parado por un cuadro viral que lo mantuvo débil y Guillent se unió al conjunto el martes debido a que estaba atendiendo asuntos familiares en Caracas. Ambos ya están trabajando en cancha.

“Me sentí muy bien para haber estado alrededor de cinco días sin ninguna actividad física porque estaba débil. Estoy contento porque salí a la cancha hacer lo que me gusta, tenía muchas ganas de entrenar con el resto del equipo. Actualmente me siento a un 75% de mis condiciones. Tengo que esforzarme para llegar al tope de mis condiciones para la competencia”, indicó Vargas.

Mientras que Guillent añadió: “Comencé un poco suave porque apenas es mi primer trabajo luego del viaje, pero estoy mentalizado en venir a trabajar duro para lograr mi tope. Me siento bastante bien. Estoy enfocado en ponerme al día lo más pronto posible para poder aportar mi grano de arena como siempre lo he hecho”.

Si bien la falta de ritmo es un aspecto importante con el que tendrán que lidiar ambos jugadores, lo positivo es que los dos tienen cinco años trabajando en la selección con el coach García y conocen bien el esquema de trabajo.

“Los conceptos son bastante similares a lo de los años anteriores, pero siempre hay variantes. Ya he empezado a hablar con Gregory (Vargas) y él me va a ayudar con la adaptación a las jugadas nuevas. En eso nos vamos a enfocar”, cerró el caraqueño.
 
Top