GuidePedia

Las plataformas Venezuela Somos Todos y VenEuropa anunciaron hoy la entrega de más de 112.000 firmas ante la Corte Penal Internacional (CPI) para reclamar que se aceleren los procedimientos que permitan abrir un examen preliminar sobre Venezuela por supuestos crímenes de lesa humanidad.
Prensa. EFE
En una carta entregada junto con las firmas, estos grupos reclaman a la CPI un “inicio, continuación, profundización o actualización de la investigación por los delitos cometidos o que se podrían estar ejecutando en Venezuela por funcionarios, autoridades y/u operadores de mando, tanto a nivel de administración pública como de las Fuerzas Armadas”.

Los representantes de las dos plataformas aseguraron que recogieron las rúbricas a lo largo de cuatro meses en 76 países, desde Chile hasta Japón, pasando por Irak y Afganistán.

“Es una acción sin precedentes. No sabían cómo tomar las cajas de firmas (en la CPI). Tuvimos que hacer gestiones para que dentro de su protocolo, que es muy cerrado, pudieran recibirlas”, dijo a Efe Patricia Betancourt, presidenta de VenEuropa.

Según explicó a Efe la abogada penalista Tamara Suju, “las firmas son una manifestación de apoyo hacia las denuncias. Le están diciendo a la fiscal jefe de la Corte que los expedientes que se han abierto sobre Venezuela son ciertos, son verdad. Están convalidando las denuncias”.

Venezuela actualmente no forma parte de los Estados investigados por la CPI, aunque fuentes de la Fiscalía de este tribunal reconocieron a Efe que en los últimos tres años han recibido “varias comunicaciones” relacionadas con este país.

Esas mismas fuentes, que ni confirmaron ni desmintieron la recepción de las firmas, añadieron que, al igual que ocurre con el resto de casos, no forma parte de la política de la Fiscalía ni desvelar el nombre de los denunciantes ni el contenido de las comunicaciones.

La abogada penalista Suju señaló que “en la mayoría de casos de torturas las víctimas han contado lo que les han hecho en los tribunales venezolanos”, pero en otras ocasiones esas denuncias “no han sido presentadas porque han sido detenidos y torturados durante 48 o 72 horas y después los han soltado”.

Los casos, que a menudo se hacen públicos a través de la prensa, han sido recopilados por Suju para elaborar los informes que envía periódicamente a la CPI.

La letrada explicó que sus comunicaciones a la Fiscalía se sumarían a otras ya presentadas, como la del exembajador de Venezuela ante Naciones Unidas Diego Arria, el exprocurador de Colombia Alejandro Ordóñez o un grupo de más de cien congresistas de Colombia y Chile que han denunciado al Gobierno de Venezuela por crímenes de lesa humanidad.

Por su parte, la presidenta de VenEuropa expresó su deseo de que las firmas sirvan para “apoyar el trabajo de (el secretario general) Luis Almagro en la Organización de Estados Americanos (OEA)” en Washington, donde ahora se llevan a cabo unas audiencias dirigidas por el exfiscal de la CPI Luis Moreno Ocampo, para determinar si existe fundamento para denunciar a Venezuela ante la Corte.

Si Ocampo y el panel de juristas de la OEA concluyeran que sí existe fundamento, está por ver quién presentaría la denuncia ante la CPI.

En caso de hacerlo el propio Ocampo o la OEA como organización intergubernamental, sería una “comunicación” más que recibiría la CPI respecto a Venezuela y que podría ser usada en un futuro por la Fiscalía para abrir un examen preliminar.

Sin embargo, si alguno de los veintiocho países de la OEA que también es parte del Estatuto de Roma, por el que se estableció la CPI, decidiera denunciar, tendría un efecto mucho mayor porque no sería una mera “comunicación”, sino una “referencia”.

Esa “referencia” significaría que la CPI abriría automáticamente una investigación en Venezuela.

Fuentes de la CPI confirmaron a Efe que no existen precedentes de un país que haya hecho una “referencia” sobre otro Estado parte del Estatuto de Roma.

VENEZOLANOS DENUNCIAN EN LA HAYA
En la mañana de hoy (11:00 horas La Haya), un grupo de venezolanos representados por la agrupación VST Mundo (VenezolanosSomosTodosMundo) presentó ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya una petición rubricada por más de cien mil ciudadanos del mundo en la cual instan al Alto Tribunal de Justicia Internacional, informar sobre el estatus de investigación y/o procesamiento que lleva esta Corte, relacionado a múltiples denuncias por delitos de lesa humanidad cometidos por autoridades del gobierno venezolano.

El evento contó con la presencia de venezolanos que viajaron de varias partes del mundo para atender la campaña #QUEHAYAJUSTICIA, que durante más de 4 meses recaudó 112.000 firmas de más de 75 nacionalidades, gracias a sus 600 voluntarios en tres continentes y más de 80 ciudades. El abogado Orlando Viera-Blanco asesor de VSTMUNDO, la Asamblea Nacional, y presidente de la NGO Canadian Venezuelan Engagement Foundation, explicó que esta acción pretende dar a conocer a la opinión pública internacional el interés general que se haga justicia en el marco del Estatuto de Roma, por delitos de genocidio, encarcelamiento, apartheid político, torturas y procesos judiciales sumarios ante jurisdicciones militares, que en Venezuela son imposibles de perseguir y castigar.

Agregó Viera-Blanco que esta acción busca impulsar el procesamiento de múltiples causas y denuncias radicadas ante esta Corte Internacional, y abrir el camino para que otros países y organismos multilaterales se hagan parte, respaldando más de mil incidencias registradas ante este despacho. Asistieron a este evento activistas de DDHH como Tamara Suju, asesora de VST Mundo e Instituto Casla, Patricia Betancourt, presidenta de VenEuropa y miembro de VSTMundo, Mary Montesinos, Farida Acevedo, Mercedes Vásquez, Emilia Hung y Fernando Rendon, también de VST Mundo. Tamara Suju expuso sobre las múltiples tortugas que han sufridos ciudadanos venezolanos, y la responsabilidad ejecutiva de la cadena de mando que debe ser procesada en la COI. Posteriormente se ofreció una rueda de prensa en la Universidad de Leiden en La Haya. Fue elocuente el testimonio de una Venezolana torturada, con bates, descargas eléctricas, y aberrantes negaciones que según su decir “infringían un dolor que jamás había conocido y que era imposible de describir pero no ombrât” El evento fue cubierto por los principales medios europeos quienes han demostrado un interés más frecuente en el tema venezolano. “No por casualidad Theresa May de Inglaterra, Ángela Merkel de Alemania; Mariano Rajoy de España y el Presidente Francés Emmanuel Macron; expresaron su preocupación por la pérdida de la democracia en Venezuela, por la necesidad de liberar los presos políticos, abrir la ayuda humanitaria y garantizar la defensa de los Derechos Humanos…”sentenció Viera-Blanco. Está en La Haya, hacer justicia, y “hacer de la causa Venezuela una causa de la humanidad”.
 
Top