GuidePedia

Prensa.  Todos por la Libertad
La activista por los derechos humanos, Lilian Tintori de López, en compañía de Alfonso Baduel, Mónica Santamaría, Ana Da Costa e Isabela Caguaripano, expusieron los casos de tortura contra sus familiares presos políticos, en el marco del ciclo de audiencias que realiza la Organización de Estados Americanos para determinar posibles crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Tintori destacó que “los familiares de los presos políticos y héroes caídos durante las protestas pacíficas en el país, apoyamos la iniciativa del secretario Luis Almagro, de realizar audiencias públicas para investigar hechos que puedan representar crímenes de lesa humanidad”, e informó que en las mencionadas audiencias “se evalúan los casos de torturas, asesinatos, exterminios, detenciones arbitrarias, persecución política, desaparición forzosa de personas”, para luego ser presentados ante la Corte Penal Internacional.

La esposa del líder venezolano y preso de conciencia Leopoldo López, anunció que semanalmente realizarán “testimonios públicos de lo que han vivido los familiares como tortura, aislamiento, desatención médica, detenciones arbitrarias, tratos crueles, disparos que han causado la muerte”.

En este sentido, Tintori ofreció un balance en el que expresa el saldo total de muertes “por represión desde el 2014: 170 venezolanos, 15 mil heridos y 5000 arrestos arbitrarios, de los cuales el 70% de estos casos han denunciado acoso sexual. La cifra de presos políticos actual es de 566 y un grupo grande de ellos se encuentran en graves condiciones de salud”.

En el pronunciamiento del Comité de Familiares de Presos Políticos y víctimas de la represión, Alfonso Baduel, hijo del General Raúl Isaías Baduel, encarcelado en el SEBIN de Plaza Venezuela, actualmente en área de tortura blanca, conocida como La Tumba, agregó que “estamos apoyando la iniciativa para que ninguno de estos crímenes queden impunes. Mi papá es víctima de tortura blanca, estuvo desaparecido, no tiene noción del tiempo, por eso pedimos que se eleve la voz de los que hoy están presos injustamente”.

En representación de José Luis Santamaría, encarcelado desde el 2014 en el Rodeo II, su hermana Mónica Santamaría, destacó que “han pasado más de tres años y ni siquiera han iniciado un juicio. Él y Efraín Ortega, padecieron Hepatitis, una enfermedad que no fue tratada. Cuando se tiene un familiar preso, siempre está presente la herida por todo lo que sufren en la cárcel y lo que sufre uno como familiar”.

Igualmente, Irene de Caguaripano, esposa del capitán Juan Carlos Caguaripano, detenido también en el SEBIN de Plaza Venezuela, en La Tumba, señaló que “el hecho de que el pueblo de Venezuela no pueda tener medicinas, comida y que vivamos en la ciudad más violenta del mundo, es ya una violación de derechos humanos, de la dignidad humana. Mi esposo me pide que hablemos por cada uno de los presos políticos y cada uno de los muchachos que le han sido violados sus derechos. Así como también a todos los caídos que dieron su vida”.

El próximo 16 de octubre, los familiares de los presos políticos y caídos, participarán en una audiencia pública donde realizarán testimonios de cada caso, que formarán parte de la investigación que realiza la OEA. Posteriormente, el 30 de octubre, peritos expertos evaluarán los testimonios para decidir si se califican como crímenes de lesa humanidad para luego elevarlos a la Corte Penal Internacional. Finalmente, enviaron un mensaje a las fuerzas de seguridad del Estado venezolano, para que “bajen las armas y no cumplan las órdenes de quienes atacan los derechos fundamentales de los venezolanos”.
 
Top