GuidePedia

Prensa. EFE.
La opositora María Corina Machado afirmó este domingo que el reconocimiento directo o indirecto de la Asamblea Nacional Constituyente por parte de los gobernadores electos de la oposición en los comicios regionales del 15 de octubre sería una traición a la ciudadanía

“Un gobernador NO PUEDE reconocer -ni directa,ni indirectamente- a la constituyente cubana. Eso sería traicionar la lucha ciudadana”, escribió Machado en su cuenta de Twitter, un día después de que se conociera que los cinco gobernadores electos de la oposición barajan juramentarse ante la Constituyente tal y como les exige el Gobierno.

“Éste fue el propósito de las ‘elecciones’: imponer la ‘subordinación’ de la oposición a la fraudulenta constituyente CUBANA”, escribió la exdiputada en la red social, en referencia a la supuesta naturaleza totalitaria y comunista de este suprapoder.

La gobernadora electa de la oposición en el estado occidental del Táchira, Laidy Gómez, anunció ayer que ella y el resto de candidatos opositores que se impusieron el pasado domingo en sus regiones están consultando con la sociedad civil si juramentarse ante la Constituyente.

Una disposición publicada en la Gaceta Oficial confirmó esta semana lo ya adelantado por el oficialismo: que los gobernadores opositores no podrán tomar posesión de su cargo si no se juramentan ante una Constituyente que no reconocen, y de la que ya han prestado juramento sus homólogos chavistas.

“No hay nada que consultar a la gente sobre la ANC: en la calle y con los votos -el #16J-,el pueblo habló. Y habló claro: NO la reconocemos”, dijo Machado, refiriéndose a los más de 7,5 millones de personas que rechazaron la Constituyente en el referendo convocado por la oposición el 16 de julio.

Decenas de personas murieron en protestas callejeras contra la Constituyente antes de que se instalara en el mes de agosto. La dirigente del partido Vente Venezuela está inhabilitada para ejercer cargos públicos y estaba en contra de participar en las elecciones regionales del domingo, al considerar que no se daban las condiciones mínimas para que la oposición concurriera con garantías.

El chavismo gobernante se impuso en 18 de los 23 estados, según unos resultados calificados de “fraudulentos” por la oposición, que ha denunciado numerosas irregularidades y manipulaciones de las cifras reales durante el proceso.

 
Top