Saqueos y medidas del gobierno agobian a productores agropecuarios.

Prensa. bancaynegocios.com
Una ola de saqueos a fincas y medidas del gobierno que regulan la movilización y venta de la producción agrícola y pecuaria agobian a los productores del campo, en medio de una fuerte caída del abastecimiento en todo el país. “Caída sostenida de la producción nacional es consecuencia de las erradas políticas del gobierno nacional, el desabastecimiento de alimentos es responsabilidad del gobierno, porque pretenden tapar el foso donde sumergieron a Venezuela con el trabajo de los productores agropecuarios”, dijo en un mensaje en Twitter el presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins.

Durante el mes de enero se han registrado varios saqueos a fincas, según denuncias del sector agropecuario y como se mostró a través de videos que se viralizaron en las redes sociales donde se ve a personas matando a pedradas a una vaca. “Continúan los ataques ‘organizados’ a los pocos predios productivos. Un grupo de unos 20 hombres luego de extorsionar a un campesino zuliano sustrajeron 12 reses, descuartizándolas y llevando su carne”, denunció en Twitter el presidente de Fedenaga, Carlos Albornoz.

La escasez de alimentos en Venezuela se agudiza cada vez más, en medio de una economía que en noviembre de 2017 entró en hiperinflación. El gobierno inició el año repitiendo las mismas medidas que viene aplicando durante años para tratar de paliar la situación: más controles y fiscalizaciones.

En el sector agropecuario se han dictado medidas regionales que prohíben la circulación de ganado en pie, así como la venta obligatoria de la mitad de la producción al estado para su distribución a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap). Por decretos regionales, los estados Guárico, Apure, Cojedes y Barinas tienen prohibido movilizar fuera de la entidad, ganado, carne y queso.

Por otro lado, la Gobernación de Barinas, ordenó a los productores de alimentos y otros bienes básicos vender a esa instancia la mitad de su producción. “Gobernador de Barinas toma para sí, a su discreción con un decreto inconstitucional el 50% de la producción de ese estado (primer productor de carne, 3 ero de maíz y arroz, 6 to en leche y 4 to productor de quesos ) de Venezuela perjudicando a los grandes centros de consumo y mayoría del país”, dijo Albornoz en Twitter.

Por otro lado, la revisión de precios que permita a los productores impulsar su actividad, también es un reclamo que se hace al gobierno. Esta semana los cañicultores aseguraron que están a punto de declarar un “paro técnico” debido principalmente al rezago en los precios. La crisis afecta también a grandes empresas como Nestlé que esta semana informó que suspendió temporalmente sus actividades en la fábrica de Valencia (estado Carabobo) “como consecuencia de la falta de materia prima, en específico de todas sus pulpas de frutas, indispensables para la fabricación de postres más fruta Nestum”.

“Dichas pulpas de frutas son nacionales (cambur, guayaba y lechosa) e importadas (banana, pera y manzana) y las mismas dependen tanto de la asignación de divisas como de la producción nacional. En Nestlé Venezuela y a través de Creación de Valor Compartido con el Programa Nacional de Desarrollo Agrícola e Industrial, se brinda acompañamiento a proveedores locales quienes le suministran a la empresa las pulpas; sin embargo, no se ha logrado tener a disposición el volumen necesario para arrancar la producción”, señaló la empresa en un comunicado. Nestlé fue una de las empresas notificadas por la Sundde de la orden de rebajar el precio de sus productos al nivel que tenían en diciembre de 2017.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment