Los venezolanos que viajen a Europa necesitarán un permiso

Prensa. Por Alba Medina.
Foto: Referencial.
Los ciudadanos venezolanos que a partir de hoy quieran viajar a Europa necesitarán tramitar de antemano un permiso mediante el nuevo Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes, que se aprobó el pasado 25 de abril en el Parlamento Europeo de Bruselas. En concreto, los viajeros requerirán de este documento si quieren entrar en alguno de los 27 países de la Unión Europea.

La tramitación de dicho permiso podrá realizarse de forma electrónica y el solicitante deberá abonar una cantidad de 7 euros por cada persona que vaya a viajar. La información que acompañe la solicitud deberá primero ser procesada por la propia Unión Europea y contrastada con las bases de datos de la Interpol para determinar si ese individuo puede o no conseguir esta autorización de viaje.

Cuando hayan pasado 96 horas de la tramitación del permiso en cuestión, el solicitante ya podrá saber si se le ha sido concedido o no. En caso positivo, los viajeros deben recordar llevarlo consigo cuando embarquen el avión o el barco que les llevará hasta Europa, ya que la autoridad correspondiente deberá comprobarlo antes de dejarles entrar. Esta última, sin embargo, se reserva el derecho a no admisión y a no permitir, por lo tanto, que el viajero cruce la frontera.

Con la nueva autorización obligatoria de viaje, se pretenden reforzar los controles de seguridad y de inmigración en los estados miembros de la Unión Europea, ya que, como se ha dicho, se podrá denegar la entrada de forma anticipada de aquellas personas que se sospeche que estén intentando inmigrar ilegalmente o puedan suponer un riesgo para la salud pública.

Venezuela no es el único país cuyos ciudadanos deben pasar por este proceso burocrático. En concreto, el ETIAS se aplica a aquellos nacionales de los llamados terceros países exentos de visado, que en América Latina son 15: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay, además de Venezuela.

Pese a que el nuevo permiso pretende evitar la inmigración masiva, lo cierto es que siguen existiendo en Europa países en donde conseguir la residencia permanente es un trámite relativamente fácil. Es un ejemplo claro Austria, donde no hace falta ni invertir ni tener un trabajo para habitar dentro de sus fronteras. Bélgica también lo pone más o menos asequible, aunque en este caso sí que se necesitará uno de estos dos requisitos.

Todavía se desconoce hasta qué punto imponer nuevos trámites como el ETIAS frenará el deseo de muchos venezolanos y otros ciudadanos del mundo de emigrar a algún país de la Unión Europea, pero de lo que no cabe duda alguna es de que controlará la entrada ilegal de inmigrantes que, por uno u otro motivo, deciden dejar su país para empezar una vida mejor en otro.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment