Cestaticket y salario mínimo siguen “en el limbo” al no aparecer en la Gaceta Oficial.

Prensa. Efecto Cocuyo.
Reina la incertidumbre. Aún son muchos los aspectos que se desconocen sobre el nuevo aumento del salario mínimo. Entre ellos está el cestaticket o bono de alimentación, que tras dos semanas de los anuncios económicos del Gobierno nacional todavía brilla por su ausencia.  El ministro Jorge Rodríguez precisó que el cestaticket tendría ahora un mecanismo de cálculo distinto al de la Unidad Tributaria (UT) y que pronto se presentarían los montos correspondientes. Sin embargo, no hay explicación del nuevo ingreso mínimo mensual ni en la Gaceta Oficial.

Hasta la fecha, el pago del cestaticket representa 21 bolívares soberanos (Bs. F. 2.196.000) correspondientes a su último incremento. Es un monto insignificante, advierte la economista Rosamnis Marcano, pero que no puede desaparecer al estar respaldado por un instrumento legal. Específicamente en la Ley del Cestaticket para los Trabajadores y Trabajadoras. “El Gobierno anunció un aumento del salario mínimo, mas no del cestaticket. Está en la Constitución. Está en la ley. Es un derecho y deben pagarlo“, explicó la economista de la firma Econométrica a Efecto Cocuyo.

Inicialmente estaba pautado el pago de una cuota de las pensiones para este sábado 1 de septiembre. Pero a última hora fue modificado: la banca privada notificó que no laboraría ese día, así que los montos fueron cancelados a través de transferencias. Además, solo Bs.S 90 serán lo que podrán retirar los pensionados en dinero en efectivo a partir del 3 de septiembre.

Y luego se conoció que el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) ordenó el pago se fraccionado en tres depósitos bancarios: el inicial el 1° de septiembre, por un equivalente a Bs.S 450; otro para el 7 de septiembre por el mismo monto; y el último, por Bs.S 900 para el 14 de septiembre.

El decreto del aumento del sueldo mínimo, al no estar publicado en Gaceta, sigue sin ser oficial. La consecuencia inmediata ha sido el cierre temporal de algunos comercios ante la falta de información formal y la espera en el sector privado para ajustar las nóminas. “El trabajo para las empresas privadas comenzará la primera semana del mes (de septiembre), cuando tendrán que declarar y pagar el IVA, el Islr, y el aumento del salario”, precisó Marcano.

¿Reducción del déficit fiscal en medio de mayores gastos gubernamentales?
El Gobierno nacional se comprometió a pagar la nómina del sector privado por los primeros 90 días seguidos al aumento salarial. También crearon e incrementaron impuestos para la recaudación tributaria. No obstante, ello no será suficiente para financiar el fuerte gasto público, según Marcano.

“Hay desconfianza. Al Gobierno no le cuesta nada crear dinero. Pagar su nómina y la del sector privado no es tan complicado en términos operativos. Pero generará una fuerte presión en la masa monetaria y en el incremento de los precios“, dijo la economista al referirse a la promesa del presidente Nicolás Maduro de reducir el déficit fiscal a cero.

El Banco Central de Venezuela (BCV) ha financiado los gastos del Ejecutivo con la emisión a diario de bolívares sin respaldo en la producción nacional. Ellos, unido a la escasez de bienes y servicios, incide en el alza de los precios: más dinero busca menos cantidad de productos.  “¿Qué deben hacer? Disminuir el gasto público, pero aumentando el salario en 3.400% no es posible hacerlo sin ellos emitir dinero”, concluyó Marcano.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment