EEUU impone sanciones al círculo cercano de Nicolás Maduro, incluyendo su esposa.

Prensa. El Nuevo Herald.
El Tesoro de Estados Unidos introdujo en su lista negra a Cilia Flores, esposa del gobernante venezolano Nicolás Maduro, incluyéndola así en su más reciente ola de sanciones contra integrantes claves del chavismo que también impactaron el martes a la vicepresidenta Delcy Rodríguez y a su hermano, Jorge Rodríguez.

La medida amplía la ya extensa lista de funcionarios del régimen bolivariano de Caracas sancionados por estar involucrados en actividades de corrupción y narcotráfico, violación de los derechos humanos o la sistemática destrucción de la democracia venezolana.

Entre los funcionarios castigados previamente figuran el propio Maduro y el número dos del chavismo, el presidente de la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello.

Las sanciones aplicadas el martes también castigan al Ministro de Defensa, Vladimir Padrino López; al empresario venezolano Rafael Sarria, presunto testaferro de Cabello, y a una serie de compañías venezolanas. El Tesoro anunció adicionalmente la incautación de un jet ejecutivo Gulfstream G200.

 “Actualmente estamos siendo testigos de una tragedia humana (…) en Venezuela. Más de dos millones de personas han escapado del sufrimiento infligido por el régimen socialista de Maduro y sus promotores cubanos”, manifestó el presidente Donald Trump en su discurso ante la Asamblea General de la ONU, minutos antes del anuncio de las sanciones.

“No hace mucho, Venezuela era una de las naciones más ricas del planeta. Hoy, el socialismo ha quebrado a la nación petrolera y ha conducido al pueblo a la extrema pobreza”, agregó.

El Tesoro no brindó mayores detalles para explicar la decisión de incorporar a Flores en la lista de sancionados, más allá de identificarla como una integrante del círculo íntimo de Maduro, pero investigaciones realizadas por la Corte Federal en Miami han concluido que sus tres hijos estuvieron entre los grandes beneficiados de un esquema de corrupción que sustrajo hasta $1,200 millones de las arcas de Petróleos de Venezuela.

Según documentos introducidos por los fiscales que llevan el caso de lavado de dinero, los tres hijos de Flores —Yosser Gavídia Flores, Walter Gavídia Flores y Yoswal Gavídia Flores— habrían recibido al menos $200 millones del tramo inicial de la operación de $600 millones.

Con el anuncio del martes, todos los bienes y participaciones en bienes de las personas mencionadas que se encuentren en Estados Unidos, o los bienes en poder o bajo el control de personas estadounidenses, deberán ser inmobilizados y reportados a la OFAC. Las leyes prohíben a los estadounidenses o a cualquier persona dentro de Estados Unidos realizar transacciones con los activos de personas designadas en la lista negra.

Maduro, por su parte, deploró las sanciones.
“Nunca se había visto algo así, si ustedes quieren atacarme, atáquenme a mí pero no se metan con Cilia, no se metan con la familia, no sean cobardes (…) han sacado un decreto de sanciones contra Cilia, su único delito, ser mi esposa”, dijo Maduro durante un acto político con colombianos que viven en Venezuela.

El malestar del regimen también fue manifestado desde las Naciones Unidas por el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

“¿Qué sentido puede tener sancionar a la primera dama? ¿Cuál es el límite del sentido de la ridiculez en su obsesión con Venezuela? ¿Se imaginan que un país venga a imponer sanciones a Melania? Es para reírse”, dijo Arreaza durante una conferencia de prensa. Es “algo insólito (…) grotesco (…) un anacronismo histórico”.

El canciller, quien está casado con una de las hijas del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, también críticó las declaraciones que Trump brindó después de reunirse esta semana con el presidente colombiano Iván Duque, en las que manifestó que no descarta totalmente que Estados Unidos esté considerando una opción militar en el caso de Venezuela.

Esas declaraciones “confirman que el intervencionismo de Estados Unidos es tan grosero que están de acuerdo con que haya golpe militar, que haya magnicidio, claro, como no son sus familiares los que van a morir, es muy fácil estar promoviendo violencia y el asesinato de los líderes de un país”, manifestó.

Al anunciar las medidas, el departamento del Tesoro dijo que el círculo interno de Maduro juega un papel clave en los esfuerzos por mantenerlo en el poder, mientras su régimen sistemáticamente saquea lo que queda de la riqueza en Venezuela”.

“Seguimos designando a los allegados que permiten a Maduro consolidar su poder sobre el ejército y el gobierno mientras el pueblo venezolano sufre (…) El Tesoro continuará imponiendo un costo financiero a los responsables del trágico declive de Venezuela, y a las redes de testaferros que usan para enmascarar su riqueza ilícita”, dijo el Secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, en un comunicado.

Por su parte, el senador por Florida Marco Rubio, uno de las más influyentes voces en Washington sobre la política de Venezuela, celebró de inmediato la noticia.

“A medida que Nicolás Maduro y sus secuaces se enriquecen, están cometiendo crímenes de lesa humanidad, incluyendo el hambre forzada contra el pueblo venezolano para controlarlos políticamente”, manifestó el senador a través de un comunicado.

“Aplaudo la decisión de la administración Trump de ampliar las sanciones contra el régimen de Maduro, y creo que debemos hacer mucho más. Los Estados Unidos y sus aliados regionales deben aumentar los esfuerzos en conjunto para ayudar al pueblo venezolano a entrar en una era post-Maduro”, agregó.

La Oficina para el Control de Activos Financieros (OFAC) del Departamento del Tesoro, que ya había introducido a Maduro en su lista negra en julio del 2017, dijo que las designaciones del martes estaba dirigidas a funcionarios y ex funcionarios claves del chavismo que juegan un papel clave en mantener a Maduro en el poder.

El gobernante, acusado de destruir simultáneamente la democracia y la economía venezolana, depende de figuras ya sancionadas como Cabello y el ex vicepresidente Tarek El Aissami para controlar el corrupto aparato de represión que mantiene el control de la sociedad venezolana.

Pero Maduro también se mantiene en el poder con la ayuda de otro integrante de su círculo interno, el general Padrino López, quien encabeza el Ministerio de Defensa para garantizar la lealtad de los militares al régimen, dijo el Departamento del Tesoro en su comunicado.

En la estructura de poder, los hermanos Rodríguez, Delcy Eloína y Jorge Jesús, también juegan papeles clave desde altos cargos en el gobierno venezolano.

Al pronunciarse sobre Flores, el Departamento del Tesoro resaltó la larga lista de importantes cargos públicos ocupados por la esposa de Maduro, incluyendo la presidencia de la Asamblea Nacional, que le ha permitido colocar a personas allegadas a ella en puestos clave dentro del régimen.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.