Cómo Consultor Aníbal Sánchez recomendaría una Campaña Electoral Unitaria Impersonal tipo Paraguas.

Prensa. Aníbal Sánchez.
Dirigentes y candidatos a la hora de definir una “campaña electoral unitaria” deben considerar los contextos e innumerables variables  “tratándose esta de una serie de acciones que buscan un fin, el cual no necesariamente es compartido entre aliados” Al igual que el número de interacciones de diferentes actores en una Alianza, el periodo de tiempo no va en consonancia con el cronogramas de actividades oficiales para el evento; explica el Analista Político y Consultor Electoral Aníbal Sánchez Ismayel por lo que este está vinculado es a las elecciones o electores, no de la operación política.-

La idea de una campaña electoral unitaria, de este modo impersonal no es nueva en Venezuela hablamos de ella en el 2015 al igual que el efecto de la carreta. Este tipo de táctica se emplea para nombrar el proceso en el cual quienes o se postulan, para acceder a un cargo difunden más sus propuestas grupales que sus proyectos personales; con el objeto de convencer a los votantes de la existencia de una visión y misión compartida, donde lo importante pasa a ser la participación del elector como ente transformador o propiciador del cambio. “La finalidad de este tipo de campañas es seducir a un mayor número de electores a un menor costo, no sólo económico sino político; el reto de las mismas es poder influir en muchas decisión a la hora de emitir el sufragio; incluso bajo un sistema con poca credibilidad y una operación desventajosa, cómo es el caso Venezolano” señaló.-

Añade  Sánchez: “Durante una campaña electoral, un candidato intenta dar a conocer su proyecto político, plasmado en una oferta electoral que se transmite mediante el Mensaje Político”  Supongamos que un hombre es candidato a un cargo por un determinado número de partidos; en la campaña buscará llegar a la mayor cantidad posible de votantes para informarles qué es lo que piensa hacer si es elegido; mientras que el elector espera es repuesta a sus problemas.  “En el esquema personalizado el objetivo es convencer a cada elector para que lo vote”.-

En la campaña electoral “unitaria” de forma impersonal denominada por algunos técnicos como “paraguas: Con el fin de abaratar costos y/o aprovechar la sinergias, se amparan grupos de productos (Candidatos) de la misma empresa (Alianza Unitaria) bajo la sombrilla de un solo mensaje” Como toda otra requiere del activismo de los militantes para llevarse a cabo; En este caso son muchos los candidatos de un grupo de partidos que necesitan el apoyo y sostén de muchos ciudadanos,  para cubrir todo el territorio y así difundir el mensaje entre un mayor número de votantes; ya sea bajo los mecanismos del mercadeo vía Aire o Tierra. “En la propuesta de paraguas esa cantidad de candidatos es sustituida por una marca unitaria que engloba a otras submarcas de la propia empresa, de ahí el concepto”
  
Otro factor necesario en una campaña electoral es el dinero. Se precisan muchos recursos para solventar logística de transporte, víveres, viajes, alojamiento, comunicaciones; y para la publicidad de los candidatos, naturales o virtuales. En marco de la campaña electoral se realizan anuncios publicitarios en televisión, radio, periódicos y medios digitales, e incluso en la vía pública mediante carteles. Adicional de los gastos del propio día “D” donde la logística y movilización ya no es solo de activistas sino que lleva una buena parte el Voluntariado y Electores.-

“La estrategia lo es todo; pero sin la táctica no es nada” expresó. No podemos pretender lanzar una campaña electoral convencional o paraguas  sin tener una ruta;  unos objetivos bien definidos que nos distingan de la competencia y aliados que articulen nuestros esfuerzos. Uno de los aspectos dentro de la estrategia es la administración del presupuesto, esencial para llegar hasta el final de la campaña electoral con el suficiente recurso que permita la operación del día del evento e incluso para cualquier imprevisto. Aunque vaya en contra de los ideales o principios de algunas organizaciones políticas, el dinero marca la diferencia. De ahí que se adopten mecanismos como las campañas paraguas para no solo rendir los recursos; sino que en casos de coaliciones o cuando el valor de la unidad es esencial; más allá de proteger la imagen central de una marca general o patrocinante.- 

Las metas no sólo vista como intención de voto no debe estimarse en relación a la cantidad de personas que asistan al eventos, y por eso es necesario prestar atención a otras variables que influyen en las potencialidades de un proyecto, recuerden en política hay resultados cuantitativos y cualitativos, en ocasiones el posicionamiento es esencial para un evento próximo de mayor escalada. Los estudios de opinión o encuestas, son un buen punto de referencia para medir la opinión del electorado y la percepción de un producto “pero no son instrumentos de predicción”.

Sánchez es creyente que para obtener  los mejores resultados con una campaña paraguas, es imprescindible escoger los aspectos de nuestra propuesta que más nos representan, independientemente que se evalúen las fortalezas y debilidades;  una vez elaborados los mensajes se debe intentar divulgarlos por todos los medios de Aire y Tierra de acuerdo a los lapsos técnicos que dicta la Motivación, Diferenciación, Captación, Organización, Movilización y Defensa; contrario a lo de las campañas tradicionales, que se basan en lo que el mercado electoral desea; en estas hay una carga de valores positivos. “El candidato perfecto conoce su programa y es capaz de convencer e identificarse con el; Ahora la campaña lo es si el receptor logra hacerlo”, acotó .- 
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.