Inmigrantes celebran fallo judicial que suspende una orden de Trump para terminar el TPS.

Prensa. El Nuevo Herald.
Activistas y abogados que representan a cientos de miles de inmigrantes haitianos y centroamericanos que enfrentan la deportación, dijeron que la decisión de un juez federal de California de bloquear temporalmente los planes del gobierno de Trump de terminar la protección temporal TPS ofrece nuevas esperanzas, pero también más incertidumbre.

El juez de distrito de Estados Unidos, Edward Chen, concedió el miércoles un recurso judicial preliminar que impide al gobierno y al Departamento de Seguridad Nacional poner fin al Estatus de Protección Temporal (TPS) para los inmigrantes de Haití, Nicaragua, El Salvador y Sudán. El fallo afecta a más de 300,000 personas a quienes, bajo el programa TPS, se les ha permitido vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos durante décadas, luego de que sus países fueran afectados por confictos armados o serios desastres naturales.

“Es una alegría saber que todavía existe la posibilidad de que se pueda extender el TPS. Nos da esperanza [a las personas que tienen TPS]”, dijo el jueves Elva Castillo, de 71 años y que emigró de Nicaragua a Miami hace 21 años. “Pero es importante seguir en la lucha”.

Chen emitió la orden judicial como parte de una demanda en California presentada por abogados que representan a un grupo de beneficiarios del TPS de Haití, Nicaragua, El Salvador y Sudán, que tienen hijos nacidos en Estados Unidos. Los abogados de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) del Sur de California, National Day Laborer Organizing Network (NDLON) y un bufete de abogados privado solicitaron el paro temporal, argumentando que la decisión del gobierno de terminar el programa fue motivada por el racismo y afectaría adversamente a las familias inmigrantes.

Unos 19 estados y 34 ciudades y condados presentaron informes para respaldar el paro preliminar, dijo Emi MacLean, directora de asuntos legales de NDLON. “Esta es una decisión extraordinaria. Es la primera vez en la historia del TPS, un estatuto de 1990, que ha habido una detención ordenada por el tribunal para cualquier terminación de TPS”, dijo MacLean el jueves, durante una conferencia telefónica realizada por la Alianza Nacional de TPS. “Es sumamente importante en términos de lo que se dice acerca de las políticas de toma de decisiones de la administración Trump en el ámbito de la inmigración”.

Sin embargo, MacLean advirtió que la decisión es “preliminar y algo que tendremos que seguir defendiendo en los tribunales, en las calles y en Washington”. Como parte de sus argumentos, MacLean y otros involucrados con la demanda citaron la posible separación de las familias, así como la supuesta referencia del presidente Donald Trump en enero a Haití, El Salvador y algunas naciones africanas como “países de mierda”.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.