GuidePedia

Prensa. elestimulo.com.
El ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, reconoció que la situación por la que atraviesa Venezuela en estos momentos es compleja, pero que la salida no es militar, dijo en entrevista a un canal de televisión privado.

En declaraciones ofrecidas en Televen, el titular castrense dijo que  “el juego está trancado, hay una crisis institucional de los poderes, una crisis política de reconocimientos, hay violencia en la calle”. En este contexto el presidente Nicolás Maduro toma la iniciativa constitucional, señaló Padrino, de convocar la Asamblea Nacional Constituyente.

Según el jefe de las Fuerzas Armadas Nacionales, la ANC es un campo de distensión, de debate para las ideas sobre los intereses de la República.”La ANC nos va a dar ese espacio, diálogo de altura y poner los intereses de la patria por encima de los de los políticos, de la cúpula. Este problema lo van a resolver los políticos, no las Fuerzas Armadas, no la Conferencia Episcopal Venezolana, es un encuentro entre las partes”, dijo.

“Hemos entrado en una especie de infantilismo político. Esto pudiese acabar hoy mismo si hubiese voluntad política seria, el presidente ha hecho un llamado al diálogo y esa es la solución que nos permitirá reconocernos primero y confrontarnos después”, sostuvo para referirse a la negativa de la dirigencia de oposición a aceptar conversar con el gobierno.

Indicó que más allá del propósito de elaborar una nueva Constitución y renovar la estructura de las bases del Estado, está el llamado a la paz que según Padrino, es el fin último de la convocatoria constituyentista.

Describió que la crisis se viene gestando desde 2015 con una campaña injerencista sin precedentes, destacó, dirigida por Estados Unidos para intervenir directamente en los asuntos internos de Venezuela y de una coalición de países que se ha prestado para denigrar de la gestión del gobierno y el Estado venezolano.

Como punto de partida, el general Padrino colocó la orden ejecutiva del entonces presidente Barack Obama que declaró la situación en Venezuela como amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidenses. La crisis política se acentuó con la llegada de la mayoría opositora a la Asamblea Nacional, dijo al periodista José Vicente Rangel.

En lo económico, los factores que contribuyeron a la crisis fueron el desplome de los precios del petróleo y el agotamiento del modelo rentista “subproducto del capitalismo”, lo que llevó al mandatario nacional a diseñar una estrategia sustentable plasmada en la Agenda Económica Bolivariana, consideró el militar.

Afirmó la caída de los ingresos ha impacta a toda la sociedad “y sobre esa debilidad se ha montado una guerra económica para distorsionar los precios”.

Interrogado sobre el Plan Zamora puesto en marcha recientemente a propósito de las violentas protestas de las últimas semanas en contra del cuestionado gobierno de Maduro, Padrino López, dijo que se trata de “un plan de orden interno, no es de uso de armas, es de previsión de orden interno que se ha activado en varios frentes: en la distribución de combustible, de alimentos, de gas”.

El ministro de la Defensa señala que “parte del plan violento de las protestas es cortar los suministros al pueblo, bloquear principales vías de abastecimiento y crear caotización (sic) de la sociedad. Esa es la estrategia como lo observamos desde el Comando Estratégico Operacional”.

Aseguró que ninguna de las muertes producidas durante las protestas callejeras de los últimos dos meses ha sido por armas de la Guardia Nacional Bolivariana. “De las protestas brota la violencia, disparando rolinera de plomo, han sido varios los casos. el país está ávido de justicia y rechaza la impunidad” y pidió acelerar las investigaciones.

Calificó la situación en las calles de subversión interna e insurrección armada. “70% de las muertes han sido con armas de fuego y armas de fabricación artesanal, para luego decir que fueron la Policía Nacional y la Guardia Nacional”.

Las Fuerzas Armadas no usan armas letales para controlar el orden público. “Esos actos violentos que han generado muertos son producto de la misma violencia que han desatado esos grupos que se han gestado con el patrocinio de sectores políticos. Se ha tejido una estructura paramilitar para perturbar la paz social y hacerse del poder político”.

Felicitó a la Guardia Nacional Bolivariana por su actuación en las manifestaciones, que según dijo se hace con grado de cohesión y bajo doctrina y equipos estandarizado para usar en el control de orden público. Dijo que se procura la confrontación cuerpo a cuerpo para evitar la descalificación.

Esta afirmación se produce cuatro días después de que el Ministerio Público responsabilizara a la Guardia Nacional de la muerte del Juan Pablo Pernalete, ocurrida en Altamira el 26 de abril y desmontara la tesis del gobierno.

José Vicente Rangel sostuvo que las protestas de calles no tumban gobiernos, que para hacerlo se necesita de las Fuerzas Armadas, y preguntó si la institución participaría en una aventura de ese tipo. Padrino  rechazó el llamado que se hace desde algunos sectores a desconocer el poder constituido y señaló que la oposición trabaja a varios cuadros de las Fuerzas Armadas, pero se mostró confiado en el carácter institucional y democrático de la instancia.

Dijo convencido que más allá del derrocamiento del presidente Maduro, lo que se busca es la destrucción del Estado-nación y sobre esas ruinas hacerse de las riquezas de Venezuela.

 
Top