GuidePedia

Prensa. EFE
El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, decretó este miércoles el toque de queda para garantizar el orden en este territorio estadounidense después de que el paso del huracán María dejase a la isla sin electricidad. “Mantener el orden resulta fundamental para que autoridades puedan ejecutar apropiadamente”, dijo el gobernador en un mensaje en su cuenta en Twitter.

Roselló ordenó el toque de queda desde las 18.00 hora local de hoy (22.00 GMT), aunque no indicó a qué hora se levanta esta restricción. Desconocidos han saqueado varios establecimientos que sufrieron daños estructurales en Puerto Rico tras el paso hoy del poderoso huracán María. Según relató el comunicador Rubén Sánchez en la emisora WKAQ, una persona tomó una foto a varias personas entrando ilegalmente a varios negocios y robando comestibles.

Vientos de 250 kilómetros por hora
El paso del huracán María, con vientos de hasta 155 millas por hora (250 kilómetros por hora) produjo la rotura de cristales en establecimientos, oficinas, residencias y automóviles. María comenzó a azotar a la isla-municipio de Vieques el martes por la noche y luego tocó tierra en el municipio de Yabucoa, al sureste de la isla de Puerto Rico, de donde salió por el norte del territorio.

Tal es el destrozo que provocaron los vientos de hasta 155 millas por (250 kilómetros por hora) que trajo María, un huracán de categoría 4, que el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, pidió al presidente de EE.UU., Donald Trump, que declare la isla zona de desastre.

Rescatistas no pueden salir
En una entrevista telefónica con GFR Media, propietaria del diario El Nuevo Día y otros medios, Rosselló trazó un panorama de lo que María ha causado hasta ahora, desde desbordamiento de ríos e inundaciones hasta una marejada ciclónica que ha llegado a 5,7 pies (1,7 metros) y olas superiores a 20 pies (6 metros).

“La cola de huracán va a traer a Puerto Rico más lluvia y más viento”, dijo Rosselló, quien advirtió que los servicios de rescate todavía no pueden salir a cumplir sus funciones por la fuerza de los vientos, por lo que carecen de informes sobre los efectos en muchas zonas, incluido posibles víctimas.

El mandatario dijo que, aunque el centro de María salía, algo debilitado, por el norte en la costa entre Barceloneta y Arecibo al mediodía después de tocar tierra seis horas en Yabacoa, en el sureste de la isla el peligro todavía es real.

Tras dejar atrás Puerto Rico, María ha cedido parte de su fuerza y mantiene ahora vientos de 115 millas por hora (185 km/hora) y se dirige hacia el noroeste a 12 millas por hora (19 km/hora), por lo que pasará esta noche, hora local, y el jueves sobre aguas cercanas a la costa nororiental de República Dominicana.

Cuatro meses sin luz
María es el segundo ciclón que causa estragos sobre Puerto Rico en las pasadas dos semanas después de Irma, que dejó al 70 % de la ciudadanía sin electricidad.

Una de las primeras consecuencias del paso del huracán fue la pérdida de fluido eléctrico en casi toda la isla, que acompañó a la caída de las telecomunicaciones, según el director de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres de Puerto Rico, Abner Gómez.

El daño en las estructuras es tal que la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulin Ruiz, instó a los ciudadanos a que comiencen el racionamiento ya que, anticipó, van a “estar cuatro meses sin luz”, en declaraciones recogidas por el diario El Nuevo Día.

Dos ríos se desbordan
Una de las principales preocupaciones a estas horas es la importante crecida de varios ríos de la isla y las riadas y deslizamientos de tierra que puedan producir las intensas lluvias, que pueden ser de 12 a 18 pulgadas (de 304 a 457 milímetros), aunque en zonas aisladas podrían alcanzarse las 25 pulgadas (635 mm).

Entre otros, el río Grande de Loíza y el río La Plata, en el norte de Puerto Rico, se salieron de su cauce debido a las fuertes precipitaciones y el aumento del nivel del mar que provoca el huracán María en la isla, que según el NHC es de 6 a 9 a pies.

Usuarios en Facebook han publicado un video del Río Guamaní a su paso por el pueblo de Guayama que muestra una riada por las calles del municipio convertido en sus propias palabras en un “animal”.

María superó a Irma
María superó a Irma como el huracán más poderoso de la temporada, con una presión de 909 milibares, horas antes de alcanzar la costa de Puerto Rico, que no recibía un ciclón de categoría 4 desde 1932.

Precisamente Irma pasó por la costa noreste de Puerto Rico a comienzos de este mes, provocando tres muertes, para cerca de una cincuentena de fallecidos en el Caribe y numerosos daños materiales.

Tanto Irma y María alcanzaron vientos de categoría 5 en la escala Saffir Simpson, la máxima, y han asolado al Caribe en apenas 15 días en una activa temporada ciclónica en la que también José, de categoría 4, amenazó las Antillas Menores la pasada semana.

Al menos 9 muertos en las Antillas
Antes de llegar a Puerto Rico María devastó varias Antillas Menores como las Islas Vírgenes de EE.UU., Guadalupe y Dominica, donde dejó en conjunto un saldo de al menos nueve muertos.

La Prefectura de Guadalupe confirmó dos muertos y dos desaparecidos, mientras que Hartley Henry, asesor del primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, reveló esta madrugada que al menos siete personas murieron por el paso de María sobre la isla.

En un correo electrónico enviado a medios locales, Henry indicó que se produjo una “pérdida tremenda” de viviendas y edificios públicos y pidió ayuda urgente para llevar a la isla comida, agua y material para construir refugios para los cientos de personas que perdieron sus casas.

La Unidad de Coordinación de la Agencia para el Manejo de Emergencias en Desastres del Caribe (CDEMA, por su sigla en inglés) ha destacado que resultaron dañados entre el 70 % y 80 % de los edificios en Dominica, al igual que carreteras y puentes. Henry dijo que la isla quedó “devastada” y que temen que la cifra de muertos pueda aumentar con el paso de las horas, cuando se vayan abriendo las rutas a zonas rurales de la isla.
 
Top