Expulsión de salvadoreños con fin de TPS potenciaría la MS-13.

La decisión del gobierno del presidente Donald Trump de terminar con el programa de Estatus de Protección Temporal (TPS) que permite a cerca de 200,000 salvadoreños residir legalmente en Estados Unidos podría potenciar la pandilla conocida como Mara Salvatrucha (MS-13), una de las organizaciones delictivas que prometió erradicar el mandatario, informó el medio Business Insider.
Prensa. Mundo Hispánico.
El fin del amparo migratorio el próximo 9 de septiembre de 2019 obligará a los afectados a decidir entre un retorno a El Salvador o permanecer en Estados Unidos de modo irregular y ser blancos para la deportación. El mandatario estadounidense ha criticado el TPS por haberse convertido en un beneficio indefinido para cientos de miles de inmigrantes pese a que fue concebido como una medida temporal.

Existe el temor, sin embargo, de que una expulsión masiva de salvadoreños a su país de origen fomente las operaciones de la MS-13, a quien Donald Trump acusa de transformar comunidades enteras en Estados Unidos en “mataderos sangrientos”. El retorno a El Salvador de 200,000 salvadoreños al igual que miles de familiares ajenos al país centroamericano podría fomentar las actividades de la MS-13 en dos modos importantes:

“Primero: tendría un amplio número de personas que llegaría con algo de dinero y que sería blanco inerme para sus propósitos”, dijo al Business Insider Geoff Thale, director de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos. “Segundo: llegaría una cantidad importante de jóvenes que podrían ser reclutados fácilmente”, agregó.

“Es bien sabido que tanto allá como acá (en Estados Unidos) los jóvenes sin oportunidades… que no logran integrarse a una comunidad… son los más susceptibles a caer en las pandillas”, puntualizó Thale. Por otro lado, los esfuerzos del gobierno salvadoreño por contrarrestar las actividades de la pandilla con “mano dura” no han surtido efecto.

“Las pandillas se han dividido secciones enteras del país y comunidades entre sí. Las personas que llegarían del extranjero desconocerían los límites actuales”, dijo al Business Insider Mike Allison, catedrático en la Universidad de Scranton. “Cruzar una de esas fronteras para ir al supermercado, a la escuela o a visitar a los amigos es un riesgo que les puede costar la vida. Los salvadoreños que viven ahí conocen la situación, pero aquellos que están fuera no”, agregó Allison.

La notoria MS-13 surgió en el sur de California con el flujo de inmigrantes procedentes de Centroamérica que huían de las guerras civiles – El Salvador en particular, en los años 70 y 80. El gobierno estadounidense intervino al tomar bando en los conflictos, derrocar gobiernos y apoyar a grupos señalados por abusos contra civiles – una situación que obligó a muchos a migrar a Estados Unidos. Pandillas como la MS-13 cuentan con cerca de 60,000 integrantes en El Salvador, un país con una población de cerca de 6.5 millones.

Con información del medio Business Insider
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment