Vente Carabobo advierte que se necesitan 7 mil 800 millones de dólares para resolver crisis de agua en el estado


Prensa. Vente Carabobo.
Víctor Capozzi, coordinador de políticas públicas de Vente Venezuela en Carabobo, aseguró que para resolver la crisis de agua que vive esta región, se requiere una inversión de aproximadamente 7 mil 800 millones de dólares, con lo cual el país dejaría de violar al acceso a este servicio que es un derecho humano, objetivo de desarrollo sostenible de la Organización de Naciones Unidas.

Capozzi explicó que esta inversión millonaria requiere del apoyo de organismos importantes como el Fondo Monetario Internacional o el Banco de Desarrollo de América Latina, sin embargo, “hace falta credibilidad y una organización que sea eficiente, cosa que no tenemos en este momento, por eso parte de la solución pasa también por un cambio de Gobierno”.

Destacó la necesidad de que se elabore un plan maestro bajo el cual se debe actuar en función del restablecimiento de este servicio y al respecto precisó que en Venezuela hay recurso humano capacitado para resolver esta crisis, pero que necesita el financiamiento para ejecutar los correctivos necesarios.

“Se necesita un plan maestro para resolver a corto plazo, lograr algo más decente a mediano plazo y tener recuperado el sistema a largo plazo”, señaló Capozzi quien detalló que si comenzaran a ejecutarse las labores necesarias de manera inmediata, en corto plazo pudiera resolverse la cantidad de agua mientras que para solventar el tema de la calidad, se requerirían entre 3 y 5 años.

El dirigente de Vente Venezuela, además dijo que aunado a la recuperación de todo el Sistema Regional del Centro, es importante crear un “plan b” para la distribución de agua de calidad, distinto al SRC, lo cual podría demorar hasta 10 años.

Explicó que por ahora el problema del agua continúa “y se agrava cada día, además de que va a persistir si no se ejecutan las labores necesarias. Se trata de uno de los problemas ecológicos más importantes en la tierra, así lo han determinado a voces muchos ingenieros que han tenido relación alguna con el Sistema Regional del Centro y la Cuenca del Lago de Valencia”.

Sostuvo que debido a que la problemática tiene muchas aristas, se requiere una dedicación plena de un equipo multidisciplinario conformado por ingenieros civiles, eléctricos, mecánicos y químicos primordialmente, aunado a otros factores profesionales, “todos coordinados bajo un gran plan maestro que ahora mismo no existe y que debería determinar si vamos a hacer un acueducto nuevo o reparar el que tenemos”.

Insistió en que “este gobierno y este sistema no está en capacidad para abordar el problema” y recordó que actualmente la calidad del agua no es apta para consumo humano, mientras que la cantidad tampoco es adecuada o propia para los estándares mundiales.

“Estamos lejos de los parámetros ODS de agua limpia para el desarrollo de poblaciones. La Declaración Universal de los Derechos Humanos habla del derecho a la salud, a los servicios y el agua forma parte de la salud, el agua es primordial como recurso, no solo por lo que representa como alimento, porque somos 80% agua, sino lo que significa para instituciones como hospitales que necesitan agua de calidad para poder operar”.

En cuanto a lo que se puede realizar a corto plazo, Víctor Capozzi señaló que se deberían restablecer los caudales hacia la Planta Alejo Zuloaga, que debería suministrar 7000 litros por segundo pero que actualmente va por 2 mil, no obstante, reiteró que la calidad va a requerir más esfuerzo.

En cuanto a los racionamientos cada vez más prolongados en las últimas semanas, el dirigente de Vente Venezuela en Carabobo explicó que la entidad cuenta con Pao Cachinche y Pao La Balsa, que están a 200 metros sobre el nivel del mar, “esa agua hay que subirla a 500 msnm para redistribuirla en Valencia que está a 450 msnm, eso requiere suministro eléctrico así como la parte mecánica y bombas adecuadas, ahorita tenemos problemas con todo eso, con la parte de bombeo, fallas eléctricas importantes y problemas de tratamiento”.

Por último, insistió en la importancia de que las aguas residuales sean redirigidas a plantas de tratamiento y permitir que la planta Alejo Zuloaga trabaje con agua de río y lluvia, que es para lo que fue diseñada.

“El problema de la Cuenca Hidrológica del Lago de Valencia afecta a casi 4 millones personas, tiene muchas aristas y requiere un equipo serio, multidisciplinario, que se puede conformar con recurso humano muy importante que tenemos en el país. Si tenemos una mala calidad de agua, entonces tenemos mala calidad de vida, involucionamos, la expectativa de vida se reduce y vamos hacia un desastre global”, concluyó.
Share on Google Plus

About Eduardo Galindo Producciones. Email: galineduardo@gmail.com

    Blogger Comment
    Facebook Comment